Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

El trabajo no está reñido con el buen humor

14
- +
26/09/2018 21:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estimular el sentido del humor en el trabajo permite afrontar mejor las tensiones laborales y ganar eficacia

Estar serio y compuesto en el trabajo no es sinónimo siempre de ser más eficaz. El humor facilita la expresión creativa y la innovación, pues permite distanciarse de los problemas complejos, vaciar la mente de pensamientos y emociones superfluos y ver la realidad desde puntos de vista diferentes e inesperados.

Está demostrado que un clima distendido proporciona una ventaja comparativa importante, por este motivo, algunas empresas están integrando el humor en sus programas de formación para aplicarlo después en la dinámica del día a día.

Recursos y actividades como la risoterapia o la organización de eventos de fin de semana son prácticas empresariales cada vez más frecuentes. Su objetivo, está claro, reducir los niveles de estrés y ayudar a los trabajadores a superar las frustraciones y las situaciones tensas que se presentan habitualmente en el transcurso de la jornada laboral.

Cuando la risa es compartida es más fácil trabajar en asociación de manera complaciente, satisfactoria, activa y eficiente a un mismo tiempo

Otro efecto positivo del humor es el de unir a las personas y facilitar la cohesión de un grupo, en la familia, en la oficina, en un departamento o en cualquier empresa. Cuando la risa es compartida y cuando se desarrolla un código humorístico común, es más fácil trabajar en asociación de manera complaciente, satisfactoria, activa y eficiente a un mismo tiempo.

Hay organizaciones que ya han puesto en marcha espacios y conductas exclusivos donde se ofrecen desde las visualizaciones guiadas, hasta los talleres de improvisación, pasando por bailes, cuentos, chistes o magia, cuyo objetivo es que cada participante transforme su manera propia y particular de ser, trabajar y relacionarse con los compañeros.

De todas formas, todos podemos hacer nuestra propia terapia, basta con dejar de tomarse demasiado en serio las cosas, relativizar lo bueno y lo malo del día, y olvidarse un poco del sentido del ridículo, enemigo número uno del humor.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (107 noticias)
Visitas:
716
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.