Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nesher escriba una noticia?

La Trezidavomartiofobia: el miedo al Martes 13

13/05/2014 23:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Hoy Martes 13 podría ser un día cualquiera, sin embargo muchas persona, a lo largo del planeta, creen que este día tiene carácter de mala suerte. Específicamente los cautivos del espíritu babilónico consideran que hoy no es un día común y corriente. Es que para ellos el nº 13 se une al martes y constituyen así un binomio perfecto para activar la superstición y generar ligaduras de miedo en el alma.

En días como hoy muchos no pasarán por debajo de una escalera, se echarán a temblar si se cruzasen con un gato negro y mucho menos ni se casarán, ni se embarcarán.

Pero ¿cómo nació esta superstición? Para explicar de dónde viene esta leyenda es necesario volver en el tiempo y analizar varias culturas.

Se trata de un fenómeno que une dos tradiciones: la del miedo al martes en la cultura griega, que tiene que ver con el dios de la guerra Marte y la del miedo al número 13 en la cultura cristiana, porque se trata del número del capítulo del Apocalipsis en el que aparece la bestia: " que sube del mar, que tenía siete cabezas y diez cuernos; y sobre sus cuernos diez diademas; y sobre las cabezas de ella nombre de blasfemia ". Otra de las historias viene del cristianismo que cuenta que en la última cena realizada por Jesucristo, el invitado número 13 era Judas, quien lo traicionaría al venderlo por unos centavos.

También se suma a esta superstición la leyenda vikinga, la creencia de la cultura nórdica aseguraba que el invitado número 13 a la cena en el Valhalla era Loki, dios del mal y espíritu de la muerte.

image El día martes debe su nombre al planeta Marte que era el dios de la guerra para los romanos. Pasaba lo mismo con los griegos y su dios Ares.

Sin embargo no existe un origen único del mito, sólo que tal vez sea asociado a la mala suerte por ser uno más que 12, número altamente compuesto que muchas culturas utilizan. Casi todas esas leyendas y mitos se inspiran en el tronco común a todas las culturas postdiluvianas: Babel. S egún la astrología de los caldeos, son 12 las casas y los signos del universo, por lo que un número más implicaría inestabilidad y desequilibrio, creencia también considerada por los hindúes, que hablan de 12 experiencias vitales del ser humano. La decimotercera experiencia supondría una gran alteración en el individuo. Estas "hipótesis esotérica" surge de la inspiración que dejaran Nimrod y luego la casta sacerdotal que difundió sus doctrinas al servicio de Semíramis su viuda y madre.

En América Latina se ha vuelto popular el dicho "martes no te cases ni te embarques", lo que significa que para las personas se ha vuelto importante este día.

Sin embargo, el miedo al martes 13 puede llegar a convertirse en una verdadera fobia llamada Trezidavomartiofobia , miedo irrefrenable a esta fecha y que hace que quienes la padecen intenten por todos los medios no salir de sus casas en esta fecha.

La fuente de la superstición

En general, la humanidad ha vivido plagada de temores: temor a la muerte, a lo desconocido, al más allá, por nombrar solo algunos. Todo esto como consecuencia de haber aceptado la propuesta satánica del fruto del árbol de la ciencia del bien y el mal.

En su empeño por esclavizar a la gente, Satanás, el rebelde enemigo de Dios, ha alimentado dichos temores con mentiras maliciosas (Juan 8:44; Revelación [Apocalipsis] 12:9). Pero el diablo no está solo en sus intentos de apartar del Eterno Dios a la gente, pues la Biblia lo llama " el gobernante de los demonios " (Mateo 12:24-27). ¿Quiénes son los demonios? Son ángeles que en tiempo de Noé apoyaron a Satanás en su rebelión contra Dios. Desde entonces han procurado ejercer su influencia sobre la mente de los hombres sirviéndose de instrumentos como la superstición (Génesis 6:1, 2; Lucas 8:2, 30; Judas 6).

image La superstición tiene su base en una mentira satánica, a saber, la creencia de que un ente invisible sobrevive a la muerte del cuerpo y puede influir en los vivos. Contrario a ello, la Biblia declara: "En cuanto a los muertos, ellos no tienen conciencia de nada en absoluto". Asimismo añade que después de la muerte "no hay trabajo ni formación de proyectos ni conocimiento ni sabiduría " (Eclesiastés 9:5, 10).

No son pocas las personas que han optado por creer las mentiras de Satanás. Muchos años atrás, Dios dio estas claras instrucciones a su pueblo Israel: " No debería hallarse en ti nadie que [...] emplee adivinación, practicante de magia ni nadie que busque agüeros ni hechicero, ni uno que ate a otros con maleficio ni nadie que consulte a un médium espiritista o a un pronosticador profesional de sucesos ni nadie que pregunte a los muertos. Porque todo el que hace estas cosas es algo detestable a Yahvéh " (Deuteronomio 18:10-12).

Lamentablemente, los israelitas no siempre hicieron caso de esta advertencia. En los días del profeta Isaías, por ejemplo, algunos creían que una buena cosecha dependía de congraciarse con el "dios de la Buena Suerte". Esta creencia supersticiosa les trajo consecuencias funestas, pues perdieron el favor y la bendición de Yahvéh (Isaías 65:11, 12).

La llegada de la fe mesiánica no alteró el punto de vista del Eterno sobre la superstición. El apóstol Pablo instó a los supersticiosos habitantes de Listra a que dejaran " estas cosas vanas " (o " vanas supersticiones ") y se volvieran " al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra y el mar y todas las cosas que hay en ellos " (Hechos 14:15).

Teniendo en cuenta todo esto, les comparto aquí tres textos escriturales claves que les ayudarán a salir de todo lazo de muerte que traen las prácticas y creencias supersticiosas:

Hebreos 12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe.

1 Juan 4:18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

Juan 8:36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.


Sobre esta noticia

Autor:
Nesher (1079 noticias)
Fuente:
davidnesher.blogspot.com
Visitas:
2108
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.