Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Margol escriba una noticia?

La tormenta en camino... un silencio aclamar

07/03/2010 02:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las imágenes de piedra y las estatuas no sufren ninguna ansiedad sobre el retoque de sus partes porque son figuras inmortales en un tiempo glorioso; que no pasa en un ciclo biológico normal

Ser uno mismo resulta en la mayoría de las veces complicado, no es un nuevo Cd apunto de lanzar para tener nuevos adeptos, nada de eso. Como todo trabajo siempre hay exigencias que respetar, debes estar en forma tanto físicamente como mentalmente a las exigencias del mundo que está a tus pies, eso es un gran defecto porque está vinculado por una lista de desagradables sorpresas, sobre todo de las expectativas que te rodea. Hasta ahora se quiere saber cómo es uno en la sociedad, y el asombro es tal magnitud que no desea salir de eso. Hay varios pasos y si empezamos con las sorpresas físicas ahí están los rollitos para empezar, eso es producto de la edad misma, se vive en un mundo tal superficial que a veces se pierde el contacto con el cuidado del cuerpo; comienza las famosas deformaciones o enfermedades de la piel tanto en hombres como mujeres.

En los hombres comúnmente está la barriga, la calvicie o el sobrepeso y de las mujeres ni hablar... antes eras flaco y ahora gordo, la apariencia de un lado al otro es totalmente distinta, casi irreconocible pero con la misma persona. Por eso sugieren que tengan un peso apropiado para no pasar de moda, con un cuidado calendarizado. No todos caemos simpáticos porque por ahí sale un defecto difícil de corregir. Siempre pasa cuando tienes cierto recorrido, eso de ser un gran actor no es una vocación de la nada; al contrario es bien embarazoso cuando se trata de ser una persona totalmente transparente en el oficio.

A menudo se piensa en los defectos y si señalamos algunos nos queda corto, pero se habla más de los defectos en general que en lo particular. Los defectos forman parte de la naturaleza humana, forman parte de nosotros mismos. En nuestro vivir diario las personas suelen percatarse en nuestros defectos y virtudes, los defectos son eliminados para no tener una apariencia negativa y las virtudes sobresalen en cualquier punto de observación, no es fácil ser popular sabiendo que hay numerosas personas que te están analizando diariamente, si no es por tu físico: como puede ser en la pierna, en el brazo, en la barriga, en la cara; será por tu persona que enlaza al otro. Muchos afirman que la solución de no caer mal ante los demás es por lo menos tener dos tarjetas de crédito. Las opiniones se manejan con unos cuantos billetitos que usualmente desfiguran la transparente democracia sobre algún punto. Pero no siempre se presenta este episodio, hay personas que intentan ocultarlo para no caer antipático. En el mundo virtual también sucede; aunque en el corto plazo se convierte en un poco más largo.

Podemos lograr cosas anheladas con el tiempo, las metas que queramos pero no se niega en sentir una nueva insatisfacción personal

Los primeros defectos comprobado que la persona observa es en el aspecto físico, se cree que las personas que trabajan en el cine y en las novelas poseen un rostro en perfecto estado, que así son en las 24 horas del día... mentira, poseen arrugas, caras demacradas, totalmente desarreglados, despeinados hasta con ojeras y usando chancleta... muchos les desagrada esa palabra. Suena desalentador para los fans, pero no se debe de ocultar esas fallas porque se encuentran ahí floreciendo silenciosamente, esto está ligado a la persona y la forma de combatirlos es dejarlos salir sabiendo que no estás a la altura de las circunstancias.

En el séptimo arte se vieron veinte fotos al azar de personas famosas del cine, se reserva esos nombres pero en esa observación se vieron que las celebridades que ganan el oro mismo no eran tan perfectas en su fisonomía. Una tenía nariz de gancho, otra cara de hombre, uno cara de muerto, otro era bembón, otra cara de otro cuerpo, en fin. Se piensa que la perfección no está por fuera sino por dentro, además para encontrar el verdadero orden uno debe de interiorizarse a sí mismo, otro gran paso es saber reconocerlo y mejorarlo cada día porque lo llevamos como si fuera la misma prenda. Si eres desordenado aprenderás a ser ordenado, ahora si eres egoísta eso es casi imposible porque soporta otros hilos. ¿El criterio es un defecto o no? Las personas tienen la libre opinión de pensar y sugerir lo que ocurre en su alrededor, el problema es cuando no se halla una coordinación de una idea clave, eso vendría hacer el defecto más grande de todos, porque está sumergido en los mismos pecados de la capital, la cual llevaría a los trastornos de la conducta que vendría hacer el segundo escalón. Los defectos y los trastornos del ser son distintos porque el segundo trata de los defectos físicos y el primero sobre la ausencia de las cualidades de la persona.

En conclusión, los defectos son cosa natural, por ejemplo hay personas que le tienen pánico a sus propias fotos, por ahí salió algo que no deseabas ver... la falda muy arriba, o te encontraron sentado con un cigarrillo en el parque, o surgió un problema con los paparazzi, de repente recibiste un beso a escondidas en un restaurante, o de pronto te pescaron cantando ebrio en la calle. El punto no es ocultarlo sino asimilarlo, porque no somos personas deformes con una cabeza grande, una pierna más larga que la otra, una mano con tres dedos o una cara con un ojo, nada de eso. Los errores son comunes como los tropiezos. Cuando se quiere hacer algo nuevo haces un cambio total, te haces crecer la barba, aumentas de kilos, te haces otro look o te vistes de otra forma para cantar con nuevas personas, es un show total; un nuevo video clip a lanzar.

La vejez es un defecto o parte de la vida. Lo seguro es que por ahí nacen los otros transtornos de la conducta


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Margol (10 noticias)
Visitas:
4457
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.