Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

Thalía habla con Playboy: “La sensualidad es como un perfume con el que uno nace”

01/01/2010 01:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Casi no le gusta hablar de política. Prefiere hablar de la Thalía con jeans, tenis y bandita en el pelo que ahora promueve Primera Fila, su primer disco en vivo, ese al que llama su “obra maestra”

Aunque prefiere esquivar los temas de actualidad, nunca ha escondido su simpatía por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, desde que era candidato y a quien apenas en octubre pasado sacó a bailar en la mismísima Casa Blanca. “Mira, yo me dedico a cantar y realmente no me gusta entrar en política. Siento que lo mío es eso (cantar), sin embargo la frustración de ver que hay tanto potencial en una sola tierra, en la cual ha habido muchas injusticias tanto sociales como de los gobernantes, sí de pronto es una llamada de atención, es un abrir los ojos para estas personas”, responde la esposa del productor musical Tommy Mottola sobre lo que deberían hacer los políticos para que México recupere su liderazgo en América Latina.

Un tanto evasiva y otro tanto cansada –ya por la rara enfermedad que padece desde hace más de un año y que le obliga a tomar 30 pastillas al día y 5 antibióticos; ya por el ajetreo que le ha implicado en los últimos días el lanzamiento de su nueva producción, la cual se grabó en el Bank United Center de la Universidad de Miami, Florida- Thalía responde para Playboy desde Nueva York, donde reside con su esposo y su pequeña hija Sabrina Sakae.

PLAYBOY: ¿Cómo se ve México desde Nueva York?

THALÍA: Eh… no sé… México está dentro de mí, México está siempre en mí adonde yo vaya. Siempre tengo esa imagen de mis costumbres, de la gente, de la música, de esa pasión que no se encuentra en ningún lado.

PLAYBOY: ¿Crees que las leyes que se siguen en México son las justas para los ciudadanos?

THALÍA: Yo creo que debemos hablar acerca de Primera Fila, si no te molesta.

PLAYBOY: Entonces, ¿me puedes decir cuál es el objetivo principal de Primera Fila? ¿Al grabarlo en vivo querías demostrar tu talento?

THALÍA: El disco en vivo siempre fue una necesidad mía, siempre tuve esas ganas de hacer un disco en directo con grandes músicos, en un escenario pequeño, con un público compacto. Creo que el único objetivo de este material es simplemente tratar de unir a las dos Thalías: la Thalía que está en su casa, con sus jeans, con sus tenis; la Thalía que se agarra el cabello con una banda en una colita de caballo, con poco maquillaje, que va al cine con sus amigas o se come una pizza con ellas. Esa Thalía de todos los días la quise subir al escenario y darme la oportunidad de presentarme así a mi público, y que ellos a su vez me dieran la oportunidad de entender que uno evoluciona, uno cambia, uno tiene derecho a diferentes horizontes y en este horizonte estoy tal como me ves, sin tantas megaproducciones, sin tantas luces, sin tantas explosiones y fuegos.

PLAYBOY: Pero bueno, de hecho la sensualidad ha sido parte de ti. No la vas a abandonar, a la gente le gusta verte así.

THALÍA: Yo creo que no se abandona nunca, es como una esencia, un perfume con el cual uno nace. Pero en esta ocasión, cuando la gente vea este nuevo disco que también trae DVD, se encontrará con una Thalía mucho más humana, mucho más normal. Obviamente cuando exista la oportunidad de estar en una alfombra roja o en una de las galas benéficas a las que me invitan, no voy a llegar de jeans y de tenis: ahí les voy a dar el gusto a las personas que quieran verme bien arreglada, bien vestida. No sé qué pase en un futuro, en algún otro proyecto, nunca hay que decir jamás; pero hoy día, quiero proyectarme tal cual soy.

PLAYBOY: Tu disco Amor a la Mexicana fue uno de los más exitosos de tu carrera, ¿qué esperas para Primera Fila?

THALÍA: Cada disco es único y representa lo que fui en ese momento, en cada uno me entregué no al cien, sino al mil por ciento. En cada proyecto queda plasmado un pedazo de la vida de Thalía: Amor a la Mexicana, Arrasando o I Want You. Creo que este disco me encuentra en el mejor momento de mi vida porque siento definitivamente que estoy muy bien parada, muy bien puesta y pase lo que pase con este material, obtenga discos de platino, de oro o nada, tenga primeros lugares o no, para mí es mi obra maestra hasta ahora.

PLAYBOY: ¿Crees que hayas sido presa de la fama?

