Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Turistas en busca de órganos

28/08/2010 02:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Matthew Little

La Sociedad Canadiense de Trasplantes se convirtió en la primera organización de este tipo, en adoptar una política que indica como deben interactuar los médicos con pacientes interesados en el turismo de trasplante de órganos.

La política, que surgió en un momento en que el turismo de trasplante está creciendo en todo el mundo, ha sido bien recibida por los defensores de derechos humanos que se oponen desde hace tiempo a la extracción de órganos de víctimas involuntarias e inocentes.

Ésto se debatió en el 23º Congreso Internacional de la Sociedad de Trasplantes, una organización internacional creada para promover la ciencia y la práctica clínica del trasplante de órganos y establecer una directriz en la ética relacionada con estos procedimientos.

El congreso, celebrado en Vancouver, Canadá, contó con la participación de las sociedades de trasplantes de diversos países. David Matas, abogado de Winnipeg especialista en derechos humanos y seleccionado para el Premio Nobel de la Paz 2010, fue uno de los conferencistas y elogió la nueva política.

David Matas, abogado especialista en derechos humanos (Yoshikazu Tsuno/AFP/Getty Images)

Matas, junto con David Kilgour, quien fuera diputado y Secretario de Estado para Asia-Pacífico, publicaron un informe y un libro sobre la extracción forzada de órganos a presos de conciencia en China.

La política surge de directivas aprobadas en reuniones anteriores de la Asamblea Mundial de la Salud, que instó a los estados miembros a tomar medidas para proteger a los más pobres y vulnerables del turismo del trasplante, y la venta de tejidos y órganos.

Estipula que se deberá advertir a los pacientes de los peligros médicos y éticos asociados al turismo de trasplante. Esto incluye la forma en que los individuos pudieron ser explotados o heridos para vender sus órganos y el hecho de que algunos órganos pudieron ser extraídos a la fuerza.

"Toda la industria del turismo del trasplante depende del secreto, lo que hace imposible determinar si la información de los donadores proporcionada por los traficantes de órganos, que están motivados por las ganancias, sean precisos", sería uno de sus criterios.

Si un paciente sigue adelante con la compra de un órgano, la nueva política da a los médicos el derecho a negarse a proporcionar las historias clínicas, medicamentos o tomar otras acciones que podrían facilitar que el paciente compre un órgano.

"Hay pruebas sustanciales de que el trasplante ilegal de órganos, en un sistema no regulado, implica riesgos significativos tanto para los receptores como para los proveedores del órgano. Así, los médicos pueden optar por no proporcionar las historias clínicas a los pacientes, si creen que la información se utilizará para facilitar operaciones ilegales de trasplante de órganos realizados en un sistema no regulado y donde haya riesgo sustancial de que perjudique tanto al paciente como al proveedor del órgano", menciona otro de sus criterios.

En entrevista con The Epoch Times durante el congreso, David Matas examinó los métodos de China, cuyo banco de órganos lo constituye presos condenados a muerte y los practicantes de Falun Gong encarcelados por sus creencias.

"El régimen chino admite que ejecuta a presos por sus órganos; no admite que se trate de practicantes de Falun Gong, pero admite que se trata de presos", dijo el Dr. Matas.

David Matas cree que la comunidad internacional debe adoptar una postura en contra de la extracción ilegal de órganos, dijo que recientemente hay más interés en el tema, pero que grupos defensores de derechos humanos y otros ya han pasado a la acción.

"Estamos viendo más y más oposición a la oferta de órganos de presos."

Últimamente, Amnistía Internacional pidió a los países que dejaran de utilizar órganos provenientes de presos ejecutados, señalando especialmente a China, una práctica documentada por la organización desde 1993.

Amnistía se encontraba entre los dirigentes de las compañías farmacéuticas y los expertos que participaron en el congreso del 15 al 19 de octubre de este año.

David Matas señaló que Novartis, la gran compañía farmacéutica, respondió al llamado de Amnistía al dejar de participar en las pruebas clínicas de China en medicamentos anti-rechazo que se utilizan para evitar que el sistema inmunológico del paciente rechace el órgano nuevo trasplantado.

"Es muy positivo", dijo y agregó que si una compañía farmacéutica va hacia adelante, otras tal vez la seguirán.


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (1021 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
2939
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.