Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Más allá del tiempo y el espacio: 4D el Tiempo el gran engañador

19/10/2009 02:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El espacio consta de tres dimensiones. El tiempo nos han enseñado, es también una dimensión. Entonces, ¿cómo es tan diferente?

La respuesta: no lo es. "El espacio y el tiempo no son conceptos que puedan considerarse independientes uno de otro", explica el físico Roger Penrose. En la Teoría Especial de la Relatividad de Einstein, se disuelven en una sola entidad. Los objetos que para una persona parecen estar separados solamente en el espacio pueden estar para otra separados por espacio de tiempo. De forma análoga, dos sucesos que parecen estar separados sólo en el tiempo desde otra perspectiva ocurren en distintos lugares.

Pero eso no parece ajustarse con nuestra experiencia cotidiana. Sin embargo, eso sucede únicamente porque nos movemos a bajas velocidades. Las discrepancias entre los puntos de vista de los observadores sólo se tornan obvías cuando sus velocidades relativas son cercanas a la velocidad de la luz: el límite de velocidad cósmico.

El tiempo rompe la simetría entre el tiempo y el espacio

La física de Einstein revela una verdad profunda: el espacio y el tiempo son tan sólo hilos diferentes de una fabrica sin costuras llamada espacio-tiempo. Aunque todavía existe una diferencia obvia entre los dos. Ponemos en principio, viajar en una dirección de las tres dimensiones del espacio, pero únicamente en una dirección en el tiempo: hacia delante desde el pasado hacia el futuro. Pero, ¿cómo podemos explicar esta anomalía?

Definitivamente, dice el físico Lawrence Schulman de la Universidad de Clarkson en Nueva York, que está también por debajo del límite cósmico de velocidad. Imaginémonos, por ejemplo, abrir las cortinas de nuestra habitación a las 7 am en una brillante mañana soleada. El Sol, sin embargo, ya no existe. Explotó a las 6:55 am.; y todavía no lo sabemos, puesto que la luz tarda unos ocho minutos y medio en llegar a la Tierra.

La explosión del Sol y los conos de luz

En este escenario, cualquier evento (la explosión del Sol mirando por la ventana) es un punto de espacio y un tiempo con dos "conos de luz" asociados. Uno representa la luz viajando hacia este suceso a través del espacio y del tiempo, y el otro representa la luz en dirección contraria. Ver el Sol explotar en ese momento, significaría apartarnos de nuestro cono de luz y movernos más deprisa que la velocidad de la luz, algo que no está permitido en nuestro universo.

"El límite de velocidad cósmico es el que evita que algunas partes en el espacio y un tiempo sean accesibles", dice Schulman. Rompe la simetría entre el tiempo y el espacio, y esto significa que vemos que en la información fluye continuamente en lo que llamamos tiempo desde el pasado hacia el futuro.

Fuente original New Scientist

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
19786
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.