Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Greyland Derechos escriba una noticia?

Tony Curtis: adiós a una estrella del cine

01/10/2010 16:50 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tony Curtis fallecido a los 85 años de edad, fue uno de los ‘últimos ídolos de matiné en Hollywood; producto de la típicas historia de éxito, salió de un gueto de Nueva York para alcanzar la fama y estrellato inigualable durante las décadas de los 50 y 60

Tony Curtis fallecido a los 85 años de edad, fue uno de los ‘últimos ídolos de matiné en Hollywood; producto de la típicas historia de éxito, salió de un gueto de Nueva York para alcanzar la fama y estrellato inigualable durante las décadas de los 50 y 60.

Nacido Bernie Schwartz el 3 de junio de 1925, hijo de un pobre emigrante húngaro Manny Schwartz quien había llegado a Nueva York con la esperanza de convertirse en actor. Incapaz de hablar inglés, Manny Schwartz encontró trabajo como sastre y permaneció en el Bronx con su familia. Bernie creció en una parte del Bronx predominantemente húngara y afirmó que no aprendió a hablar inglés hasta los siete años de edad.

Universal Pictures decidió que Bernie Schwartz no era un buen nombre artístico así por lo que Curtis decidió cambiarlo por Antonio Cortez. Aunque Universal se opuso nuevamente diciendo que sonaba demasiado latino, de esta manera el actor lo modificó como ‘Curtiz’ lo que finalmente quedaría como Curtis. Debutó en la gran pantalla en 1945 bailando un mambo durante 15 segundos con Yvonne de Carlo en la película Criss Cross protagonizada por Burt Lancaster.

Curtis alcanzó la fama hacia finales de los 40. Conocido entre los directores de casting como el “Cara de Helado” por la suave piel de su cara, fue encasillado durante una década con una serie de dramas que explotaban su atletismo y un atractivo casi femenino.

Sin embargo, en 1957 lograría asegurarse su reputación como gran actor con una actuación sublime en Chantaje en Broadway (Sweet Smell of Success). Su interpretación del publicista Sidney Falco, un hombre sin escrúpulos ni principios sorprendió a los críticos que previamente le habían calificado como una mera cara bonita.

Dos años más tarde conseguiría combinar su apariencia y talento poniéndolos al servicio de la película Con faldas y a lo loco que ha sido reconocida como su mejor actuación. Su colaboración con Jack Lemmon nos brindó algunas de las mejores frases cómicas siempre empleadas con garbo y oportunismo. Ambos actores interpretaban a dos músicos que se disfrazan de mujer para escapar de asesinos de la mafia.

A la altura de esa fama Billy Wilder, quien dirigió a Curtis en Con faldas y a lo loco (Some Like It Hot), declaró que al actor sólo le interesaban el tamaño de los cheques y estrechez de sus pantalones. Finalmente, las presiones de la fama pudieron con él.

Mientras la vida profesional de Curtis se encontraba en su punto más álgido, su vida privada comenzaba a desintegrarse. Un caso de hipocondría grave le llevó a consultar con un psiquiatra de manera regular a principio de los años 60 y su adicción al alcohol y las drogas se hicieron públicas. Su carrera empezó a deslizarse y entre los años 60 y 70 realizó una serie de comedias de poco éxito. Pese a sus serios intentos por rescatar su reputación en 1967 con una buena actuación en El Estrangulador de Boston, se encontró con frecuencia estancado con papeles en películas de segunda fila y series de televisión The Persuaders.

A principios de los ochenta acaparaba más atención por sus adicciones y excentricidades en su elección de vestuario que por méritos en la gran pantalla. “Las drogas tienen un efecto terrible en una persona. Te hacen creer que eres encantador y fuera de lo ordinario cuando en realidad eres abominablemente aburrido” dijo en una ocasión. Finalmente una cirrosis grave le obligó a entrar en centro de rehabilitación.

En 1985 sorprendió a los críticos recuperándose de lo que describió como sus enfermedades para volver hacer películas. Participó en Insignificance en el papel de un senador corrupto. La película trataba con varios estereotipos, la actriz (Monroe), el científico (Einstein), el jugador de béisbol (Joe DiMaggio) y el senador (McCarthy). “Tuve mucha suerte en conseguir ese papel. Fue tan importante para mí como lo fuera en su día el de Sidney Falco en Chantaje en Broadway”, declaró Curtis. Al año siguiente regresaría a la televisión protagonizando la serie Spies.

Su devoción por la pintura crecía cada vez más afirmando que Magritte y Matisse eran sus influencias y pronto decidió abandonar de Los Ángeles para dedicar la mayor parte de su tiempo libre a pintar desnudos.

Tony Curtis se casó hasta en seis ocasiones; su última esposa fue Jill Vanderburg, considerablemente más joven que él (46 años de diferencia) A pesar de sus numerosos matrimonios hacia el final de su vida Curtis confesó haberse reconciliado con todos sus hijos y nietos. “Soy afortunado porque mis hijos me quieran de nuevo. Quiero tener una dinastía que dure para siempre” señaló el actor. Al mismo tiempo que reconoció que la muerte prematura de su hijo Nicholas que con tan sólo 23 años fallecía a causa de adicción a las drogas fue un golpe del nunca se recuperó. La actriz Jaime Lee Curtis es su hija fruto de su relación con Janet Leigh.

Pese a contar con una extensa carrera cinematográfica y haber participado en más de 130 películas sólo recibió una nominación al Oscar por su interpretación en Fugitivos (The Defiant Ones) en 1964 que protagonizó junto a Sidney Poitier aunque al final no logró el premio. “Fue una nominación de regalo: un judío y un negro”, declaró más tarde.

Su autobiografía, American Prince: A Memoir, fue publicada en el 2008.

Greyland Derechos

www.greylandderechos.es


Sobre esta noticia

Autor:
Greyland Derechos (29 noticias)
Visitas:
6349
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Personaje
Artistas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Ricardo (03/10/2010)

Se nos fue uno de los grandes. Que Dios te bendiga Tony!