Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bgmiguel escriba una noticia?

Crítica de NOAH (NOÉ) de DARREN ARONOFSKY

05/04/2014 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Antes de que comencemos ustedes y yo este peculiar vistazo al Antiguo Testamento con Noé, hay que reconocerle previamente al bueno de Aronofsky las pelotas que ha tenido de traernos en 2014 una nueva visión de aquella persona que en su día recibió la llamada de Dios. De acuerdo, echarle pelotas no debería de ser la expresión correcta a utilizar; digamos: valor ante un proyecto tan ambicioso.

Crítica de NOAH (NOÉ)

Por Fernando Hernández

image

El caso es que todo director que se pone tras la cámara para rodar una película que trata temas que están en las escrituras sagradas de varias religiones, ha de andarse con pies de plomo y asumir que tras el resultado final recibirá las críticas de muchos órganos religiosos. Tal es el caso, que el mismísimo Papa Francisco se ha negado a reunirse o fotografiarse con el elenco de actores y el equipo creativo, incluso la misma cinta ha sido prohibida en varios países.

Como he dicho anteriormente, nos encontramos en la parte de la Biblia conocida como el Antiguo Testamento, para ser más exactos en el Génesis, donde se nos narra los hechos que podemos ver en pantalla que van desde la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, pasando por la muerte de Abel a manos de su hermano Caín, hasta la historia que da nombre a la cinta, la historia del arca de Noé. Para que nos hagamos una idea, este es el marco en el que nos sitúa la visión de Aronofsky; de hecho el propio director y Ari Handel, que escriben codo a codo el guión, se toman ciertas licencias a modo de metáfora para hacernos llegar una visión mucho más cinematográfica, con mucho mayor potencial narrativo que los textos sagrados que cuentan esta historia.

image

Estas libertades argumentativas que ambos guionistas se han tomado a la hora de mostrarnos una historia muy madura y adulta convierten un antiguo texto bíblico en una lección intimista y moral que pretende hurgar en nuestra propia conciencia. Hay infinidad de valores y reflexiones que podemos sacar de la historia que se nos cuenta tanto en el Génesis como en su adaptación cinematográfica, el problema reside en esta última.

Aronofsky en su búsqueda de conseguir un trabajo empacado y completo acaba cometiendo ciertos errores que, aunque no nos sacan en ningún momento de la experiencia, sí convierten a Noé en una película que acabará pasando de largo por la retina de muchísimos espectadores. Durante las casi dos horas y media de metraje que se nos presenta, en ningún momento nos aburrimos, ni sentimos sensación de sopor por escenas alargadas que jamás parecen llegar a su fin. Pese a esto, seguimos encontrando un problema latente: la sensación de que la película está sustentada sobre un pequeño armazón de pequeños palillos que en cualquier momento pueden ceder y acabar hundiendo la película. Concretamente es Russell Crowe quien carga con la película a sus espaldas y nos conduce magistralmente durante la duración de la cinta. Podemos encontrar cierta similitud con otra película del mismo director, The Fountain ( La Fuente de la Vida ), posiblemente la mejor película de Aronofsky visualmente hablando, pero que caía en el error de tener un montaje que te acababa sacando por completo del argumento y que, como Noé , acababa con su actor principal (Hugh Jackman) tomando las riendas de una historia que te acaba importando más por la propia interpretación del actor que por lo que cuenta la historia en sí.

image

Es curioso que cuando Aronofsky busca un proyecto mucho más íntimo y personal, alejándose de una gran superproducción de Hollywood, acaba consiguiendo llegar más al espectador. Y si por algo se caracteriza es por no dejarte indiferente cuando terminas de ver sus trabajos; busca abrazarte con su trama y sus implicaciones morales para que en posteriores semanas o años sigas hablando de ellas como las grandes películas que son. Si tomamos Requiem for a dream ( Réquiem por un sueño ), The Wrestler ( El Luchador ) o Black Swan ( Cisne Negro ), no sólo encontramos unas magistrales obras de arte, sino que, además pone a nuestro alcance sobrecogedoras historias de las que estaremos años y años hablando con un buen amigo mientras tomamos un café.

El oscuro interior de los personajes, los errores cometidos, la búsqueda de la redención o la obsesión por un alcanzar una meta son temas que Aronofsky nos ha sabido traer a la perfección. Y con Noé también encontramos esas intenciones, se aprecia el querer crear esa relación espectador/película/director, pero falla en el intento. Debido a momentos del metraje que te dan absolutamente igual y te sumen en una absoluta indiferencia; ¿recordáis esas libertades argumentales de las que os hablaba?, pues hay un par de momentos en que tales concesiones acaban haciéndote reír, y os aseguro que no es la intención que se buscaba.

image

El caso es que la película en sí misma funciona, pese a las carencias de las que ya os he hablado; en cierta manera se sostiene y no hace que estemos mirando al reloj para saber cuánto queda para que termine. Esa sostenibilidad esta conseguida en gran medida por el gran trabajo que Aronofsky tiene una vez más con el grupo de actores que tiene a su disposición. Russell Crowe y Jennifer Connelly están a un nivel espectacular. Recordemos que ya actuaron juntos en A beautiful mind ( Una Mente Maravillosa ) de Ron Howard por la cual Connelly ganó el Oscar a la mejor actriz. Y sobre todo están ambos brillantes porque te los crees como Noé y su mujer, a él como ese hombre que recibe la llamada divina por la que tiene que soportar sobre sus hombros no sólo su propio sacrificio, sino también el de toda su familia; y a ella como esa mujer volcada por completo a apoyar a su marido incluso en los momentos en que la debilidad la vuelve más frágil. Anthony Hopkins por su parte interpretando a Matusalén está en su línea, correcto, pero muy alejado de su mejor versión. Completando a la pareja protagonista, cabe resaltar el trabajo de Ray Winstone, el cual una vez más toma un papel que hace suyo por completo exprimiéndolo y sacándole un jugo que nos llevará ante las puertas del lado más oscuro de la moral humana.

Conclusión: Noé

Si no tuviese memoria o quizás no hubiera visto antes el trabajo de Darren Aronofsky, y con esto me refiero al potencial que es capaz de transmitir al espectador, entendería el resultado final que nos encontramos en Noé . Lamentablemente tenemos ante nosotros una película pretenciosa que acaba por generarnos cierta indiferencia cuando reflexionamos sobre ella días después de verla. Esto no quita para que sea entretenida y amena, pero con Aronofsky yo busco más, necesariamente le exijo ese punto más de calidad al que otros directores no saben o no pueden llegar. Pese a haber conseguido una buena serie de planos brillantes durante la cinta y haber puesto a nuestro alcance a este gran elenco de actores, Noé falla en cuanto a la implicación para con el espectador, hecho que no se le puede perdonar a un director de tan alta talla.

Tráiler: Noé

La entrada Crítica de NOAH (NOÉ) de DARREN ARONOFSKY aparece primero en Games4u.


Sobre esta noticia

Autor:
Bgmiguel (1416 noticias)
Fuente:
games4u.es
Visitas:
2809
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.