Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leonardo Pittamiglio escriba una noticia?

“Teen Dream” de Beach House y el nuevo dream pop

02/03/2010 03:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Influenciados por el folk psicodélico de finales de los sesenta y la vieja tradición pop, el dúo integrado por Victoria Legrand y Alex Scally, graban un trabajo musical casi perfecto con el nombre Teen Dream

Influenciados por el folk psicodélico de finales de los sesenta y la vieja tradición pop, el dúo integrado por Victoria Legrand y Alex Scally, graban un trabajo musical casi perfecto con el nombre Teen Dream.

El álbum viene a suceder a Devotion, que editaran en 2008 y con cual adquirieran el prestigio que hasta hoy tenían, antes de este trabajo, el cual no hace sino refirmarlos como banda y amplificar las perspectivas futuras. Así cuanto menos lo señalan los seguidores que ya habían sido ganados por la banda uno años antes, y que han visto en Teen Dream el más logrado de los tres trabajos.

Una difusa carátula de poco contraste (rayas amarillas sobre fondo blanco) hace perder del ojo del observador la intención de la fotografía. No hay mensaje, como en White Album. Así comienza Teen Dream a hablarnos, antes de oírlo todavía y cuando lo tenemos en la mano.

La audición posterior de Teen Dream no ofrece una manera obtener el mensaje de la portada. ¿Qué relación podría existir entre ella y una música pop clásica, que imita las formas musicales de finales de los sesenta?

Todo el peso de Teen Dream recae sobre la melodía, que es el principal aspecto de la música sobre que el trabaja este dúo. Utiliza la experimentación, pero en un grado muy pequeño y poco común en el indie rock de la actualidad. Existe un minimalismo subyacente en los 40 minutos del álbum, que proviene de la guitarra y del piano, y que no puede encontrarse en el pop de 1966 o anterior. En el conjunto, la música de Beach House sigue sonando como si de esos años proviniera. A esto hacemos referencia cuando afirmamos que la melodía es el carácter protagónico de este trabajo: el que guste de Teen Dream no lo hará por alguna utilización virtuosa o excepcional de una instrumento en particular, o por la aparición de un sonido inaugural, sino llanamente porque la calma de las diez tonadas lo hipnotizan de manera general.

Es pop envolvente, como el de los antiguos Cocteau Twins y a quienes más se parecen. Por otra parte, aunque sin los ambientes tétricos, tienen una conexión muy profunda con la música de Nico, de cuyos discos Victoria Legrand debió gustar mucho.

Legrand es una cantante aplicada que ha aprendido sabiamente los lineamientos básicos del canto. Es perfecta dentro de su limitación. Se instruyó el ABC y en esos límites se desempeña. Aporta su tono cálido a las canciones, a las que acompaña sin exigirse tonos increíbles, a sabiendas de que es su voz quien crea la melodía en cada pieza y el encanto de este disco.

El dúo trabaja sobre la sencillez de cada una, buscando el equilibro en la playlist, a la manera del ambient y de Cocteau Twins

Como cantante muestra mayores limitaciones que Natasha Khan (Bat for Lashes), Madonna o Cher, por eso su voz, pese a ser el fundamento de la música de esta banda, no logra desprenderse del resto de la instrumentación y producir cadencias exclusivamente vocales. Las músicas de Stereolab y The Soft Machine tienen parecido con Beach House en cuanto a las limitaciones provenientes del canto, siendo, sin embargo, Victoria Legrand mucho mejor cantante que Laetitia Sadier y Robert Wyatt. Aún así, puede producir una serie suficiente de tonos distintos con los cuales genera los maravillosos instantes de “Silver Soul” y “Norway” en los estribillos.

En el comienzo vocal de “Walk in the Park” asoma un pequeño soul. La que le sigue, “Used To Be” abusa un poco menos que en la anterior de la tonada minimalista del piano. Las cuerdas de la guitarra rítmica le otorgan un color tradicional y navideño a la pieza.

El inicio de la que sigue vuelve a ponerle el tono intimista al álbum. “Lover of Mine” es una canción preciosa y algo sublime en el momento en que Legrand entona las frases: “In a wide open field / we know we can feel / awake and unreal”.

Teen Dream se compone de diez admirables canciones que no ofrecen momentos pesados (sino fuera por “Real Love”) y tampoco canciones rutilantes. El dúo trabaja sobre la sencillez de cada una, buscando el equilibro en la playlist, a la manera del ambient y de Cocteau Twins. Parece difícil imaginar alguna que adquiera la propagación de una “Daniel” (Bat for Lashes) o una “Karma Police” (Radiohead), y debido a eso Beach House no podrá ser la mejor banda del año ni tendrá a su favor el mayor número de seguidores. No obstante, Teen Dream vale en conjunto, y en esto valdrá mucho para sus fans.

__________________________________________________________________________

Valoración Final:

Puntaje: 31/40

__________________________________________________________________________

Valoración como álbum:

Superior a: Bitte Orca (The Dirty Projectors, 2009) y Contra (Vampire Weekend, 2009)

Equivalente a: Dear God, I Hate Myself (Xiu Xiu, 2010).

Inferior a: Two Suns (Bat for Lashes, 2009) y Out of Season (Beth Gibbons & Rustin Man, 2002).

__________________________________________________________________________

Valoración como artista:

Superior a: Nina Nastasia, Neko Case y Country Joe McDonald.

Equivalente a: Nico, Cocteau Twins y Jefferson Airplane.

Inferior a: Madonna y Joni Mitchell.


Sobre esta noticia

Autor:
Leonardo Pittamiglio (55 noticias)
Visitas:
8334
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.