Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Traficante de sueños

15
- +
09/11/2020 20:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando Iglesias para hacerse con el control de Podemos instaló en la sala de mandos a quienes aprendieron en las Juventudes Comunistas las artes del poder interno, la formación morada perdió su esencia democrática y todo vínculo con el espíritu del 15M, para convertirse en el Partido Comunista 2.0

Con el rotundo clamor de “no nos representan” dirigida sin excepción contra la totalidad de los partidos de la época, los indignados del 15-M tomaban las plazas del país ante el aturdimiento de una clase política que sorprendida no era capaz de situar a quien con afán transversal tomaba su entorno al grito de "democracia real ya"; al tiempo de refutar el orden político establecido y constatar su negativa a incluirse en él

Tras los eslóganes de aquellas movilizaciones era fácil percibir una alteración en el funcionamiento político de los últimos tiempos que superaba el tradicional binomio izquierda - derecha para enfrentar a la ciudadanía contra el sistema, como una expresión de réplica hacia la degradante conducta del oficialismo político

Aún así, fueron muchos los políticos que desde distintas posiciones intentaron penetrar en aquel movimiento social con la intención de conducirlo hacia sus postulados, pero ninguno de ellos fue bien recibido que sí tachados de camaleones.

Trato recibido incluso por Izquierda Unida, que de ser el indicado para conectar con las demandas y capitalizarlas, más que demostrar su fortaleza para afrontarlo reveló su total debilidad, lo que viene a reafirmar que el 15-M no era un montaje partidista, sino un movimiento que se articuló desde la transversalidad contra el sistema de partidos vigente, dominado por dos grandes partidos a los que se acusaba de haber perdido la conexión con la ciudadanía, pero en modo alguno de inspiración comunista, pues en todo momento demostró su carácter apartidista.

Prueba de ello fue el escrache hecho al por aquel entonces coordinador de IU, Cayo Lara, al que además de acosar, rodear e insultar al grito de "no nos representas", le arrojaron una jarra de agua al considerar que la organización que personificaba era parte implícita del sistema y de sus males, no debiendo olvidar que aquel movimiento espontaneo, nació porque los partidos en su conjunto pasaron de prever, parar y amortiguar la crisis de 2008 y tal actitud de dejadez hizo que el pueblo se sintiera abandonado.

No debiendo soslayar que cuando desde el oficialismo del régimen se culpaba de la crisis económica a la ciudadanía acusándola de haber vivido por encima de sus posibilidades, el 15M fue la única voz discordante que con sus acciones de protesta consiguió cambiar aquel relato apócrifo y señalar a la banca y la clase política como únicos y directos responsables

El movimiento del 15M como reacción al quebranto de la situación social y como remedio de defensa frente al deterioro político del país, fue quien brindó la oportunidad de modificar el mapa político que Podemos aprovechó para constituirse como partido con la finalidad de dar continuidad a los planteamiento dimanantes de su dinámica de movilización social.

Iglesias que lleva explotando su condición de heredero del espíritu de los indignados, en realidad es un inconsecuente contumaz, un individuo que pasa de una ideología a otra sin inmutarse

Pero contra todo pronóstico la formación morada desperdició la oportunidad de liderar el mayor movimiento popular de masas y la ocasión de disputar la hegemonía política al resto de actores, tras sucumbir a las primeras de cambio al marco discursivo de la CE de 1978 y a la economía de mercado de la Unión Europea como único horizonte de actuación, limitaciones, que además de convertir en fallido el proyecto de Podemos supuso una burla hacia la gente que lo impulsó.

Pablo Iglesias que lleva explotando hasta la saciedad la fábula de su condición de heredero del espíritu de los indignados, en realidad es un inconsecuente contumaz, un individuo que pasa de una ideología a otra sin inmutarse.

Así desde la constitución de Podemos su metamorfosis denota un transfuguismo ideológico sin precedentes, pues de sus discursos sobre la regeneración de la nueva política, los movimientos sociales y los principios éticos del 15M, pasó a establecer sin alterarse el comunismo como seña de identidad de la organización morada en el contexto de una trasformación anacrónica .consistente en la fusión orgánica con el PCE e IU desde la verticalidad más absoluta.

Desde su estrambótica volatilidad pasa de “abrir el candado del 78”, es decir, de propugnar un nuevo proceso constituyente a erigirse en adalid de la Constitución Monárquica que rechazaba, hasta llegar al extremo de defender a la vez el marco constitucional y la instauración de la República.

Es por esto que el Podemos oficial nada tenga que ver con aquel que naciera como un grito de réplica contra el sistema político surgido de la Transición, toda vez que el actual no pasa de ser una congregación de acólitos con ciega obediencia al líder a imagen y semejanza del centralismo leninista...

De ahí que ese sector de la población que siguió el 15-M y que ahora está desencantado con Podemos, ante tal deriva acabará por pasar factura dinamitando la participación en las urnas, lo que reducirá la representación de la formación morada a un papel testimonial


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (451 noticias)
Visitas:
611
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.