Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

El tío, el primo y el fisgón

04/04/2016 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dos parientes del presidente Rafael Correa, un funcionario de su confianza, cuatro asambleístas que visitan frecuentemente Panamá, son los primeros oficialistas sobre quienes caen sospechas

Según Wikileaks, solamente en Ecuador son 1864 compañías “offshore” constituidas en Panamá, 76 clientes y 148 beneficiarios entre políticos en funciones y otros ex altos cargos de diferentes gobiernos, empresarios y otros que constan en las listas de la más alta filtración de documentos en la historia.

Tres de estos beneficiarios están relacionados directamente con el presidente ecuatoriano Rafael Correa. Otros mandatarios de la misma tendencia política como Vladimir Putin de Rusia, Hugo Chávez de Venezuela o Bashar al-Asad de Siria han sido señalados por la prensa internacional por sus vínculos directos con funcionarios de estos gobiernos y personas cercanas a estos mandatarios en negocios establecidos en el país centroamericano conocido por ser un paraíso fiscal.

Según Wikipedia “offshore” literalmente significa "en el mar, alejado de la costa", "ultramar" pero es comúnmente utilizado en diversos ámbitos para indicar el traslado de un recurso o proceso productivo a otro país.

Se entiende el término offshore como las empresas constituidas en países diferentes a sus acciones atraídos por las ventajas tributarias, la flexibilidad societaria y la ausencia de controles fiscales y aduaneros. No es un delito constituir empresas en cualquier parte del mundo, o fuera de los límites de los países de los empresarios accionistas, lo que llama la atención es que políticos y altos cargos de muchos gobiernos en el mundo, personalidades del espectáculo y del deporte, y todo tipo de empresarios se vean involucrados en un escándalo de como este, con empresas constituidas para evadir impuestos y hasta para blanquear capitales provenientes de fuentes ilícitas.

Especialmente los políticos y personas cercanas a gobernantes son quienes más llamarían la atención en esta lista. La cercanía con las potenciales denuncias de corrupción en el manejo de los recursos públicos podrían en tela de duda sus acciones en el ejercicio de sus funciones de alta influencia política.

Algunos asambleístas ecuatorianos, todos curiosamente correístas, han viajado en varias ocasiones entre enero y noviembre de 2015 al país centroamericano puesto en el ojo del huracán por estas denuncias. Entre los señalados se encuentran:

Virgilio Hernández, actual presidente de la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional, por 4 ocasiones.

Maria Agusta Calle, actual presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional, por 5 ocasiones.

Gabriela Rivadeneira, actual presidenta de la Asamblea Nacional, por 3 ocasiones.

María Elizabeth Reinoso, miembro de la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional del Ecuador, por 2 ocasiones.  

Dos parientes del presidente Rafael Correa y un funcionario muy cercano son los primeros acusados en aparecer en la lista

Pero los correístas que se encuentran directamente comprometidos con el asunto son dos familiares del presidente y un funcionario dedicado al espionaje a los opositores al régimen del presidente Rafael Correa.

El primero de la lista de Galo Chiriboga, tio del presidente Correa y actual Fiscal Nacional, posesionado en el año 2011 después de ganar en un concurso duramente cuestionado por otros participantes y por la prensa nacional. Semanas antes de su posesión como la más importante autoridad en la investigación de delitos penales, su esposa María Victoria Espinal pidió a Mossack Fonseca, el estudio de abogados panameño que constituye las empresas offshore en el país centroamericano, que cambiara su nombre el de su esposo al frente de su empresa offshore por el de otras personas que podrían ser testaferros suyos. Chiriboga continua siendo el único accionista en la misma empresa que se benefició de la compra de una masión en Quito, lo que motivó una demanda judicial en contra del actual Fiscal Nacional. La sentencia favoreció a Chiriboga.

El segundo en la lista es Pedro Delgado, primo del presidente Rafael Correa y ex presidente del Banco Central de 2011 a 2012. Delgado tuvo que renunciar a presidir el Banco Central del Ecuador después de reconocer que había falsificado el documento público de su titulación como economista que era el requisito para posesionarse y ejercer como presidente de dicho organismo del estado ecuatoriano. El presidente Correa lo defendió, acusó de difamación a la oposición, persiguió a los denunciantes y, poco después, permitió la huida a Miami del funcionario acusado también de formar parte del salvataje bancario y la crisis financiera que provocó la migración de 3 millones de ecuatorianos al exterior durante el año 2000.

Mossack Fonesca, proveyó de un abogado inmobiliario a Delgado para que consiguiera un crédito hipotecario y comprara la lujosa misión en la que actualmente vive tranquilamente en Miami, en compañía de su esposa e hijos. El crédito fue concedido por otro cliente de Mossack Fonesca, el Autrobank de Panamá, un banco filial del Grupo Eljuri, otro de los grupos empresariales protegidos por el correísmo en Ecuador. La hipoteca fue concedida directamente a favor del tio del presidente Correa, el prófugo Pedro Delgado y de su esposa María Verónica Endara, ella era por entonces vicecónsul general del Ecuador en Miami. La mansión está ubicada en North Miami Beach.

Delgado además está involucrado en la concesión fraudulenta del crédito a favor del argentino Gastón Duzac, mientras fue gerente del Banco Cofiec, en manos del gobierno del Ecuador.  Al huir tranquilamente del Ecuador el encargado de detener su viaje, el fiscal Galo Chiriboga, no ordenó ninguna acción en su contra. Al contrario, se comprobó que días antes mantuvieron un dialogo en donde Delgado le exigía la desestimación penal de una empresa vinculada a ambos.

Rommy Vallejo es el jefe de la policía política del presidente Correa y director del servicio de espionaje llamado Secretaria Nacional de Inteligencia desde el año 2014. Antes de la existencia de esa instancia estatal fungía como asesor del presidente Correa de 2007 a 2014.

Vallejo es socio de Molina Bonilla, representantes en Ecuador de Mossack Fonesca. Todavía no se ha aclarado si la empresa constituida por Vallejo y Molina Bonilla estaba destinada a captar clientes dentro del mismo correísmo para el estudio jurídico afincado en Panamá, país de visita frecuente para los oficialistas como queda indicado.

Molina Bonilla, socio de Vallejo, es propietario de 20 sociedades que operan en 5 diferentes países, en 2007 fue director de la Empresa estatal de Servicios Aeroportuarios y entre 2014 y 2015 fue asesor de la Secretaria Nacional de Inteligencia y por tanto estuvo vinculado a la policía política y al servicio de espionaje del presidente Correa.

Tres correístas de alto nivel, salpicados por el escandalo de evasión fiscal y blanqueo de activos conocida como "papeles de Panamá"

@ghidalgoandrade

 


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (336 noticias)
Visitas:
7659
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.