Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Cabrer escriba una noticia?

Ubah Hassan. “Hay diseñadores que dicen que las modelos negras no vendemos”

03/07/2009 14:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Huyó de su país, vivió refugiada en Kenya y hoy triunfa en las pasarelas

Ubah Hassan. Foto: WireImage

En inglés, la expresión run away significa “escapar”. Pero cuando se quita el espacio que separa a una palabra de la otra, el efecto puede ser mágico: runaway es, en el mismo idioma, el nombre que recibe la pasarela por la que andan, siempre bellas y glamorosas, las modelos. Ubah Hassan (21), nacida en Somalia, no tenía idea de que ese juego de significados marcaría su destino de cuento de hadas: por culpa de la guerra tuvo que huir de su país junto a su familia y refugiarse en Kenya. Más tarde pudieron emigrar hacia Canadá y, tiempo después, gracias a que un fotógrafo “la descubrió” mientras paseaba por un parque, encontró en el modelaje su nuevo lugar en el mundo. Hace seis meses que se radicó en Nueva York representada por la agencia Click Model Management, y desde entonces no para de firmar contratos. Tanto, que acaba de ser elegida para protagonizar nada más y nada menos que la campaña Spring 2009 de Ralph Lauren. Según dice, todo ocurrió en un abrir y cerrar de esos ojos negros que destellan en el ébano que la llevó a protagonizar la edición italiana de Vogue, en su exitosa portada de modelos negras titulada Black Power. “Jamás soñé con ser modelo. Siempre creí que iba a ser abogada: me encanta debatir, soy muy buena para imponer mi punto de vista”, cuenta risueña en diálogo telefónico con Para Ti. Se la nota asombrada y a la vez contenta de que la prensa argentina se interese por ella. A través de la charla es fácil adivinar cómo es: simpática, sencilla, inteligente. Una chica a la que el sufrimiento no le quitó la fuerza, y para quien ser modelo significa no ser sólo una pose bonita, sino también una voz y un compromiso. “Fue muy duro separarme de mi hogar y de todas aquellas cosas que eran conocidas para mí hasta el momento. Era muy pequeña cuando me fui, fue doloroso. Pero estoy segura de que mucha gente en el mundo aprende a lidiar con situaciones similares, o aun peores que las que viví. Hoy miro atrás y sé que haber atravesado momentos tan difíciles me convirtió en quien soy, me dio mucha fuerza”, explica y asegura que desde siempre quiso vivir en Nueva York. “Cuando era chica veía muñecos con camisetas que decían I love New York. Una vez que me mudé entendí el porqué de la leyenda: es una ciudad asombrosa que te da la posibilidad de ser todo lo que quieras”.

¿Recordás el momento exacto en el que te diste cuenta de que te habías convertido en una modelo? Sí, fue muy raro para mí. Estaba manejando, llevando a mi sobrino a un partido de basquetbol y, de repente, un colectivo pasó junto a nosotros. Mi sobrino comenzó a gritar y a señalar el autobús, y ahí estaba mi rostro, a un costado del coche. Era una campaña de zapatos y fue muy fuerte. Todavía tengo momentos como esos, como cuando pasé por un puesto de revistas y me vi en la portada de WWD. ¡Me puse a gritar!

¿Sentís que tu vida cambió a partir de todo esto? Sin duda la profesión no cambió tanto mi vida como dejar Somalia. Sin embargo, es cierto que una vez que uno llega a trabajar a Nueva York hay un antes y un después: a veces no es fácil soportar el ritmo de no saber qué te deparará la agenda cada día.

La supermodelo Imán (pareja de David Bowie) también es somalí. ¿Tenés algún tipo de relación con ella? La conocí en un programa de televisión y nos hicimos amigas. Yo apreciaba su belleza en las fotos, pero no tenía idea de que era tan increíble, por fuera y sobre todo por dentro. ¡Y es muy divertida! No es fácil haber llegado tan alto y sin embargo ser humilde. Verla es realmente inspirador, la admiro muchísimo. Ella no sólo me dio consejos, también me ayudó a reflexionar sobre la vida.

¿Es más complicado para las modelos negras obtener los mejores trabajos? Es un tema delicado. Hay diseñadores que dicen que las modelos negras no vendemos, pero eso es como decir que los blancos no escuchan a las músicos negros, algo que no es cierto. Todavía hay personas de mente cerrada que creen que un color, una religión o una ideología hacen a las personas. El mundo está afrontando demasiadas crisis como para atender una cuestión tan superficial como el color de piel.

¿Cómo fue tu elección como “la” modelo de Ralph Lauren? Fue sorprendente, porque no sabía que él iba a estar en el casting. Tardé en darme cuenta de que era él porque se comportaba como uno más. Toda la gente que lo acompaña lo adora porque es muy dulce. En mi segundo desfile, por ejemplo, vio que tenía un vestido muy largo y me preguntó si prefería que lo acortara. El sabe cómo hacer sentir cómoda a una modelo, y eso no es habitual.

¿Cómo fue esa experiencia en una campaña tan importante? A veces, ser modelo significa que tenés que ponerte prendas preciosas, y también otras que no lo son. Pero durante la campaña adoré todas y cada una de las piezas que me dieron. Sus prendas están hechas para mujeres reales.

No tenía idea de que ese juego de significados marcaría su destino de cuento de hadas

La gente cree que la vida de las modelos está colmada de brillo y glamour. ¿Es así? ¿Es tu caso? Nuestro entorno es muy glamoroso, pero sólo en las fotos. El detrás de escena, sin embargo, no siempre es así. No es todo color de rosa, pero cada vez que aparecen las dificultades, simplemente me digo: “¡Es lo que elegiste!”.

¿Cómo es un día en tu vida? Mis días pueden ser muy simples: me levanto, desayuno en un bar y tomo clases de pilates. Además, siempre visito alguna tienda de libros y, si el día está lindo, almuerzo en el parque. Otras veces tengo días agotadores, con castings que no terminan nunca y jornadas de trabajo de más de 14 horas que tal vez incluyen un viaje. ¡Pero me fascina viajar!

¿Cómo fue crecer en Somalia? Tuve una infancia muy feliz y mis padres nos dieron una vida tranquila, pero luego la guerra nos quitó todo. Fue muy triste saber que la ambición de poder de algunos puede destruir a tantas familias. De Somalia añoro los mediodías en los que nos juntábamos todos como una gran familia. Después de abandonar el país, cada cual fue haciendo su vida.

¿Sentís que tus compañeras de pasarela son sensibles a tu pasado dramático? La mayoría de la gente cree que las modelos no somos inteligentes. Pero, desde mi experiencia, puedo decir que en este medio existe gente maravillosa, brillante y comprometida. Mis compañeras me hacen sentir muy contenida.

¿Te sentís identificada con la historia de La Cenicienta? Tal vez he peleado un poco con mis hermanas (risas). Pero mi madre es maravillosa, nada que ver con la madrastra mala de la historia. ¡Y mi novio no es un príncipe, te aseguro!

¿Tenés algún sueño? Me encanta cocinar, siempre me las ingenio para preparar algo e invitar amigos. Investigo recetas y pruebo restaurantes. Me encanta la comida saludable: ensaladas, pescados y mariscos… ¡Y amo la pasta, aunque no pueda comer toda la que quiero! A lo mejor mi futuro tenga que ver con eso: cocinar, comer y cultivar mis propios vegetales orgánicos.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Cabrer (344 noticias)
Visitas:
13462
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.