Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El Tornado, un "tsunami terrestre" que arrasa el sur de Estados Unidos

29/04/2011 12:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El tornado que no es un huracán ni un tifón es un fenómeno metereológico específico espectacular para ver por televisión pero difícil de sufrir y aún de pronosticar

El Tornado es un fenómeno meteorológico que se produce a raíz de una rotación de aire de gran intensidad y de poca extensión horizontal, que se prolonga desde la base de una nube madre, conocida como Cumulunimbus. La base de esta nube se encuentra a altitudes por debajo de los dos Km y se caracteriza por su gran desarrollo vertical, en donde su tope alcanza aproximadamente los 10 Km de altura hasta la superficie de la tierra o cerca de ella.

La nube es de color blanco o gris claro mientras que el embudo permanece suspendido de la nube madre, cuando éste hace contacto con la tierra se presenta de un color gris oscuro o negro debido al polvo y escombros que son succionados del suelo por el violento remolino.

Estos torbellinos llamados también chimeneas o mangas, generalmente rotan en sentido contrario a las agujas del reloj, en el hemisferio Norte. En algunas ocasiones se presentan como un cilindro, cuyo diámetro varía entre la base de la nube y la superficie del suelo y su diámetro inferior es aproximadamente de un Km alcanzando algunas veces los 100 metros.

La forma de identificar un tornado sin que el locutor nos lo diga. Basta con ver la imagen

1. El tornado se forma en conexión con una nube de tormenta, llamada “Cumulonimbu”.

2. El tornado aparece en la base de la nube “Cumulunimbu” y se extiende hacia abajo hasta alcanzar el suelo en forma de embudo o manga.

3. Comúnmente un tornado va acompañado por lluvia, granizo, relámpagos, rayos y de la oscuridad propia de las nubes.

4. Una característica común, es la baja presión atmosférica (fuerza por unidad de área, ejercida sobre una superficie determinada) en el centro de la tormenta y enorme velocidad del viento.

5. El efecto de destrucción de un tornado es mayor en el área afectada que el de un huracán, debido a que la energía por liberar se concentra en un área más pequeña. Por tanto el efecto de la velocidad del viento y la baja presión hace que el daño sea mayor.

6. Los tornados se desplazan aproximadamente a 50 Km/h, sin embargo, algunos se mueven lentamente, mientras otros alcanzan velocidades de 100 Km/h o más. La trayectoria promedio de un tornado es de unos 400 metros de ancho y unos cuantos kilómetros de largo. Algunas de éstas han alcanzado valores excepcionales de 1.6 Km de ancho y 480 Km de largo.

Un tornado es un cóctel muy complejo de polvo, porquería y gotas de sirimiri

La chimenea del tornado es una nube constituida por gotitas de agua mezcladas con polvo y partículas de desechos, las cuales nacen en las bases de las nubes y descienden hacia la superficie.

En las proximidades del suelo el polvo y los desechos son muy abundantes, debido a la baja presión atmosférica existente que contribuye a que el aire circule hacia dentro y ascienda. En el interior, en las paredes que forma el ojo del tornado normalmente se producen descargas eléctricas.

Algunos tornados están constituidos por una sola chimenea, mientras que otros forman un sistema de varias chimeneas. Unos duran pocos segundos, otros persisten durante decenas de minutos.

La mayoría se producen por la inestabilidad atmosférica, debido al calentamiento diurno y la gran cantidad de humedad o frentes fríos (línea de separación entre dos masas de aire una fría y seca y, la otra, cálida y húmeda, se caracteriza por que la masa de aire frío va seguida de la masa de aire cálido) que se encuentran activos, agrupados en familias o en conexión con tormentas aisladas de gran intensidad.

El desplazamiento de los tornados tiende a ser dominado por el movimiento de la tormenta o nube madre, a veces se observa que el embudo se libera de la base moviéndose en forma errática.

Épocas en que se forman los tornados

Los tornados se producen generalmente en la zona de transición entre las masas de aire polar y tropical, entre los 20º y 50º de latitud, a ambos lados del ecuador, siendo poco frecuentes en latitudes mayores de 60º, donde el aire no contiene la humedad y la temperatura necesaria para la formación de este fenómeno y en la región ecuatorial, donde la atmósfera no tiene la inestabilidad necesaria para desarrollar una tormenta severa de tal magnitud.

Si bien los tornados pueden producirse a lo largo de casi todo el año, se observa una marcada variación estacional que difiere del país y lugar, siendo su máxima ocurrencia durante el verano en las latitudes medias (junio, julio y agosto).

Un torbellino de agua y polvo ha dejado en ruinas a las casas más pobres de Alabama, Mississippi y Georgia

En la primera parte del año, marzo y abril son más corrientes cerca de la Costa del Golfo de México. A medida de que el año avanza, el centro de la región de mayor formación de tornados se desplaza más al norte de los Estados Unidos, la razón de este desplazamiento está relacionada con el movimiento en igual dirección de las masas de aire, asociadas al desarrollo de los tornados.

Cómo distinguir un tornado de un huracán, aunque son primos hermanos

Muchos piensan que tornado y huracán son una misma cosa e incluso en los medios de comunicación fuera del área del Golfo de México y Estados Unidos y más que nada en Europa se confunden. Es claro, que dentro de un huracán se pueden registrar tornados, pero no viceversa, con lo cual se marca la primera gran diferencia, un huracán tiene una mayor escala de desarrollo y afectación que un tornado.

