Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

Un tonto contento consigo mismo

05/01/2020 01:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

“Entre los tontos el vacío se parece a la profundidad. Para el que es vulgar, la profundidad es incomprensible.” Honoré De Balzac

Hay mucho idiota por la vida con la lengua muy suelta. El problema viene, cuando el idiota no sabe que lo es, es más, cuando se cree además una eminencia respecto al resto de la sociedad, es entonces cuando nos toca sufrir las consecuencias de esa ignorancia. Ahí empieza la necedad.

Cuando uno debate con un contrincante capacitado, al margen de su ideología, puede prepararse de alguna manera. Porque éste actúa con lógica, con método, con filosofía, y aunque sus estructuras ideológicas no sean las nuestras, podemos tratar de comprenderlo. Es más, si somos muy hábiles, quizás hasta podamos convencer al otro de que nuestro argumento es mejor, o podemos también encontrar un punto de coincidencia. Pero sin embargo, como nos dejó apuntado Sócrates, si damos con un cretino petulante que además es malvado, entonces no hay nada que hacer, ya que en su mayoría el mal es siempre estúpido, frívolo y superficial.

Con un estúpido malintencionado no es posible hablar. Como es tonto, no atiende a razones, no actúa con lógica. Este tonto, por lo general, actúa sin pensar demasiado las consecuencias de sus actos, porque su tontez le lleva a no cuestionarse absolutamente nada. No admite rectificaciones. Vive envuelto en una ignorancia inexpugnable y se siente satisfecho porque no da para más. Y está convencido de que es infalible, así que entra en la opinión pública como un elefante en una cacharrería.

Cuanto más tonto del culo, más chulo

Y digo esto refiriéndome a un tuit que el botarate de Pérez-Reverte ha publicado refiriéndose a Alberto Garzón, donde asegura que los españoles lo que tienen es un «gravísimo problema con algún tonto que está a punto de ser ministro». Está claro que todos tenemos algún día tonto en algún momento. Pero, es que este merluzo los tiene doblados, no se trata de un medio tonto que no tiene ni idea de política y abre la boca para soltar imbecilidades. No. Hablamos del tonto de solemnidad, un profesional de la tontería, a otro nivel, vamos. Es decir, ese que solo abre la boca para soltar una necedad. Un tonto supino que no hay por dónde cogerlo.

También es verdad que hoy hay más tontos que nunca. Quizás porque hay más medios para demostrarlo y porque un hombre ocioso no comporta ningún beneficio real, es una vida vacía. Lo que sí nos enseñan descerebrados como este es que la inteligencia siempre ha estado en franca desventaja.

Por suerte, no todo está perdido. Igual para el bien de la sociedad a este elemento le da por buscarse un espacio tranquilo y aireado y practicar actividades tranquilas, solitarias y silenciosas, lo que nos permitiría a los demás escapar de sus sandeces. Porque no tiene sentido perder el tiempo leyendo a un estúpido.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (279 noticias)
Visitas:
4420
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.