Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Tips para recuperar la memoria tanto para adultos mayores como jóvenes

10/04/2010 13:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Envejecimiento: mantener en uso el intelecto. Ejercicio físico para descargar tensiones.Recordar nombres propios.Cómo memorizar listas e inventarlas. listas.Jóvenes: como estudiar y recordar.Recomendaciones

TIPS PARA RECUPERAR LA MEMORIA TANTO PARA ADULTOS MAYORES COMO JOVENES

En el aprendizaje y memorización participan de 10.000 a 100.000 millones de células nerviosas del cerebro: las neuronas, entre las que, según cálculos moderados, hay una cantidad de conexiones diez mil veces mayor.

De acuerdo con cierta teoría, el aprendizaje tiene lugar cuando las conexiones neuronales, llamadas sinapsis, se robustecen con el uso.

Envejecimiento: mantener en uso el intelecto

Durante el envejecimiento suele perderse viveza mental y rapidez en las reacciones. Aunque las neuronas no se renuevan, por lo visto se pierden continuamente algunas, por lo que cuanto más se utilice el cerebro, más tiempo se mantendrá ágil el intelecto.

En Plenitud publicó que la actitud repercute en el cerebro, que funciona mejor, sin importar la edad, si hay optimismo y alegría.

· Ejercicio físico para descargar tensiones

Aunque un cierto nivel de tensión también puede ser beneficioso, el estrés excesivo de carácter crónico le resta eficacia. Para descargar la mente de presiones es preciso hacer ejercicio físico.

Todos corremos el riesgo de olvidos

Lo cierto es que a todos se les olvidan situaciones importantes a cualquier edad . Por lo general, una de las cosas que más cuesta recordar es el nombre de las personas "nuevas".

Recomendaciones

· Para recordar nombres propios

Los siguientes consejos facilitan mucha la labor. Hay que interesarse en las personas. Para ellas, su nombre es importante. Muchas veces no se recuerda por haberlo escuchado mal en la presentación. Por lo tanto, se debe escuchar el nombre con claridad. Si es necesario, habrá que pedir que lo repitan.. Facilita mucho emplear el nombre en varias ocasiones durante la conversación, y despedirse del recién conocido por su nombre.

· Cómo memorizar listas

Existe un método muy sencillo para recordar una lista de elementos que no guardan relación entre sí: la asociación de ideas.

Funciona del siguiente modo: formarse una imagen mental de cada artículo de la lista y luego asociar la imagen del primero con la del segundo; la del segundo con la del tercero y así sucesivamente.

Por ejemplo, si se deben traer cinco productos del supermercado: leche, pan, una lamparita, cebolla y helado, empezar asociando la leche con el pan (imaginarse que se vierte leche en pan)

Una vez relacionada la leche con el pan, se pasa al siguiente objeto: la bombita (se puede asociar la idea de enroscar el pan en el portalámparas). Para relacionar la bombilla con la cebolla, hay que visualizarse llorando mientras la pela).

Por supuesto, siempre será mejor que cada persona haga sus propias asociaciones. Para vincular las cebollas con el helado, habría que imaginarse que uno come helado de cebolla.

· Inventar listas

Es interesante poner a prueba la memoria con una lista inventada, tan larga como sea posible. Para ello, se puede recurrir a una asociación jocosa, ridícula o exagerada porque ayuda a recordar, más aún si cada escena es dinámica y va sustituyendo un artículo por otro.

Si se ensaya varias veces, se logran vinculaciones con rapidez entre un objeto y otro, contribuyendo a la retentiva mucho más que si no se utiliza ningún sistema mnemotécnico.

En un experimento, se pidió a 15 personas que recordaran sin emplear método alguno una lista de 15 artículos seleccionados al azar; el promedio fue de 8.5 objetos. Pero cuando el mismo grupo empleó otra lista, la asociación de imágenes obtuvo una media de 14.3.

Por supuesto que si la persona se acuerda de llevar una lista escrita de las compras, obtendrá una puntuación de 15, el ciento por ciento.

Jóvenes: cómo estudiar y recordar lo que se lee

En esta era de tanta información, la mayoría necesita ayuda para estudiar con eficacia. El estudio es imprescindible en la escuela y los negocios, así como para la auto superación y la preparación para la oratoria.

Es importante ser organizado: tener a mano los libros y artículos de escritorio, lo que incluye papel; hacerlo en un entorno agradable, con pocas distracciones y buena iluminación y apagando la radio y el televisor.

· Programar horas fijas

A algunos les rinde más estudiar todos los días un poco que dedicar mucho tiempo de una vez. Conviene dividir el tiempo en secciones. En vez de estudiar sin interrupción durante dos horas, quizás resulte mejor crear varias secciones de veinticinco a cuarenta minutos con breves intermedios. La investigación revela que de este modo aumenta la retención.

· Decidir de antemano qué se va a estudiar

Esto facilita la concentración. Antes de empezar un libro, hay que dar un vistazo al título y al índice o sumarios, leer el prólogo o la introducción, que explican los criterios del autor.

· Ojear un capítulo de un libro

Antes de leer el capítulo, es conveniente ojearlo. Observar los subtítulos, grabados, recuadros y resúmenes, así como el primer párrafo y el último. Leer la primera frase de cada párrafo, pues suele contener el hilo del argumento.

Luego, hacerse un cuadro general, formulándose las siguientes interrogaciones:."¿Qué trata de demostrar el escritor? ¿Qué saco en limpio de esta información? ¿Cuáles son los argumentos principales?".

Comprender algo no significa que se recordará íntegramente en el futuro. La triste realidad es que al cabo de veinticuatro horas se olvida hasta el 80% de lo aprendido, siquiera temporalmente. Sin embargo, es posible recuperar una buena parte del 80% si se hacen repasos.

Al acabar una sesión de estudio, se deben destinar unos minutos a recapitular. Si es posible, efectuar otro repaso al día siguiente, luego una semana después y, finalmente, al cabo de un mes.

Por último, nunca, pero nunca, subestimar al propio cerebro porque es factible mejorar la retentiva.

Fuente: En Plenitud


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
11117
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.