THALÍA: Simplemente creo que hubo momentos en que las imágenes, los vestuarios, los espectáculos, las grandes producciones, te desvían un poco del objetivo principal, que es simplemente comunicar historias con tu voz, simplemente conectar con el otro desde un lugar profundo y dejar mensaje y dejar semilla en aquel que escucha una canción. Siento que lo importante de estar en esta vida es aprender el uno del otro y qué mejor que a través de la música.

PLAYBOY: En Twitter escribiste que “nadie te haga sentir mal”, ¿quién te ha hecho sentir mal?

THALÍA: Fíjate que yo utilizo las herramientas cibernéticas para alentar a la gente, para animarlos, para que no se den por vencidos, para salir adelante, para darles estrategias de cómo ser positivos, de no agacharse en lo negativo. Cada día yo le dejo a mi gente diferentes mensajes de optimismo. Siempre hay buenos mensajes en mi Twitter.

PLAYBOY: ¿Pero, a ti, alguien te ha hecho sentir mal?

THALÍA: Como a todo el mundo. Todos los humanos de pronto sienten que hay alguien que te hace sentir incómodo o mal en diferentes etapas; yo me imagino que en la escuela seguramente todos se sintieron así.

PLAYBOY: En el mundo aún hay mucha desigualdad entre hombres y mujeres, ¿a ti se te ha negado algo simplemente por el hecho de ser mujer?

THALÍA: Hay situaciones, hay momentos en que sí es un poquito visible la diferencia, pero hoy día no, al principio de mi carrera tal vez. Depende también en qué sectores te muevas, cómo te plantes tú ante las personas, qué respeto te den, qué lugar tengas. Yo creo que depende mucho de las circunstancias.

PLAYBOY: ¿En algún momento de tu vida te has sentido tratada

como objeto?

THALÍA: No, jamás. La verdad, depende de las bases que te den en tu casa, tu familia, tu hogar, de esa formación en tus primeros años de vida, para ver cómo te vas a manejar y el respeto que la gente te dé.

PLAYBOY: Con tu programa de radio has entrevistado a gente muy importante. ¿Es difícil a veces lidiar con los egos de colegas? ¿Qué figuras te faltan por entrevistar?

THALÍA: No es entrevistar, es simplemente platicar. Yo no soy reportera, no soy periodista, soy simplemente una mujer a la que le gusta conversar, me gusta que los demás conozcan la historia de ese personaje que tengo detrás de mis micrófonos. No te puedo decir en este momento quién me falta o a quién quisiera, pero sí que he aprendido mucho de las personas que han estado ahí, de todos esos colegas o no colegas que me han platicado pedacitos de sus vidas e historias, y realmente me hacen reflexionar. Por eso me encanta mi programa.

PLAYBOY: La industria del disco atraviesa actualmente por un momento difícil, ¿alguna vez te has planteado si quieres seguir o retirarte?

THALÍA: No, definitivamente no. Hoy día ya nadie vende discos, la industria del disco está en el peor momento de su historia y se vive otra cultura. La gente se está acostumbrando a tener la canción que quiere en su teléfono, en su iPod o Mp3. Además hay muchas distracciones: la computadora, los 900 canales en la televisión, etcétera. Por eso lo que debemos tener claro es que cantar es simplemente por gusto, por amor, por pasión, por seguir comunicándote con tu público, por seguir contando historias; no es en ningún momento por seguir vendiendo discos.

PLAYBOY: ¿Te gustaría que Sabrina ocupara tu lugar?

THALÍA: Me encantaría que ella fuera una abogada, una bióloga, una doctora, un ingeniero, que fuera todo menos esta carrera. Esta carrera es difícil, es compleja, es muy divertida pero de mucho sufrir; entonces yo quisiera que ella tuviera algo mucho más fácil, algo diferente.

Por Alonso González Bañuelas Viernes 1 de Enero de 2010

PLAYBOY: ¿Qué te faltó a ti que no quieres que le falte a tu hija?

THALÍA: Mi papá (hace una pausa), pero ella ya tiene un papasote hermoso.

PLAYBOY: Actualmente vives uno de los mejores momentos de tu vida, personal y profesionalmente. ¿En qué te ha beneficiado Tommy Motola?

THALÍA: Que es mi pareja en todo: en lo espiritual, mental, en la forma de ver la vida, en la forma de conducirnos, en lo económico. Él llegó a ser como ese espejo de Thalía y ese hombre fuerte, ese amigo y ese compañero.

PLAYBOY: El segundo hijo, ¿para cuándo?

THALÍA: Para cuando Dios me lo mande.

Casi no le gusta hablar de política. Prefiere hablar de la Thalía con jeans, tenis y bandita en el pelo que ahora promueve Primera Fila, su primer disco en vivo, ese al que llama su “obra maestra”.

