Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucho Acuña R. escriba una noticia?

Tratado Acerca De La Sabiduría Y Otros Dones

24/04/2011 14:49

0 Exhortarse a oír la sabiduría antigua

0

I

P

Ara aprender la sabiduría y la disciplina, entender los consejos prudentes, y recibir de la buena doctrina la justicia, la rectitud y la equidad, a fin de que los pequeños o sencillos adquieran sagacidad y discreción, y los mozos saber y entendimiento.

II

E

L sabio que escucha, se hace más sabio, y aquel que sabe entender, será guía para los demás, atinara su significación y la interpretación de todo, comprenderá los dichos de los eruditos y sus enigmas.

III

L

A curiosidad es el principio de la sabiduría, y los insensatos desprecian la sabiduría y la doctrina, no basta con las enseñanzas de los padres y colegios, aunque importantes, no son definitivas, pues la conformidad es un obstáculo en el camino hacia la iluminación.

IV

L

A sabiduría enseña en público, levanta su voz en medio de las plazas, se hace oír en los conciertos de la gente, expone sus herramientas y documentos en las puertas de las ciudades, y proclama a grito de júbilo el final de la ignorancia colectiva.

V

A

Lzar los oídos siempre dispuestos y atentos a la voz de la sabiduría, aplicar los ánimos al estudio de la prudencia, que si se invoca la sabiduría, y se aficiona el corazón a la prudencia, si se busca con el mismo fervor con que se buscan las riquezas, y la procuras desenterrar como se hace con un tesoro, entonces aprenderás y alcanzaras el conocimiento supremo de todas las cosas, porque de la voz de la sabiduría salen la discreción y la ciencia que es el escudo de los sabios y el yugo de los ignorantes.

VI

A

Prender la justicia, la rectitud, la equidad y la humildad, como buenos caminos que conducen la suprema iluminación.

VII

S

I la sabiduría entrase en vuestros corazones, y se siente complacida tu alma en la ciencia y la doctrina, el buen consejo será tu salvaguardia, y la prudencia te conservara, librándote del mal camino y de las lenguas perversas, de los ignorantes y de los charlatanes, de los infames y de los impíos, de los adúlteros y de las falsas religiones.

VIII

L

A sabiduría convierte los metales nobles en oro, a los mortales en inmortales, a las enfermedades en cura, y a las rocas comunes en piedras preciosas.

IX

R

Egálate la misericordia y la verdad, y ponlas como collar en tu garganta, y estámpalas en la tela de tu corazón, y hallaras gracia y buena opinión delante de los hombres, no te tengas a ti mismo por sabio, porque ignorante es el que afirma, y sabio aquel que duda e investiga.

X

D

E la filosofía será que goce tu carne de salud robusta y llenos de jugo tus huesos, y tu mente iluminada brillara tanto que hará visible el camino hacia la sabiduría a aquellos nobles buscadores de ella, y cegara a aquellos ignorantes que la desprecian.

XI

D

Ichoso el hombre que ha adquirido la sabiduría, y es rico en prudencia, cuya adquisición vale más que la de la plata, y sus frutos son mas preciosos que el oro, es más apreciable que todas las riquezas, y no pueden compararse con ella cosas de mayor estima, en su mano derecha trae la larga vida y las riquezas, y en la izquierda la gloria, sus caminos son deliciosos, y llenas de paz todas sus sendas.

XII

P

Rocura adquirir la sabiduría, trata de alcanzar la prudencia, no abandones la sabiduría, porque ella será tu protectora, amala, y ella será tu salvación.

XIII

P

Orque la sabiduría es tan efímera y hermosa como una rosa, y eterna como la cruz.

XIV

L

A sabiduría reside en el corazón del hombre prudente, y ella iluminara a todo ignorante, del hombre es preparar dentro de su alma el razonamiento, y de sabios gobernar las lenguas, el corazón del sabio amaestrara su lengua, y añadirá gracia a sus labios, porque más apreciable es el pobre que procede con sencillez, que el rico de labios perversos e insensato.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en