Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Ulcera en el estómago o intestino delgado, riesgos, tratamiento

29/10/2009 12:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causas, factores de riesgo, síntomas, tratamiento, fármacos, expectativas, complicaciones, cuándo recurrir a servicio de emergencias, prevención,

ULCERA EN EL ESTOMAGO O INTESTINO DELGADO, RIESGOS Y TRATAMIENTO

Es una erosión en el revestimiento del estómago o la primera parte del intestino delgado, un área llamada el duodeno.

Si la úlcera péptica está localizada en el estómago, se llama úlcera gástrica.

Causas

El revestimiento del estómago y del intestino delgado está protegido contra los ácidos irritantes producidos en el estómago. Pero por diversas razones, el proceso de protección puede dejar de funcionar correctamente y el revestimiento se rompe, ocasionando una inflamación (gastritis) o una úlcera.

La mayor parte de las úlceras ocurren en la primera capa del revestimiento interior. Un orificio lo atraviesa por completo, se llama una perforación, y es una emergencia médica.

El motivo más común es una infección del estómago por la bacteria llamada Helicobacter pylori (afecta al 50 % de la población mundial), que la mayoría de las personas con úlceras pépticas tienen viviendo en el mucus de su tracto gastrointestinal. Sin embargo, muchos pacientes con esta bacteria no desarrollan una úlcera.

Factores de riesgo

Ingesta excesiva de alcohol

Uso regular de ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno o naproxeno u otros antinflamatorios no esteroides (AINES)

Consumo de tabaco

Quien presenta antecedentes familiares de úlceras o tiene sangre tipo O, está expuesto a una mayor probabilidad de padecer una úlcera duodenal.

Una rara afección, llamada síndrome de Zolliger-Ellison, provoca úlceras duodenales y estomacales. Las personas con esta enfermedad padecen un tumor en el páncreas que libera altos niveles de una hormona y origina un aumento en el ácido estomacal.

Todavía no está claro que exista una relación estrecha entre el estrés y las úlceras.

Un paciente muy enfermo, que esté con un respirador, corre el riesgo de sufrir una "ulcera gastroduodenal aguda".

Síntomas

Las úlceras pépticas pequeñas no suelen mostrar síntomas; en tanto, las grandes producen sangrado serio.

El dolor abdominal es un síntoma común, aunque no siempre aparece. El dolor difiere de una persona a otra. Por ejemplo, puede mejorar o empeorar después de comer un alimento.

Otros posibles síntomas abarcan:

Eructo

Heces negras y pegajosas o con sangre

Dolor torácico

Fatiga

Acidez gástrica

Indigestión

Náuseas

Vómitos, posiblemente con sangre

Pérdida de peso

Tratamiento

El tratamiento a menudo implica el uso de una combinación de medicamentos para eliminar la bacteria H. pylori (si está presente), reducir los niveles de ácidos y proteger el tracto gastrointestinal. Esta estrategia le permite a la úlcera sanar y disminuye la probabilidad de que reaparezca.

Se deben tomar todos los medicamentos exactamente como se prescriben.

Los fármacos son:

Bloqueadores de los ácidos (como cimetidina, ranitidina, famotidina)

Antibióticos para eliminar la Helicobacter pylori

Bismuto para proteger el revestimiento y eliminar las bacterias

Medicamentos que protegen el revestimiento tisular (como sucralfato)

Inhibidores de la bomba de protones, como omeprazol (Prilosec), lansoprazol (Prevacid) o esomeprazol (Nexium)

Quien tiene una úlcera sin una infección con Helicobacter pylori, debe utilizar un inhibidor de la bomba de protones durante aproximadamente 8 semanas. También se indica este medicamento si el paciente debe seguir tomando ácido acetilsalicílico (aspirin ) o AINES por otras razones médicas.

Si una úlcera péptica sangra mucho, se necesita una EGD para detener el sangrado. Se requiere cirugía si el sangrado no se detiene con una EGD o si la úlcera ha causado una perforación.

Expectativas

Las úlceras pépticas tienden a volver sin tratamiento. Si el paciente respeta las instrucciones médicas, la infección por Helicobacter pylori se cura y reunirá muchas menos posibilidades de ulcerarse.

Complicaciones

Sangrado interno

Obstrucción de la salida gástrica

Inflamación del tejido que recubre la pared del abdomen ( peritonitis)

Perforación del estómago y los intestinos

Cuándo recurrir a servicios de emergencias

Si hay un dolor abdominal agudo y súbito.

El abdomen se pone rígido o duro al tacto.

Síntomas de shock, como desmayo, sudoración excesiva o confusión.

Vómito de sangre o sangre en las heces (especialmente si son negras y pegajosas o de color marrón).

Se debe consultar al médico si:

se siente vértigo o mareo;

existen síntomas de úlcera.

Prevención

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir las úlceras pépticas.

Las recomendaciones abarcan:

evitar el ácido acetilsalicílico (aspirin), el ibuprofeno y el naproxeno, al igual que otros AINES; en su lugar ingerir paracetamol (acetaminofeno);

no fumar ni mascar tabaco;

limitar el consumo de alcohol a no más de dos tragos por día.

Fuentes: Ramakrishnan K, Salinas RC. Peptic ulcer disease. Am Fam Physician. 2007; 76(7):1005-12.

Chey WD, Wong BC. American College of Gastroenterology guideline on the management of Helicobacter pylori infection. Am J Gastroenterol. Aug 2007; 102(8):1808-25.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
61616
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.