PLAYBOY: Tienes 38 años, ¿te ha resultado más difícil llegar a los 40 que a los 30?

THALÍA: Yo no baso mi vida en números, ni en un certificado de nacimiento, ni en una báscula, ni en números que me digan cuánto mido o cuánto mide mi cintura. Baso mi vida en las experiencias que he forjado, en lo que hoy soy y en lo que me falta. Estoy feliz, plena, contenta, realizada y en el mejor momento de todos.

PLAYBOY: Además de ser un buen bailarín, ¿qué otras cualidades le encuentras a Obama?

THALÍA: Siento que es uno de los presidentes más controversiales de nuestra historia. Hay mucho en su plato, hay muchas cosas que debe resolver, muchos conflictos, muchas personas que lo quieren ver comprometido en su palabra. Tiene un gran paquete este hombre.

PLAYBOY: ¿Qué te gustaría que hiciera por los latinos?

THALÍA: A ti te encanta hablar de política, ¿no?

Ícono cultural

> Además de cantante, Thalía ha sido nombrada como la máxima estrella de las telenovelas en español, pues sus personajes han sido idolatrados por más de doscientos millones de personas en el mundo.

> También ha cantado en inglés, filipino, portugués y francés; abarcando diferentes géneros musicales desde el pop, rock, banda, dance, R& B y bachata.

> Ha logrado vender más de 25 millones de discos a nivel mundial, colocando en el top ten muchas de las canciones que se han hecho clásicos de nuestra era.

> Ha recibido la llave de más de cincuenta ciudades del mundo y ha sido nombrada “Huésped distinguido” en otras varias de todos los continentes. En distintos pueblos, más de tres fechas han sido declaradas “El día de Thalía”.

> Existen más de 120 clubes agrupados en su honor, a lo largo de 150 países en el globo terráqueo.

> Como empresaria ha roto récords de ventas de anteojos, ropa, dulces, perfumes y lencería con su nombre.

> Como conductora ha hecho shows nocturnos en España, México, Brasil y Argentina.

> Ha aparecido en más de 12 mil portadas internacionalmente y recibido más de mil premios, tanto en su faceta de cantante como de actriz, entre los que se cuentan los Billboard, Grammy, Lo Nuestro, TV y Novelas, MTV, entre otros.

> Primera Fila es el disco número 16 de Thalía y fue realizado en el Bank United Center de Coral Gables, Florida. Estuvo acompañada por 13 músicos, en 3 días de ensayos y dos de grabación, que dieron como resultado un CD y DVD con 13 temas.

> El primer sencillo se titula “Equivocada” y fue compuesto por Mario Domm (vocalista del grupo Camila) y María Bernal. Ya suena en la radio.

> Primera Fila incluye dúos con Joan Sebastián (“Con la Duda”) y también con Pedro Capó (“Estoy Enamorado”), así como dos canciones de la propia inspiración de Thalía (“Cómo” y “Ya lo Sabía”), en las que hizo mancuerna con Leonel (ex vocalista de Sin Bandera).

La Thalía natural

Tanto tiempo ha pasado desde que ella aparecía en un videoclip con su brassier de grifos –que prometía derramar una catarata de placeres– hasta estos días en los que se para frente a su espejo y ante el público, con la determinación de convertirse en la voz latina de los Estados Unidos. Un trabajo que sin duda le llevará tiempo, pero en el que consiguió avanzar con paso firme. Thalía ya no quiere “megaproducciones”, ha dicho a cuanta persona ha querido escucharla. Ahora quiere mostrarse natural, tal cual es, a pesar de todos los eufemismos que esto implica.

¿Sus días de femme fatale sobre los escenarios han terminado? Lo cierto es que esa imagen desbordada de sensualidad era, quizá, apenas eso, una imagen, una ilusión de lo que el público deseaba ver en ella.

A este disco, grabado en vivo, ella lo llama su “obra maestra”. Pero la verdadera obra maestra de Thalía es la habilidad con que ha sabido manejar su carrera (con la sabia guía de su esposo, el empresario Tommy Mottola). Desde hace años, se acabaron para ella las apariciones innecesarias. Ahora, más que nunca, es evidente la aplicación de una fórmula minuciosa en la que sus apariciones públicas son medidas a cuentagotas y cuando ella se recluye en sus actividades maternales los medios hacen crecer, en su ausencia, su perfil de sobriedad.

Lo más probable que es así continúe su carrera durante años. Pero lo cierto es que ahora sí necesitará mirar al horizonte y repensar su destino. Quizá este disco marque el nuevo rumbo que le veremos transitar.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
23063
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.