Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriela Lavaye García escriba una noticia?

El trabajo del actor y su sistematización

16/02/2011 21:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La presencia del teatro como medio de educación y entretenimiento en nuestra ciudad, se ha desarrollado de manera amplia en los últimos años, logrando una mayor participación e interés por parte del público en propuestas de tipo escénico

La presencia del teatro como medio de educación y entretenimiento en nuestra ciudad, se ha desarrollado de manera amplia en los últimos años, logrando una mayor participación e interés por parte del público en propuestas de tipo escénico. Se debe mencionar que los grupos y colectivos teatrales de la ciudad, de Guayaquil han luchado constantemente por lograr su espacio y su reconocimiento en el quehacer artístico.

Sin embargo, aun cuando existe mayor cantidad de obras teatrales, es necesario mencionar que buena parte de ellas no responden a un proceso sistemático de gestión de actores y producción escénica; por el contrario, hay muchos elementos que habitualmente se dejan a la improvisación, o que no llegan a transmitirse en el escenario con el lenguaje o dialéctica de la imagen apropiados, de manera que se pueda lograr la apreciación del público en el tono correcto y sin herir susceptibilidades.

La sistematización del proceso creativo tanto del actor como del director, se hace necesaria en tanto y en cuanto permite un análisis profundo de la obra en su contexto histórico, el rescate de los valores y temas actuales y aplicables a nuestros días, así como la riqueza de la creación literaria del autor. Por otro lado, podemos mencionar que al sistematizar el proceso, se mejora el trabajo actoral, al volverlo parte de una cadena de creación de valor cultural en su transmisión al público, dejar menos espacio a la libre improvisación y fomentar un teatro que a través de la disciplina y rescate de la estructura dramática, conjugue contenido relevante para la sociedad.

En su momento, Stanislavski mencionó que el trabajo del actor está lleno de una suma de elementos que lo llevan a la riqueza

En su momento, Stanislavski mencionó que el trabajo del actor está lleno de una suma de elementos que lo llevan a la riqueza: pero esto incluye una concentración y estudio del actor que implica abordar al personaje y a la obra desde diversos puntos de vista: “la época, el tiempo, el país, las condiciones de vida, antecedentes, literatura, psicología, el alma misma, manera de vivir, posición social y apariencia externa; más aún: el carácter tanto como modales, manera de vestir, modo de moverse, de hablar, la voz y las entonaciones; sin todo esto, no habrá arte en su labor”[1]. Realizar un análisis profundo de la obra dramática, permite al actor encontrarse con todos estos elementos que enriquecen su trabajo y su creación artística, que promueven en el hecho teatral, en el aquí y el ahora, la presencia de la verdad escénica que puede llegar a conmover y motivar al espectador.

Los elementos constituyentes de la estructura dramática: los conflictos, el entorno, los sujetos activos, las acciones físicas y el texto[2], son preponderantes elementos, que nos permiten elaborar una puesta en escena; sin faltara alguno de ellos, sería imposible constituir una obra teatral. Los procesos actuales, de grupos teatrales sobresalientes a nivel mundial incluyen análisis exhaustivos de estos elementos y sus interacciones, como un requerimiento especial al realizar sus puestas en escena.

Pero además de estos elementos mencionados, la magia del teatro, conjuga otros elementos que permiten dar a una obra los diferentes matices: así, la iluminación, el vestuario, la escenografía, el sonido, los movimientos escénicos, son también parte preponderante de una puesta en escena. Con la conjunción y cuidado de todos estos elementos, un director puede llegar a crear una obra de gran contenido conceptual y cultural, que permita transmitir al espectador un mensaje de acuerdo a la realidad actual.

La sistematización del proceso creativo tanto del actor como del director, se hace necesaria puesto que permite el rescate de la riqueza de la creación literaria del autor

[1] STANISLAVSKI, C. “Un actor se prepara”.

[2] SERRANO, R. “Nuevas tesis sobre Stanislavski”. Argentina, 1999.


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriela Lavaye García (8 noticias)
Visitas:
4365
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.