Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

El nuevo tripulante de la Estación Espacial es un humanoide

29/04/2010 23:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional tendrán pronto un nuevo compañero, y no es humano...

Es un humanoide.

En septiembre 2010, el transbordador espacial Discovery entregará Robonaut 2 ("R2" para abreviar) a la ISS, donde se convertirá en el primer robot humanoide en viajar y trabajar en el espacio. Desarrollado en conjunto por la NASA y General Motors, R2 se parece un poco a C-3PO de la Guerra de las Galaxias, pero carece del carácter parlanchín de éste último. Eso está bien, porque los seres humanos de a bordo necesitan de un trabajador que puede manejar herramientas más útiles que una lengua afilada.

R2 haciendo pesas y mostrando su destreza manual

"Nuestra meta es que R2 realice tareas de mantenimiento rutinarias, que puedan liberar a la tripulación de la estación para hacer trabajos más importantes", explica Ron Diftler, Robonaut Gerente de Proyecto del Centro Espacial Johnson. "Aquí hay un robot que puede ver los objetos que va utilizar, sentir el ambiente, y ajustarse a él como sea necesario. Eso es muy humano. y ¡abre un sinfín de posibilidades!"

El equipo espera poder enseñar a R2 a hacer todo tipo de cosas en la Estación Espacial. Por ejemplo, R2 puede realizar tareas delicadas como montar experimentos científicos para la tripulación, con la misma facilidad que hacer funcionar una aspiradora.

R2 no tendrá acceso libre a la nave, al menos no inmediatamente. Inicialmente, el nuevo robot será fijado a un lugar en el laboratorio Destiny de la estación, pero el objetivo es que R2 pueda después moverse.

"Queremos darle a R2 una pierna para agarrarse y anclarse en diferentes lugares. Usará sus manos para moverse de un lugar a otro dentro de la estación como lo hacen los astronautas."

En primer lugar, R2 debe ser probado y evaluado en las condiciones del entorno de gravedad cero y otros espacios. Luego, poco a poco se gana sus galones progresando tareas sencillas como el seguimiento de su propia salud, hasta realizar tareas más complicadas.

R2 será un fenomenal asistente en los vuelos tripulados.

El equipo de tierra y la tripulación de la ISS controlarán el robot con sistemas idénticos, cada uno compuesto de una GUI (interfaz gráfica de usuario) en una pantalla de ordenador y mediante navegación por pulsador.

"R2 opera bajo una "autonomía supervisada", dice Diftler." Puede pensar por sí mismo dentro de los límites que le damos. Le enviaremos secuencias de comandos (scripts)".

Así es como, por ejemplo, los rovers Spirit y Opportunity están siendo controlados. Pero existe una diferencia.

"Nuestro robot puede "ver", y sólo tarda de 2-6 segundos el video para llegar hasta nosotros, así que podemos observar en tiempo real. (comparativamente, el tiempo de viaje de un vídeo a Marte dura típicamente más de 10 minutos.) Si vemos a R2 funcionado mal, inmediatamente podemos decir "¡No, detente. Prueba esto!"

Diftler compara el trabajo con R2 con la supervisión de un nuevo empleado. "Al principio les damos un montón de instrucciones detalladas, pero más tarde, una vez que descubren las áreas con problemas, ellos mismos las verifican de vez en cuando."

Su equipo continuará mejorándolo sacará partido de las oportunidades que se le presenten."Por ejemplo, a medida que desarrollemos este robot con más detalle, su sistema de visión nos permitirá afinar sus movimientos. Seremos capaces de ajustar la forma en que R2 llega agarra un objeto".

Añadiendo simplemente unas piernas o ruedas, R2 algún día podría explorar un área en un planeta o asteroide donde los humanos podrían aterrizar o podría montar y desmontar estaciones de trabajo o un hábitat.

Finalmente, R2 podría convertirse en un miembro familiar de la tripulación, los astronautas acabarán diciendo "perdón" cuando se encuentren con los humanoides. Pero, ¿cómo responderá R2?

Añadir el habla es relativamente fácil, de acuerdo con Diftler, pero no ahora mismo no es una prioridad. "R2 estará trabajando mucho tiempo solo. Realmente no necesita hablar."

C-3PO una vez llamo a R2D2 un "una gorda bola de grasa". Tal vez sea conveniente que este robot sea mudo por ahora.

Fuente original NASA

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
2209
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.