Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tucha escriba una noticia?

Todo sobre Paris ( 2ª parte)

05/04/2010 19:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Existen rincones secretos como el Canal de Saint Martin, iglesias escondidas como Saint Julien Le Pauvre o Saint Germain L´Auxerrois, el cementerio de Pere Lachaise, las fuentes del Sainte Sulspice…, que no hay que dejar de visitar si se tiene tiempo y donde descubrirá otro Paris

Zona 1: Opera – Madelaine – Louvre

Es una de las zonas más completas de la ciudad, sus calles y avenidas son amplias. La Rue de Fauburg Saint Honore, es una zona de tiendas, con edificios del siglo XIX, . No hay que dejar de ver: La Ópera Garnier, la Madelaine, la Place Vendome (donde se ubican joyerías de renombre y hoteles como el Ritz), la Place de la Concorde, y el Museo del Louvre.

Zona 2: Boulevard Saint Michel – Boulevard Saint Germain – Invalides

Se encuentra en la orilla izquierda del río, donde viven los parisinos.

El Barrio Latino, donde hay que visitar La Sorbona, el Panteón y en especial los jardines de Luxemburgo, donde se ubica el Senado.

La orilla del río, con los típicos puestos de libros, flores y gente tocando música en la calle. Caminando por la orilla se ven edificios como La Conciergerie o el Parlamento (Asamblee Nationale) así como el Museo de Orsay.

Los grandes boulevards, como el Boulevard Saint Germain, donde se ubica la iglesia de Saint Germain des Pres. El paseo desde dicha iglesia hasta el antiguo Hospital de los Invalides merece mucho la pena, imprescindible ver todas sus tiendas de moda, alimentación, etc.

Zona 3: Ile de la Cite – Hotel de Ville – Les Marais

La Ile de la Cite no se puede dejar de visitar la Catedral de Notre Dame, con un aspecto más rejuvenecido después del blanqueo de su piedra no mucho tiempo atrás.

La Isle de Saint Louis, con sus músicos tocando jazz y sus gentes paseando sin mayor preocupación.

El Hotel de Ville, Ayuntamiento de Paris, no muy lejos de Notre Dame, en un enorme espacio abierto cercano al río.

El barrio de Le Marais, antiguo barrio judío, hoy barrio gay, con muchas tiendas muy “cool” para ellas.

Merece la pena dar un paseo hasta la Plaza de los Vosgos, donde se encontraba la casa de Victor Hugo, ya muy cerca de La Bastilla, una plaza más simbólica que otra cosa y en donde resalta la nueva Ópera de Paris.

Zona 4: Campos Elíseos

Los Campos Eliseos hay que recorrerlos andando, lo mejor es comenzar el paseo en la glorieta de F.D. Roosvelt y finalizar en el Arco del Triunfo.

La Avenue Montaigne, la cual nos lleva al río y al Pont de l’Alma, es interesante para dar un paseo y disfrutar de sus tiendas.

Zona 5: Montmartre

Merece la pena ir directamente el Sacre Coeur, basílica en lo alto de la colina de Montmartre desde donde se puede gozar de las mejores vistas de Paris, y darse un paseo por las callecitas que bajan de vuelta al centro de la ciudad, Place du Tertre.

Zona 6: Torre Eiffel

Merece la pena ir directo a la Torre Eiffel y después de subir, darse un paseo por los Campos de Marte, hacer picnic…

Zona 7:Alrededores

Dependiendo del tiempo que se disponga merecerá la pena ir o no, pero en general conviene hacerse primero una buena idea de Paris antes de visitar Versalles y Fointenebleau.

Primer día: Arco del Triunfo, Campos Elíseos, Plaza de la Concordia, La Madelene, Opera, Las Tullerías y el Museo del Lovre.

Recorrido andando

El punto inicial del itinerario es la Plaza Charles de Gaulle, antiguamente llamada Place de L’Etoille (Plaza de la estrella) pues es el centro de una estrella donde conjugan 12 avenidas.

Allí se encuentra el arco más famoso del mundo, el Arco del Triunfo, mandado a construir por Napoleón en 1806 para honrar a su ejército. Mide 50 metros de altura y desde su terraza se puede disfrutar de una preciosa vista de París.

La avenida de los Campos Elíseos también es una de las más famosas del mundo, por su majestuosidad, su glamour, sus árboles iluminados por la noche.

Una caminata desde el Arco del Triunfo hasta la Place de la Concorde es imperdible.

En la primera etapa (saliendo desde el Arco) hasta el Rond Point encontraréis tiendas de moda, perfumerías, cines, restaurantes y cafés con terrazas mientras que en la segunda podréis disfrutar de un paseo por la zona arbolada rodeada de jardines.

A uno de sus lados encontramos el Gran Palais y el Petit Palais, mientras que al otro se encuentra el Palacio del Elíseo con sus jardines, residencia oficial del presidente de la república.

Los Campos Elíseos han sido desde siempre el escenario perfecto para los grandes festejos, desfiles nacionales y eventos deportivos como la final del Tour de Francia.

Al llegar a la Plaza de la Concordia hay que volver la vista para disfrutar de una de las imágenes más bellas de París: la avenida de los Campos Elíseos arbolada y al fondo, el Arco de Triunfo.

Vale la pena detenerse a tomar una foto en una de las islas para peatones.

La Place de la Concorde es el centro de la ciudad y está dominada por El Obelisco con 3.200 años de antigüedad procedente de la ruinas de Luxor, un regalo de Egipto.

Es una de las plazas históricas de París donde fue guillotinada María Antonieta, Luis XVI y demás personajes revolucionarios.

