Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Nuevo toque de queda en región china ante disturbios étnicos

11/07/2009 14:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En los últimos días, las autoridades chinas habían conseguido controlar la violencia en la capital de Xinjiang con miles de policías y tropas paramilitares

China, Pekín.- Las autoridades chinas ordenaron este viernes el toque de queda en Urumqi, la capital de la región autónoma china de Xinjiang, tras nuevos disturbios de índole étnica después de que cientos de uigures musulmanes reclamaran ingreso en las mezquitas de la ciudad, informó la cadena británica BBC.

Las imágenes de televisión mostraron las fuertes cargas de la policía con golpes y patadas contra los manifestantes. Según las informaciones, los uigures se reunieron delante de las mezquitas de Urumqi, clausuradas hoy, y exigieron la entrada para sus plegarias de los viernes.

Un reportero de la BBC indicó además que la policía decomisó los equipos de varios periodistas que fueron testigos de los enfrentamientos. Algunos de ellos fueron arrestados, señaló. Varios de los manifestantes uigures pedían también la liberación de los detenidos tras los sangrientos disturbios del pasado domingo.

Varias mezquitas amanecieron cerradas hoy en Urumqi. Una portavoz de la Oficina de Asuntos Religiosas de Urumqi, sin embargo, había desmentido a primera hora que el gobierno hubiese ordenado el cierre de las casas de rezo musulmanas, y había especulado que los uigures podían haber decidido "por sí mismos" no acudir a las mezquitas por motivos de seguridad.

La agencia Xinhua informó que la mayoría de negocios permanecieron cerrados hoy, y que tampoco se veía a vendedores ambulantes

En los últimos días, las autoridades chinas habían conseguido controlar la violencia en la capital de Xinjiang con miles de policías y tropas paramilitares para patrullar las calles de la ciudad. Los efectivos mantuvieron separados con dureza a los uigures y la población mayoritaria de etnia china han.

Un reportero gráfico había informado antes que la situación en Urumqi estaba "más relajada", pero advirtió que "en cuestión de minutos puede volver la agitación". Los taxistas chinos de la etnia han se niegan a viajar a las zonas uigures por temor a ser atacados, añadió.

El presidente chino, Hu Jintao, amenazó el jueves con imponer duros castigos a los responsables de los disturbios, a quienes acusó de estar ligados al separatismo y el terrorismo internacional.

Según cifras oficiales, los enfrentamientos en la provincia de Xinjiang, en el extremo noroeste de China, dejaron 156 muertos y más de 1.000 heridos, aunque el Congreso Mundial de los Uigures, una organización en el exilio, eleva hasta 800 la cantidad de uigures muertos, muchos de ellos a manos de las fuerzas de seguridad.

En Xinjiang, de 20 millones de habitantes, viven unos ocho millones de uigures, frente a más de diez millones de chinos han.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
2476
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.