Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Soy Un Jugón escriba una noticia?

Gran Turismo 5, unas pinceladas impresionistas

08/12/2010 17:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

(Nürburgring + Mercedes SLS AMG) * Gran Turismo 5

Decir que los componentes de este blog estamos un tanto ‘ perros’ las últimas semanas, es quedarse cortos, cuanto menos. Así que como un servidor está últimamente liado y bien liado con la universidad en general y con Gran Turismo 5 en particular (ejem) y tengo constancia de que el Scope131 comparte dichas inquietudes, he querido ejecutar esta humilde entrada con objeto de dejar algunas impresiones personales, siguiendo nuestro estilo canino y lejos de esos análisis pormenorizados, sesudos y casi siempre mal escritos, de los que seguro estaréis ya calados hasta los huesos. Allá van mis primeras ruedas quemadas tras unas intensas horas al volante del bólido de Polyphony y Yamauchi.

  • En primer término y para ir directo al grano, voy a resumir en una manida frase mi opinión general del producto: ¿Te gusta conducir?, pues te gustará Gran Turismo 5, ni lo dudes, punto. Pilotar al límite tu C4 por el circuito urbano de Madrid (a la vista interior del coche, sólo le falta mis cintas de la Virgen del Pilar y el polvo del salpicadero, tremendo de verdad), un bólido de las Nascar con 900 CV por Indianápolis o un Mercedes SLS AMG por la pista sagrada de Nurburgring mientras amanece, son sólo tres ejemplos de lo que aquí se propone, con eso se dice poco y todo.
  • Si para jugar a Guitar Hero o Rock Band se hace casi imprescindible hacerse con una guitarra, en Gran Turismo 5 el uso de un set de volante y pedales no lo es menos. Ya sé que habrá quien rebata esta opinión para decirme que está jugando bien con su DualShock, pero eso es porque no ha probado el juego con un buen volante, una vez que lo haya hecho y se ponga a trazar curvas como dios manda y a controlar con la precisión de unos pedales aceleración y frenada no habrá vuelta atrás, te preguntarás cómo habías podido jugar antes con un stick analógico. Lejos de los elevados precios de un volante G27 (quien lo pillara), una buena opción calidad/precio es el Driving Force GT de la propia Logitech, además, todo sea dicho, es mi elección personal, XD.
  • Gráficamente, puede que sólo las repeticiones rocen realmente el fotorrealismo (de verdad que a veces cuesta distinguirlas de un vídeo real), pero seamos claros, en todos los apartados ralla a una altura superlativa a 1080 progresivos con vista interior y en carreras con hasta dieciséis oponentes en pantalla. Cierto es que se nota un salto de calidad en lo que respecta a coches y circuitos estándar (reciclados por así decirlo de ediciones precedentes) y premium (por ejemplo, en los vehículos, sólo los segundos tienen vistas interiores, aunque son más de doscientos) pero en cualquier caso, sobre todo en carrera, uno puede estar jugando en el mismo circuito contra vehículos con estos dos tipos de estándares y no ser realmente capaz de distinguirlos y aún menos resultar en una sensación molesta. En este sentido nada de lo que preocuparse, al contrario, agradecer el hecho de poder contar con más vehículos que quemar y más circuitos que desgastar.
  • Dedícale tiempo y te lo devolverá con creces. Gran Turismo 5, más allá de valoraciones personales, es lo más cercano a un simulador automovilístico en consolas y lo seguirá siendo todavía muchos años, resulta todo un reto desactivar todas las ayudas y ponerse a conducir casi cualquier vehículo de su enorme garaje, pero ojo, aún con asistencias técnicas aquí se hace necesario conocer los circuitos y el modelo con el que lo recorremos, tener en cuenta que esa curva de Nurburring hay que cogerla en segunda para salir acelerando progresivamente, pero con el Lotus Elise (que ‘ culea’ de tren trasero) hay que hacerlo con mucho tacto de acelerador. En definitiva para llegar a hacerle honor a este producto, hace falta echarle horas y horas que ojo, no son de sufrimiento sino de disfrute. Si lo que te va es el estilo Need for Speed (una apuesta jugona tan respetable como la que propone Polyphony ojo) o dicho de otra manera, te va el arcade puro y duro, el polvo rápido… puede que GT 5 no te entusiasme tanto, pero seguro que a estas alturas, eso ya lo sabes.

Yamauchi San a los mandos: Amor videojueguil... automovilísticamente hablando

Así que con estos mimbres y muchísimos otros omitidos (así a vuela pluma un soporte online válido pero mejorable, infinidad de detalles mecánicos sobre los que indagar, Gran Turismo TV, los karts, etc., etc. etc.) tenemos uno de esos imprescindibles de la generación, un título para vender consolas y presumir de ellas, de esos que se encuentran en peligro de extinción. ¿Ha valido la pena la espera? te respondo con otra pregunta: ¿te gusta conducir?.

Tagged: Gran Turismo 5, Polyphony Digital


Sobre esta noticia

Autor:
Soy Un Jugón (247 noticias)
Fuente:
soyunjugon.wordpress.com
Visitas:
5912
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.