Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Trévelez, Granada: La estrella gastronómica mundial

29/12/2009 05:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Uno de los alimentos más populares de España es el jamón serrano, y el de Trévelez es uno de los más conocidos del mundo

Trévelez y su comarca, la Alpujarra, son un auténtico paraíso gastronómico y turístico.

El Barrio Hondillo y la Pedanía de Mairena, en la Comarca de Alpujarra del Valle de Lecrín.

De hecho, las ventas a través de internet de este jamón de Granada, que cuenta con una Denominación Específica de Calidad, aumentaron un 25 por ciento durante el primer semestre de 2008, en comparación con el año pasado, y a pesar de crisis económica.

Este manjar culinario es un jamón curado de cerdo blanco, con pata y corteza y de forma redondeada, cuyo peso oscila entre los 7 y los 9 kilos, cuyo origen es la localidad de Trévelez, enclavada en La Alpujarra, situada en plena serranía andaluza, entre las provincias de Granada y Almería.

La clave de la calidad de estos embutidos se debe a la sana alimentación de sus cerdos y a la especial climatología (no en vano Trévelez es el último de los pueblos de la comarca, y está ubicado a 1, 500 metros de altitud, convirtiéndose en el más alto de España).

Para el vicepresidente del Patronato Provincial de Turismo de Granada, José López Gallardo, “el jamón de Trévelez es, por excelencia, lo más conocido de esta zona en todo el mundo. La unión del paisaje con la arquitectura es de lo más relevante en La Alpujarra, así como la forma de vivir de su gente, que mantiene costumbres ancestrales, pero desde luego, la gastronomía es uno de sus grandes tesoros”.

El microclima existente en esta zona es un buen argumento para la fertilidad de sus tierras y también para el descanso de los visitantes, tanto en invierno como en verano. En invierno, las temperaturas no se corresponden con las que se dan en zonas tan altas, pues la cercanía con el mar Mediterráneo suaviza el frío. En verano, la altura aporta el fuerte calor propio de la costa andaluza, pero el viento lo modera.

Trévelez y su comarca, la Alpujarra, son un auténtico paraíso gastronómico y turístico.

Clásica arquitectura alpujarreña. Chimeneas con sombrero en la Comarca de Alpujarra.

El cultivo de vid es otra de las actividades tradicionales de esta tierra. “Tenemos algunos vinos que han llegado a tener una clasificación muy alta. En La Alpujarra, la producción vinícola tiene una gran tradición y contamos con un número de bodegas considerable”, mantiene López.

La causa de esta peculiar calidad de sus vinos se debe a la ubicación de los viñedos. Las altas temperaturas de las montañas retardan la maduración de la uva y precisamente se acaba de crear un Museo del Vino en la comarca.

Pero además del jamón de Trévelez, la cecina, el vino, la Alpujarra nos asombra con la variedad y calidad queseras. Se acaba de publicar un estudio científico en el que se ha descubierto que las bacterias de su queso de cabra artesanal son beneficiosas para la salud.

Según el responsable del informe, Antonio Martín Platero, científico de la Universidad de Granada, perteneciente al departamento de Microbiología, estas bacterias “podrían ser beneficiosas para la salud humana porque fermentan la lactosa, acidifican el PH e impiden, por lo tanto, el desarrollo de microorganismos patógenos”.

El amor de Gerald Brenan

La artesanía y la confección de tejidos típicamente alpujarreños y herederos de su origen morisco son otros de los productos que caracterizan esta comarca.

Inmersa en el Parque Nacional de Sierra Nevada, ha favorecido el mantenimiento de la rica variedad de flora endémica como pinares, encinares y alcornocales en las zonas más altas, que se van sustituyendo por otros como el castaño, el roble o el quejigo. Y en las cotas más bajas se intercalan especies arbóreas como el olivo o el algarrobo, así como adelfas y chumberas.

La sierra de La Alpujarra permite, según José López Gallardo, “tanto el turismo rural como el activo, con lugares para practicar el esquí, por ejemplo en el Puerto de la Ragua, o turismo de balneario, en la localidad de Lanjarón, contando con 4, 842 plazas de alojamiento turístico”.

No en vano el escritor inglés Gerald Brenan (1894-1987) se enamoró de estas tierras y se instaló allí durante grandes períodos de su vida. En la localidad alpujarreña de Yegen escribió su obra más conocida, Al Sur de Granada, una de las crónicas más valiosas de las costumbres y tradiciones de la época.

El libro atrajo a muchos ingleses a esta sierra de Granada, que con el tiempo también decidieron seguir los pasos de Brenan y se establecieron en Las Alpujarras, donde han creado establecimientos “enfocados casi exclusivamente para el turismo inglés”, matiza López Gallardo.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
9937
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.