Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rafaalmazan escriba una noticia?

Túnez: su revolución y los países vecinos

17/01/2011 22:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Túnez la revolución popular ha podido con la instancia política establecida. Una revolución que ha hecho saltar en pedazos la cúpula política del país. El presidente Ben Alí ha tenido que abandonar el país y marcharse a Arabia Saudí, a pesar de haberlo dirigido durante veintitrés años y tener todos los resortes del poder en sus manos. A pesar de haber tejido una red policial por todo el Estado, el pueblo ha sido capaz de imponer su ley y de saltar por encima de esos obstáculos que les tenían cercados. Y todo eso, sin líderes conocidos, de forma espontánea.

Ben Alí, forzó la Constitución para poder volver a presentarse, su mujer y toda la familia se ha enriquecido brutalmente y durante los años que estuvo en el poder se dedicó a comprar voluntades y a imponer el miedo mediante un Estado policial por todo el país.Tunez_libre

Tuve la oportunidad de pasar un mes, trabajando en Túnez, hará quince años. Y tengo muy gratos recuerdos de su gente y de la belleza de ese país. Sin embargo, noté desde el primer momento la sensación de estar en un lugar donde la gente era vigilada, de estar en un Estado policial. En ningún otro país, he tenido esa sensación.

Hoy en Túnez, además del caos propio de un cambio tan radical, hay una conciencia de que se puede volver a empezar, y esta vez de verdad, a construir una democracia verdadera. Los grandes problemas son los que ha creado esa seudo-democracia anterior, la de Ben-Alí. Me refiero a la falta de partidos políticos fuertes y al desconocimiento que tienen los líderes de la oposición.

Sin duda, se necesitará la ayuda de las instituciones internacionales, en esta nueva fase, para que valide el nuevo proceso. Un proceso que parece imparable si el ejército se mantiene neutral como hasta ahora.

Mientras tanto, los regímenes del Magreb y de Egipto están pensando en el famoso dicho de las barbas del vecino. Porque la estructura social y política en estos países es bastante parecida y sufre las consecuencias de una seudo-democracia similar a la que tenía Túnez.

Más sobre

Este año, están previstas elecciones en septiembre en Egipto, con un presidente, Mubarak, que cuenta con 83 años, lleva treinta en el poder y sigue manteniendo a un Egipto pobre, subdesarrollado y con incumplimientos constantes de los derechos humanos. Argelia, país rico en petróleo y gas, tiene problemas graves de infraestructuras y los hermanos del presidente Buteflika se han enriquecido de forma corrupta. Marruecos tiene una familia real con una fortuna considerada de las mayores del mundo, mientras gran parte del pueblo vive en la miseria. Gadafi, quiere hacer de su presidencia un reino donde sus hijos le hereden y sigan controlando el país, para poder mantener su hegemonía política y económica. Todos estos países tienen mucho en común:

  • Incumplimiento de los derechos humanos
  • Son Estados policiales y tienen aversión a la libertad de expresión
  • Se da el enriquecimiento ilícito de sus gobernantes,
  • Sus gobernantes gestionan y distribuyen los grandes recursos naturales para ellos mismos y sus acólitos.

A todo esto, Europa y el Primer Mundo mantienen una posición interesada y peculiar ante estos países. Por ejemplo, para ellos son países demócratas –la excepción puede ser Libia— y modélicos, y así lo hacen saber cuando los defienden ante otros países o los ayudan a mantener sus indignidades.

Esta es la doble vara de medir de esta diplomacia occidental capaz de poner todos los obstáculos posibles a países como Bolivia, Ecuador o Venezuela, cuyas elecciones no han podido ser tachadas de fraudulentas por ningún observador internacional y, sin embargo, ensalzan a los países del Magreb como adalides de la democracia en esa zona, cuando muchos partidos no pueden competir por cuestiones ideológicas y la compra de voluntades y votos está a la orden del día.

Sarkozy ha hablado en varias ocasiones de Túnez y Marruecos como modelo democrático. Estados Unidos les apoya y les pone como ejemplo a seguir para otros países de Africa y nuestro rey se pega unos abrazos y demuestra un cariño y apoyo constante con el rey de Marruecos y su familia. Y es que a Occidente le interesa tener regímenes domesticados con los que comercia en condiciones ventajosas a cambio de tapar sus carencias democráticas.

Las relaciones internacionales no son neutrales y tienen intereses, lo que ocurre es que algunas veces estos son tan espurios que cuando salen a la luz, su hedor impregna la poca vergüenza que puede quedar en el Primer Mundo.

Espero lo mejor para Túnez y ojalá que sea un ejemplo para que los países vecinos inicien el verdadero camino a la democracia.

Salud y República


Sobre esta noticia

Autor:
Rafaalmazan (1611 noticias)
Fuente:
rafa-almazan.blogspot.com
Visitas:
3641
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.