Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier Ventas escriba una noticia?

Tiempo y Humanidad

26/11/2009 10:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para saber desde cuándo existe el Ser Humano sobre la Tierra, primero deberíamos ser capaces de responder a la pregunta "qué nos hace humanos". La respuesta a la primera cuestión depende de la segunda

Diez horas y cuarenta minutos de exposición

La Tierra, aunque haya a quienes pueda parecerles enorme, es sólo un punto en el universo, apenas un grano de arena. Bueno, si lo prefieren, una pequeña playa, una playa pequeña y antigua en medio de la inmensidad del océano. Un sistema que lleva funcionando mucho tiempo.

El universo comenzó a existir hace veinte mil millones de años terrestres, decían los astrónomos en los años ochenta. Quince mil millones, según posteriores teorías. Los poseedores oficiales de esta verdad se cargaron de un plumazo nada menos que cinco mil millones de años. Y esa no fue la cifra definitiva, después se ha rebajado hasta trece mil setecientos millones de años. En todo caso, el universo existe desde hace una enormidad de tiempo. Algo que empezó con una gran explosión luminosa[1] donde la materia estaba totalmente disuelta, a una temperatura de millones de grados. Un foco de luz como aquel, hace pensar en las primeras palabras de la Biblia: “Y dijo Dios: Hágase la luz”, escritas por personas que no podían imaginar, ni de lejos, la teoría del big-bang.

El Sol lleva ardiendo cinco mil millones de años, y dicen que le quedan otros cinco mil. Eso si no explota antes, porque es una estrella media y este tipo de estrellas pueden arder hasta consumirse o explotar en un momento dado. Ambos casos significarían el final de la vida en la Tierra.

La vida existe en este planeta desde hace tres mil millones de años. Aunque hay que decir que los científicos también han modificado recientemente sus teorías y ahora son tres mil seiscientos millones, millón más millón menos. Según ellos, la vida surgió sin más, se daban las condiciones de temperatura, gases en la atmósfera, etc., y la materia se combinó de tal modo que saltó la chispa. Y es posible, no hay contradicción entre evolucionismo y creacionismo, Dios no actúa como un prestidigitador, no empezaron a salir de pronto conejos de un agujero. Dios, creador del Cielo y de la Tierra, se sirve de las leyes que El le ha impuesto a la materia, leyes que suspende cuando quiere, y ordena los sucesos para un fin, y así vemos desfilar en los días de la ceración primero los vegetales, después los animales y, finalmente, el ser humano. Y de nuevo surge la pregunta, si el libro del Génesis fue escrito, además de la transmisión oral de generación en generación, hace al menos tres mil años, ¿cómo es posible que aquellos hombres del Neolítico tuvieran una idea, por mínima que fuera, de un proceso evolutivo en la aparición de los seres vivos sobre la Tierra que desemboca en el ser humano?

El Ser Humano, ¿sabemos de cuándo es?, ¿cuánto lleva sobre la Tierra? Aquí los científicos no se ponen de acuerdo. Hay quienes dicen que un millón de años, otros lo reducen a cien mil y, finalmente, otros a unos treinta mil años. Y es que lo que está en cuestión es el concepto mismo de Ser Humano. ¿Qué nos hace humanos?

¿Ser humano consiste en "tener" inteligencia? ¿O quizá en "tener" sensibilidad?

Para acercarnos a una respuesta, empecemos por preguntarnos si eran humanos los llamados Hombres de Neandertal (230.000 años a. C. – 30.000 a. C.). Al parecer, según las últimas investigaciones, aquellos seres tenían memoria colectiva, de especie; sus emociones eran muy elementales: no se reían ni lloraban; y disponían de un lenguaje así mismo rudimentario, con pocas palabras y muchos gestos, y sin embargo eran inteligentes: fabricaban herramientas, hacían fuego, conocían las propiedades de ciertas hierbas medicinales, etc. ¿Ser inteligentes nos hace humanos? También muchos animales tienen cierta inteligencia. Aunque no lloraran ni rieran, emociones también tenían, como muchos animales en cierto grado. Hablamos, pues, de grados, no de categorías, luego eso no es el distintivo.

Llegamos así al Homo Sapiens (150.000 a C. - ¿?). Antes el nombre de nuestra especie era Sapiens-sapiens, que significa “sabe que sabe”, es decir, es consciente de sí mismo y de lo que hace, tiene conciencia, y por tanto es responsable de sus actos. Sin embargo ahora la cultura oficial (=cultura de la bestia), con el pretexto de que se ha desechado el nexo filogenético con los neandertales, designa a nuestra especie sólo con el primer término, Sapiens (sabe), eliminando de este modo la referencia conceptual a la conciencia y situando al ser humano sólo –insisto en el reduccionismo- sólo en el plano de la inteligencia, como cualquier animal.

Y volvemos así a la pregunta: ¿qué nos hace humanos? Hemos visto que si no damos un paso más, nos quedamos en la animalidad, pero según la Iglesia Católica, Dios infundió un alma espiritual en nosotros que nos asemeja a Él, y eso no es fruto de la evolución, sino obra directa de Dios Creador, un alma inmortal y responsable ante El de sus actos. El momento de esa verdadera hominización no lo conocemos, pero sí sabemos que la Biblia sitúa al hombre desde el principio ya en el Neolítico: los hijos de Adán y Eva, Caín y Abel, son ganaderos y agricultores. Eso situaría el origen de la Humanidad, así entendida, aproximadamente en el año seis mil antes de Cristo.

[1] Tres evidencias empíricas apoyan la teoría cosmológica del Big Bang o Gran Explosión: la expansión del universo que se expresa en la Ley de Hubble y que se puede apreciar en el corrimiento hacia el rojo de las galaxias, la radiación de fondo, y la abundancia de elementos ligeros.


Sobre esta noticia

Autor:
Javier Ventas (15 noticias)
Visitas:
26959
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.