Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kilianftv escriba una noticia?

Las Telecomunicaciones necesitan con urgencia de apoyo económico.

21/10/2010 20:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las Tic pierden terreno en la economía española de manera preocupante frente al continente europeo y el resto del globo.

Es bien sabido que las telecomunicaciones en España (al igual que en el resto del mundo) son, hoy más que nunca, un sector muy importante en el desarrollo de nuestra sociedad. Además, es también de dominio popular, que tal tendencia de extraordinario desarrollo crecerá de forma exponencial en las próximas décadas. Sin embargo, tal evolución requiere de una implicación económica que favorezca su proliferación. No obstante tales ayudas en nuestro país, lejos de mantenerse o mejorarse, se ven afectadas por una acuciante reducción.

Sus comienzos y repercusión social.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación han permitido llevar la globalidad al mundo de la comunicación, facilitando la interconexión entre las personas e instituciones a nivel mundial, y eliminando barreras espaciales y temporales. Gracias a ello, se permite adquirir, producir, almacenar, tratar, comunicar, registrar y presentar informaciones en forma de voz, imágenes y datos contenidos en señales de naturaleza acústica, óptica o electromagnética. Todo ello ha permitido que el ser humano desarrolle una vida social, laboral... totalmente distinta a como no la podíamos esperar años atrás.

Facebook, Tuenti, Twitter, etc. son algunos de los ejemplos de redes sociales en donde el ser humano ha desarrollado su vida con el conjunto de la sociedad. Por otro lado, las TIC han favorecido a la expansión del mercado laboral a través de la creación de puestos de trabajos. Es así como surge, por ejemplo, el teletrabajo, que permite, además de constituir una nueva forma de empleo, comunicar diversas empresas entre sí con el objetivo de conseguir una óptima expansión económica.

Desde la invención de la escritura en el siglo IV a.C., hasta el TDT en un dispositivo electrónico (al cual más de ocho siglos después llamaríamos teléfono móvil, y sin el cual más de la mitad de la población no podría vivir), ha llovido mucho. La sociedad ha pasado de desarrollar una tecnología que cubría una necesidad puntual, a crear un despliegue de sistemas mucho más sofisticados que en los siglo pasados y que permiten solucionar cualquier tipo de problema que se nos presente. Sin embargo, toda esta tecnología requiere de un capital que en muchos casos no es suficiente para lograr un óptimo desarrollo de las TIC.

A pesar del gran desarrollo a nivel mundial de las nuevas tecnologías, España sufre un retroceso.

Tal y como se observa en el gráfico, se puede deducir que las inversiones que se deberían efectuar no son las esperadas. A medida que pasan los años, las aportaciones en materia de telecomunicaciones van disminuyendo a diferencia de algunos países del resto del globo. Es más, es en el pasado año 2009 cuando las telecomunicaciones registran el peor dato de la década en materia de inversiones. Ni las necesarias inversiones multimillonarias, ni una demanda de servicios al alza se dieron en un año gris marcado por la recesión económica, que provocó que la inversión cayese un 17, 3%, hasta los 4.277 millones de euros. Todo ello generó que el negocio de las telecomunicaciones perdiese en 2009 un 5, 4%; es decir, se produjo una pérdida valorada en 41.765 millones de euros.

Respecto a este año 2010, se espera que las TIC cierren el ejercicio con un retroceso del 3, 5% respecto al año anterior. El aspecto más negativo de los datos obtenidos sobre las tic es que, a pesar de ser uno de los sectores que no destruía empleo, la crisis en esta ocasión ha provocado que se genere una pérdida en la ocupación del 1, 1% en las telecomunicaciones, un 3, 1% en programación, consultoría y otras actividades, y un 2% en los servicios de información.

Sin embargo en la otra cara de la moneda se encuentra Europa, donde las TIC se expanden a un buen ritmo, con inversiones concertadas entre los gobiernos de los países y sus respectivos operadores. De este modo, en Italia se prevé que en apenas cinco años, la mitad de su población navegue a alta velocidad. En Reino Unido, también en 2015, dos tercios de sus ciudadanos tendrán la posibilidad de acceder a este tipo de conexiones, mientras que en Finlandia no sólo será posible sino que será un derecho de los ciudadanos.

En resumen, la situación es un tanto oscura en nuestro país. Sin anuncio alguno por parte de los operadores ni del Ejecutivo de aumentar la inversión, el estado actual de las redes ultrarrápidas no tiene visos de mejorar a corto plazo. Es más, "el auténtico crecimiento no llegará hasta verano de 2011", según palabras textuales del presidente de la patronal, Martín Pérez.


Sobre esta noticia

Autor:
Kilianftv (1 noticias)
Visitas:
1803
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.