Es necesario detenerse en la plaza un buen rato a observar las vistas que ofrece hacia los cuatro costados.

Hacia un lado, los Campos Elíseos y el Arco del Triunfo, hacia el lado opuesto la entrada a los Jardines de las Tullerías, sobre la rue Royale pueden verse dos magníficos edificios neoclásicos del arquitecto Gabriel, el Hotel de la Marina y al otro lado de la calle el elegante Hotel Crillon.

En primer plano la fuente de inspiración romana y al fondo, la Iglesia de la Magdalena. Hacía el lado del río, se encuentra el Puente de la Concordia, declarado Patrimonio Mundial de la Unesco desde donde se puede disfrutar de una magnífica vista del Sena.

Dejando atrás la plaza, nos dirigimos hacia los Jardines de las Tullerías que antiguamente pertenecieron al Palacio de las Tullerías, arrasado en 1871. Su impecable simetría de espacios verdes, sus árboles, el estanque octogonal, sus fuentes y un bellísimo conjunto de estatuas hacen de los jardines un perfecto lugar de esparcimiento para los parisinos.

Atravesando los jardines llegamos al Arco del Triunfo del Carrousel que mira hacia el Louvre. Es un arco de mármol color rosado coronado por la Victoria en cuadriga mandado a construir por Napoleón.

En una primera visita a la ciudad no se puede dejar de ver, al menos por fuera, el edificio del Museo del Louvre.

Es imposible hacer una visita completa por sus galerías, nos pasaríamos allí dentro todo el día, pero merece la pena ver sus modernas pirámides acristaladas y el contraste con el gran palacio, construido originalmente como fortaleza ante las incursiones vikingas y que luego fue ampliado y restaurado por los sucesivos gobernantes. Si es posible, la imagen es digna de ver tanto de día como de noche.

Arco de Triunfo / Vistas a París desde el Arco de Triunfo

Aprovechando que el horario se dilata durante casi todo el día, está abierto desde las 9:30 a las 23:00. Se encuentra en la plaza Charles de Gaulle y es la confluencia de 12 avenidas que hacen del tráfico por la inmensa glorieta una locura. Hay una leyenda urbana que habla de un pacto implícito entre los parisinos en la que en esta rotonda no se usa el claxon, pero por lo que vimos en el ratito que paseamos por la zona, es totalmente falsa...

Para acceder al Arco se usan pasos subterráneos que atraviesan la glorieta y el acceso cuesta 7€, aunque está incluido en la Paris Museum Pass y te ahorras la cola.

En la parte baja se encuentra una tumba conmemorativa al soldado desconocido de la primera guerra mundial que suele tener un fuego encendido a modo de recuerdo.

Por si no lo he mencionado todavía, París es la ciudad de las escaleras, en casi todas partes encuentras ingentes cantidades de escalones y el Arco de Triunfo no se libra, subir te costará 284 escalones y en su interior hay un museo relacionado con el arco. Para los valientes que lleguen hasta el piso superior, desde allí se puede disfrutar de unas vistas privilegiadas de la ciudad.

Interior de la iglesia de la Madeleine / Opera de París

La iglesia de la Madeleine, que comparte barrio con las mejores y más caras boutiques de París, en Faubourg Saint Honoré. Está inspirada en un templo griego y su construcción duró casi 85 años ya que fue interrumpida varias veces a causa de la revolución francesa.

La entrada es gratuita, ya que es una iglesia que actualmente está en uso y su horario es de 7 de la mañana a 7 de la tarde.

No dejéis de ver el edificio de la Opera Garnier, aunque no llegamos entreis. El horario de visitas es de 10 a 17:00 y el precio, el standard de París, 8€.

Museo del Louvre / Lo que ve la Mona Lisa

Es uno de los principales museos del mundo y en el que se encuentran obras tan importantes como La Gioconda de Da Vinci, La balsa de la Medusa, de Gericault o la Venus de Milo. El museo es tan grande que cuando accedes por alguna de las múltiples entradas de las que dispone, más bien parece una gran estación de trenes o un aeropuerto, con miles de personas circulando y haciendo interminables colas. Las cerca de 300.000 obras de arte están divididas por colecciones y épocas, y el museo a su vez está dividido en tres grandes bloques, Richelieu, que tiene cuatro pisos y en el que encontraremos mayormente escultura y objetos de arte, además de una gran colección de Rubens, el bloque de Sully, también con cuatro plantas, y en la que hay restos arqueológicos egipcios, entre otras muchas cosas y el bloque Denon, que tiene tres pisos y en el que podremos encontrar las principales obras pictóricas del museo, como la Gioconda, o el Patizambo.

Una visita completa al Louvre podría llevarnos varios días, por lo que es recomendable hacer una preselección de lo que queremos ver e ir directamente a las salas que nos interesen más. Mucha paciencia con la sala en la que está la Mona Lisa, ya que suele estar muy abarrotada y resulta bastante agobiante.

La entrada está también incluida en la Paris Museum Pass y en este caso nos ahorraremos una buena cola.

Por libre cuesta 9€ en el museo, aunque es posible comprarla con antelación en el FNAC (con una comisión de 1.5€).

Existe una modalidad de entrada más económica por la tarde, con acceso de 18:00 a 21:45 por 6€, muy útil por si se nos ha quedado algo en el tintero. Los miercoles y viernes amplían su horario de cierre hasta las 22:00 y el martes está cerrado. Es conveniente indicar que el primer domingo de cada mes la entrada es gratuita, aunque imagino que la cantidad de gente que debe acercarse ese día es un buen motivo para evitarlo).


Sobre esta noticia

Autor:
Tucha (16 noticias)
Visitas:
8633
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.