El huracán se origina sobre los océanos cuando la temperatura de la superficie del agua es superior a 27°C. Se forman por lo común entre 5° y 15° de latitud. La velocidad del viento varía de 120 y 240 Km/h y en ciertas ocasiones, sobrepasa los 250 Km/h. El diámetro puede variar entre 500 a 1800 kilómetros. La vida de los huracanes puede oscilar desde unos pocos días a algunas semanas y no están asociados a ningún frente.

Por qué los tornados se producen principalmente en Estados Unidos

La gente se pregunta cúal es la causa de que el territorio de Estados Unidos sea la víctima propiciatoria de la mayoría de los tornados aunque los medios de comunicación también ayudan a magnificar el fenómeno en esa zona. De todas maneras se producen casi cinco veces más en Estados Unidos que los que se forman en toda Europa, sin incluir trombas marinas. Eso se debe principalmente a la geografía única del continente americano. América del Norte es inmensa y se extiende desde la zona intertropical hasta las áreas árticas, y no tiene una cadena montañosa importante de este a oeste que bloquee el flujo de aire entre estas dos zonas.

En las latitudes centrales, donde están ocurriendo casi todos los tornados, las montañas Rocosas bloquean la humedad y el flujo atmosférico, permitiendo que exista aire más seco en los niveles intermedios de la troposfera. Eso hace que se forma un área con presión baja al este de dichas montañas. Un incremento en el flujo de aire desde las Rocosas propicia la formación de una línea seca cuando el flujo es fuerte en los niveles superiores, mientras el golfo de México, al este, proporciona gran humedad en los niveles bajos de la atmósfera. Esta topografía única provoca muchas colisiones de aire cálido con aire frío, que son las condiciones que crean tormentas fuertes y duraderas.

Gran parte de estos tornados se forman en el centro de los Estados Unidos entre las Rocosas y el golfo, tristemente conocida como Tornado Alley («callejón de los tornados»), que abarca también zonas de Canadá, principalmente en Ontario y las praderas canadienses, aunque el sudeste de Quebec, el interior de Columbia Británica y el occidente de Nuevo Brunswick también son propensos a tornados. En ocasiones también se presentan tornados fuertes en el noreste de México.

Algunas evidencias sugieren que el fenómeno de Oscilación del Sur de El Niño (ENSO, por sus siglas en inglés) se encuentra ligeramente relacionado con cambios en la actividad de los tornados; esto varía según la temporada y la región así como dependiendo de si el fenómeno ENSO corresponde al de El Niño o La Niña.

Al margen de cualquier especulación de la influencia de El Niño o La Niña la realidad es que las emergencias en Estados Unidos no mencionan esos fenómenos que son relativamente recientes producidos desde que se habla del cambio climático. Por ejemplo en Alabama la cifra de muertos confirmados hasta ayer se elevaba casi a 180, a las que se sumaron 40 en Mississippi, otros 40 en Tennessee, 20 en Georgia, 10 en Virginia y 5 en Kentucky. En total las víctimas se acercan al número de 300.

La oficina de pronósticos meteorológicos en Norman, Oklahoma, dijo que recibió 145 informes de tornados de las distintas regiones a fines de semana.

El meteorólogo Dave Imy dijo que la cifra de muertos era la más alta desde 1974, cuando murieron 315 personas. En Alabama, donde un millón de personas carecían de corriente eléctrica, el gobernador Robert Bentley dijo que 2.000 efectivos de la Guardia Nacional ayudaban a buscar a los desaparecidos. Elogió al servicio meteorológico por alertar a la gente, pero dijo que no es mucho lo que se puede hacer frente a un tornado de una milla (1.6 metros) de ancho.

"Uno no puede prepararse frente a un F5", la categoría más alta de la escala que mide la intensidad del viento, añadió.

Una de las zonas más afectadas fue Tuscaloosa, con más de 83.000 habitantes y sede de la Universidad de Alabama. La Policía y los servicios de emergencia fueron arrasados, dijo el alcalde Walter Maddox, 15 personas murieron y un centenar estaban hospitalizadas en un solo centro médico.

Un tornado gigantesco, captado por la cámara de un noticiero en una torre, atravesó la ciudad días pasados tarde y la arrasó.

Al anochecer, la ciudad estaba a oscuras, los caminos eran intransitables, los comercios eran irreconocibles, las sirenas ululaban constantemente y las calles y aceras estaban cubiertas de escombros.

La franja de destrucción se extendió de Texas a Nueva York, donde decenas de caminos quedaron inundados.

Los gobernadores de Alabama, Mississippi y Georgia declararon la emergencia en diversas áreas de sus estados.

El presidente Barack Obama dijo que habló con Bentley y aprobó su pedido de ayuda federal de emergencia con efectivos de búsqueda y rescate.

"Expresamos nuestro profundo pesar a los afectados por esta destrucción y destacamos los esfuerzos heroicos de los que han estado trabajando incansablemente para responder a este desastre", dijo Obama en un comunicado.


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1331 noticias)
Visitas:
13871
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.