Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

La trampa del balón de playa

18/10/2009 11:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una pelota de plástico lanzada desde la grada por un niño desvió la trayectoria del esférico oficial, que acabó en la redy supuso la derrota del Liverpool

Europa  Press

Ningún aficionado al fútbol hubiese imaginado nunca que un balón ayudaría a otro a colarse en la portería rival. Ocurrió ayer en el partido de la Premier entre el Sunderland y el Liverpool. Un balón de playa rojo, con el escudo de los 'red' para más señas, lanzado desde la grada por un niño desvió la trayectoria del balón oficial y acabó colándose en las redes de la portería de Pepe Reina. Para asombro de los allí congregados, y pese a las protestas de los jugadores del Liverpool, el árbitro dio por bueno el tanto. Un absurdo gol que a la postre decidió el duelo en detrimento de los de Benítez- Corría el minuto cinco de juego en el campo del Sunderland cuando los locales se lanzaban al ataque y una misteriosa pelota apareció en el borde del área pequeña. El delantero Darren Beant golpea el balón reglamentario hacia la potería contraria, pero choca con el esférico 'invasor' y su trayectoria cambia por completo. En ese momento, Pepe Reina, totalmente desconcertado, se lanza hacia el balón de playa mientras el otro se cuela por el otro lado. 1-0 a favor del Sunderland y monumental enfado de los de Benítez. El 'inocente' niño, naturalmente, no pensó antes de lanzar el balón al campo que iba a acabar ayudando al otro a traspasar la portería. Aún así, su travesura costó a los 'reds' una nueva derrota. Y es que el colegiado Mike Jones consideró el gol legal y el tanto subió al marcador a pesar de las protestas del Liverpool. No debió valer el tanto Según la norma FIFA ante la presencia de cualquier objeto extraño sobre el césped que entorpezca el desarrollo normal del juego, el encuentro debe ser detenido por el árbitro, aunque lo que haya acontecido hasta el momento de ser interrumpido el juego tiene validez. Como el árbitro no paró el choque, el gol subió al marcador. La acción debió quedar anulada y se debería haber realizado un saque neutral. Por eso, Rafa Benítez y los suyos podrán presentar una reclamación ante la FIFA, y en caso de que prospere podría repetirse el partido. A la espera de posibles recursos, el caso es que la polémica está servida, y la extraña jugada deja en una crítica situación al Liverpool. Los 'reds' siguen sin encontrar su sitio en la Premier y suman su cuarta derrota en nueve partidos. Ya están a siete puntos del nuevo líder, el Manchester United.

Fuente: elcorreodigital.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1141 noticias)
Visitas:
7824
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.