Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Tortícolis: cuello torcido, tratamiento temprano evita que los dolores empeoren

13/11/2009 12:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causas y factores de riesgo, síntomas, tratamiento, expectativas, complicaciones, cuándo acudir al médico, prevención; afecta también a los bebés

TORTICOLIS: CUELLO TORCIDO, TRATAMIENTO TEMPRANO EVITA QUE LOS DOLORES EMPEOREN

Es un torcimiento del cuello, en el cual la cabeza apunta hacia un lado, mientras el mentón gira hacia el otro.

Causas y factores de riesgo

La tortícolis puede ser:

-hereditaria: debido a genes defectuosos;

-adquirida: se desarrolla como resultado de daño al sistema nervioso o los músculos.

Si la afección ocurre sin una causa conocida, se denomina tortícolis idiopática.

Puede desarrollarse en la niñez o en la adultez. La tortícolis congénita (al nacer) sucede si la cabeza del feto

está en posición equivocada mientras está creciendo en el útero, o si hay una lesión a los músculos, o al suministro sanguíneo al cuello del feto.

Síntomas

Rango de movimiento limitado

Dolor de cabeza

Temblor de la cabeza

Dolor cervical

El hombro está más alto en un lado del cuerpo

Rigidez de los músculos del cuello

Hinchazón de los músculos del cuello (posiblemente presente al nacer)

Tratamiento

El tratamiento de la tortícolis congénita implica estirar el músculo del cuello acortado. En lactantes y niños pequeños se realizan estiramientos y posicionamientos pasivos. Tales tratamientos a menudo son eficaces, especialmente si se inician dentro de los tres meses posteriores al nacimiento.

La cirugía para corregir el músculo del cuello se puede hacer en la edad preescolar, en caso de que fallen otros métodos de tratamiento.

La tortícolis adquirida se trata identificando la causa subyacente del trastorno. La aplicación de calor, la tracción de la columna cervical y los masajes alivian el dolor de cuello y de cabeza. Los ejercicios de estiramiento y la utilización de un collar ayudan con los espasmos musculares.

Los medicamentos empleados para tratar esta afección incluyen un fármaco anticolinérgico llamado baclofeno. La inyección de la toxina botulínica calma temporalmente la tortícolis; en general, se deben repetir las inyecciones cada tres meses. La cirugía se utiliza en muy pocas situaciones.

Expectativas

Puede ser más fácil corregir esta afección en bebés y niños. Si se vuelve crónica, surgen entumecimiento y hormigueo a medida que las raíces de los nervios resultan comprimidas en el cuello.

Complicaciones

Las complicaciones pueden ser:

hinchazón del músculo debido a la tensión constante;

síntomas neurológicos por la compresión de las raíces nerviosas.

Situaciones que requieren asistencia médica

Hay que consultar al médico si los síntomas no mejoran con el tratamiento o si se desarrollan nuevos síntomas.

Prevención

Aunque no existe una forma de prevención conocida, el tratamiento temprano puede evitar que la condición empeore.

Fuentes: J. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 5th ed. St. Louis, Mo: Mosby; 2002:60

Spiegel DA, Hosalkar HS, Dormans JP, Drommond DS. The neck. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap. 679.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
31616
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.