Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Robertelyankee escriba una noticia?

El timo del atropello a una persona con la pierna lesionada (cuento, con visos de poder ser cierto)

15/10/2009 13:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es un relato ficticio basado en la posibilidad de un timo lleno de picaresca

Antonio lo vio de lejos. Ocurrió en uno de los senderos del parque. Una mujer de unos cuarenta años, con la pierna derecha inmovilizada por una férula se ayudaba en el caminar apoyándose en un par de muletas. De repente, surgió un ciclista que iba a demasiada velocidad para estar circulando entre transeúntes; se arrimó demasiado a la señora, tirándola sobre la hierba adyacente. Se escucharon gemidos de dolor. El ciclista también estaba tirado y gritaba mala cosa. Antonio era de momento el único testigo por la hora tan temprana y se acercó a la pareja llevado por su deber cívico.

- ¡Ay! ¡Ay! Me he dislocado el hombro - se quejaba el deportista, sentado sobre el bordillo que delimitaba la hierba del camino de tierra.

- ¡Dios mío! Se me ha debido de volver a romper la pierna - lloraba desconsolada la mujer, tumbada en el suelo y con las manos colocadas en la férula.

Antonio estaba preocupado. ¿A quién de los dos debía de atender primero?

- Lo mío es menos grave. Además yo he sido el responsable del accidente. Trate de calmar a la pobre mujer - le sugirió el ciclista.

Sin darse cuenta, llevaba la cartera en el bolsillo derecho trasero de los pantalones

Antonio se puso de cuclillas frente a la mujer tendida en el duro suelo. Sin darse cuenta, llevaba la cartera en el bolsillo derecho trasero de los pantalones, y debido a la postura por él adquirida, esta asomaba levemente. Notó un ligero movimiento, y para cuando quiso darse de cuenta, el infame disfrazado de deportista huía montado en la bicicleta con su cartera.

- ¡Sinvergüenza! Encima de haberle destrozado la pierna a esta señora, tiene los huevos duros de birlarme la billetera - le chilló Antonio.

Justo cuando volvía la cabeza, vio a la mujer incorporándose de pie, sin la férula, y huyendo a muy buen ritmo propio de una practicante asidua de jogging.

Antonio se tiró de los cabellos.

Aquellos dos estaban compinchados. Le habían engañado con el pretexto de robarle la cartera.

Otro timo nuevo.

El del atropello a una persona con la pierna lesionada.


Sobre esta noticia

Autor:
Robertelyankee (80 noticias)
Visitas:
5686
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.