Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es - Viajes escriba una noticia?

Trujillo: tierra de conquistadores

22/01/2011 08:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A.P.J.

  • Cuna de personajes históricos descubridores del “Nuevo Mundo”.
  • Conozca una villa repleta de palacios y arquitectura señorial.
  • El Castillo de Trujillo es símbolo de poderío y fortaleza.

Trujillo

Nada más llegar a Trujillo el visitante tiene la sensación de encontrarse inmerso en otra época, en un tiempo de nobles y caballeros, de palacios y de realeza.

Este pueblo cacereño tiene un pasado histórico de gran importancia en nuestro país. Trujillo es el lugar donde nacieron personajes históricos que sirvieron a la Corona española para el descubrimiento de América.

Trujillo se descubre a pie, recorriendo cada una de sus calles y rincones. Por ello, es recomendable dejar el coche aparcado en la parte baja y comenzar la ruta andando.

La primera parada puede ser la Plaza Mayor. Es una plaza llamativa por su traza irregular, rodeada por unas bellas portaladas, donde antiguamente desarrollaban su oficio los artesanos y mercaderes. Años más tarde, serán las casas señoriales y palacios de las familias más ricas los que ocupen ese lugar. En el centro de la plaza encontramos una fuente pero lo realmente destacable es la famosa estatua de Francisco Pizarro, conquistador del Perú, a lomos de su caballo.

Iglesia de San Martín

En la misma plaza se halla uno de los monumentos más importantes de la villa: la Iglesia de San Martín. Era donde se celebraban las reuniones del Concejo de Trujillo. En su interior destaca la nave de sillería y el grandioso órgano del siglo XVIII, y en el exterior, hay que apreciar la puerta de las limas, decoradas con este fruto.

Alrededor de la plaza se encuentran varios edificios representativos como la Casa de la Cadena, en el portal alto de la Plaza Mayor, el Palacio de Piedras Albas, el Palacio de la Conquista, el Palacio de Santa Marta, la Casa de los Chaves Cárdenas, más conocida como Casa del Peso Real, situada en el frente oeste de la Plaza. En la desembocadura de la Cuesta de la Sangre a la Plaza se puede ver la Casa de los Orellana y en la esquina de la calle Domingo Ramos con la Plaza se encuentra el Palacio de los Duques San Carlos.

Otro edificio que merece una parada es la Iglesia de Santa María la Mayor, en la plaza del mismo nombre, donde está enterrada Juana Yupanqui, hija de Francisco Pizarro. El retablo tiene pinturas de Fernando Gallego.

Descubra las casas palaciegas

Lo fundamental para conocer la esencia de Trujillo es perderse por sus callejuelas, descubrir a cada paso la arquitectura señorial de este pueblo medieval por el que tantas civilizaciones han pasado.

Poco a poco irá descubriendo algunas construcciones como la Casa de los Altamirano, conocida como el “Alcazarejo”, la puerta de San Andrés, el Alcázar de los Bejarano custodiado por el Arco del Triunfo. La casa de Francisco Pizarro, la casa de los Alvarado, o la casa de los Rol Zárate y Zúñiga, conocida como “casa de las Palomas” inspirada en la figura de las tórtolas de su escudo familiar.

El Castillo, la gran fortaleza

Sin duda, la construcción que domina toda la llanura trujillana es El Castillo. Construido por los árabes en la segunda mitad del siglo IX, en el cerro rocoso llamado “Cabezo de Zorro”.

Es un castillo totalmente hermético. Su situación en la parte más alta del pueblo lo convertía en un refugio impenetrable gracias a los 900 metros de muralla que lo rodea.

El castillo consta de dos partes diferenciadas: el Patio de Armas y la Albacara, en cuyo interior alberga una pequeña ermita dedicada a San Pablo para conmemorar el día que se reconquistó Trujillo, el 25 de enero de 1232.

Este precioso monumento ha sido testigo de muchos hitos históricos, fue el refugio de Juana “la Beltraneja” en la época de agitación social y familiar de la reina Isabel I. Cuando el castillo fue entregado a la Reina, Juana tuvo que huir hacia Plasencia, donde se casó con Alfonso V de Portugal.

La imagen de Nuestra Señora de la Victoria, patrona de la ciudad, preside el castillo. Las vistas desde este lugar son inigualables, con todo el pueblo a sus pies.

Después de la gran caminata qué mejor manera de reponer fuerzas que ir a comer o cenar por alguno de los mesones o restaurantes que hay en Trujillo. Un sitio típico y que se ha dado a conocer gracias a su calidad y buen precio es el restaurante La Troya, en plena Plaza Mayor. Allí podrá sentarse en la terraza y degustar unas migas extremeñas, un plato de espárragos trigueros, muy abundantes en la zona, la tenca, perdices o cualquier producto derivado del cerdo. Es muy recomendable ir a cenar, ya que la iluminación de la plaza es perfecta para crear un ambiente de ensueño.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es - Viajes (1184 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
2700
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.