Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ecoliberal escriba una noticia?

No, no necesitas un título universitario de $200.000

04/03/2019 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una simpatizante de Bernie Sanders está publicitando en Twitter el hecho de que ella tenía una deuda de 226.000 dólares para obtener un título universitario en patología del discurso.

Los que publicaron el vídeo aparentemente creen que esto debería ser interpretado como un ejemplo convincente de lo difícil que es pagar la universidad en estos días.

No hay duda de que una educación universitaria no es gratuita. Pero admitir públicamente que se debe casi un cuarto de millón de dólares por (aparentemente) solo un título de cuatro años difícilmente será convincente para alguien familiarizado con el costo real de obtener un título universitario.

Después de todo, según el Departamento de Educación de los EE. UU ., «Los precios anuales actuales en dólares para la matrícula de pregrado, las tarifas, la habitación y la pensión se estimaron en $ 16.757 en las instituciones públicas».

Eso es una cantidad anual. Entonces, redondeando a $ 17.000 y multiplicando por cuatro, obtenemos $ 68.000. Esto, claro, incluye matrícula, cuotas, habitación y comida. Es un paquete todo incluido. Entonces, asumiendo que un estudiante no realiza prácticamente ningún trabajo asalariado externo durante su carrera universitaria, el estudiante todavía se alimentará y aún tendrá un lugar donde vivir, mientras asiste a la escuela a tiempo completo.

Pero, digamos que esta cantidad es baja para muchas áreas. Echemos un vistazo a una región de mayor costo del país. De acuerdo con el sitio web de la institución, una educación en la Universidad de Colorado en Boulder tiene un costo estimado de $ 28.750 por un año de matrícula, habitación, pensión, libros y tarifas. Durante cuatro años, eso es $ 115.000. (CNN calcula que un titulo de cuatro años, más alojamiento y comida, cuesta $ 105.000).

Sin embargo, como la mayoría de la gente sabe, pagar por alojamiento y comida en el campus suele ser más caro que vivir con compañeros de habitación fuera del campus. Y ciertamente es mucho más caro que vivir en casa y viajar al trabajo. Pero, dado que vivir en casa no es una opción para todos, muchas personas comparten una vivienda y realizan un trabajo a tiempo parcial para compensar el costo de la escuela.

En otras palabras, una etiqueta de precio de $ 115.000 (y la deuda resultante) para una educación con todo incluido se encuentra en el extremo superior de lo que sería una carga de deuda total para una persona razonable. También refleja una situación en la que una persona pasa los cuatro años en una institución costosa de cuatro años.

En la vida real, por supuesto, una educación universitaria no requiere cuatro años en casos fuera de los grados más difíciles. Muchos estados emplean programas de transferencia «garantizados» que les permiten a los estudiantes secundarios tomar cursos básicos en colegios comunitarios con tasas de matrícula más bajas. Los estudiantes de primer año también pueden pasar alrededor de 30 horas de crédito e ingresar a la escuela más cara de cuatro años como estudiante de segundo año. (La matrícula de la universidad comunitaria en el estado es aproximadamente la mitad del precio de la matrícula en una universidad pública de investigación). Y, por supuesto, hay numerosos programas que permiten a los estudiantes realizar pruebas fuera de los cursos mediante crédito AP, exámenes CLEP y más.

Algunos críticos de mi análisis aquí podrían decir «Bueno, ¿y si quiero ir a una escuela privada? ¿No costará eso más?» Ciertamente lo hará.

Según el Departamento de Educación, un año completo de una escuela privada (sin fines de lucro) cuesta $ 43.065. (Las instituciones con fines de lucro son más baratas). Un total de cuatro años en uno de estos lugares probablemente costará más de $ 170.000. La matrícula sola en un lujoso colegio privado como el Bowdoin College es la grandísima cantidad de $ 50.000 por año. (Tenga en cuenta el caso de esta mujer que tiene 100 mil deudas por su título de estudios de mujeres en la Universidad de Nueva York).

De hecho, la opción de escuela privada parece ser la única manera en que uno podría terminar con $ 226.000 en préstamos estudiantiles. O eso, o un estudiante se traslada a varias escuelas, comenzando desde cero cada vez.

Pero, ¿por qué deberían tomarse en serio a esas personas cuando se quejan de su matrícula y deuda? Las personas que asisten a escuelas privadas ya cuentan con innumerables opciones de subsidio fiscal. En su lugar, eligen asistir a una escuela privada y quieren que los contribuyentes subsidien su deuda. (La mayoría de las escuelas privadas también están subvencionadas con una variedad de subvenciones, pero ese es otro tema). Y luego debemos sentir pena por ellas cuando terminan con una gran cantidad de deudas.

Esto es especialmente poco convincente cuando consideramos que los datos sobre títulos universitarios y ganancias muestran que cuando uno obtiene un título tiene poco efecto sobre las ganancias. En otras palabras, los gastos adicionales incurridos para asistir a la Universidad Pintoresca en una encantadora ciudad del Medio Oeste no hacen nada para aumentar el potencial de ingresos.

Los beneficios educativos de asumir estos costos adicionales, sin embargo, son insignificantes.

Mientras tanto, por supuesto, los consumidores más responsables asisten a lo que los europeos llaman un «politécnico» donde los estudiantes asisten para obtener títulos y de la manera más rápida y sencilla posible. Las versiones subvencionadas públicamente de estas escuelas existen para permitir que los estudiantes con responsabilidades reales se gradúen y sigan con sus vidas a un costo razonable. En otras palabras, los contribuyentes ya están pagando la educación universitaria de los estudiantes en las universidades públicas. No es necesario que se les enseñe cómo deben pagar aún más, por lo que el pequeño Johnny o la pequeña Susie también pueden obtener una educación de diseñador en una escuela privada.

Hay razones reales para preocuparse por el costo de la educación superior. Los préstamos estudiantiles en realidad han sido una parte importante del problema al hacer que los estudiantes sean menos sensibles a los precios, lo que aumenta los precios para todos.

También podría ser útil sopesar los costos y beneficios de las medidas de ahorro de costos utilizadas por los europeos, como el tamaño de las clases más grandes, los tiempos de espera más prolongados y menos servicios en las universidades.

Pero no es del todo convincente cuando se nos dice que deberíamos estar subsidiando la educación superior aún más para aquellos estudiantes que deciden gastar mucho más y por encima del costo promedio de lo que es una educación superior ya subvencionada.

El artículo original se encuentra aquí.


Sobre esta noticia

Autor:
Ecoliberal (1740 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
1331
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.