Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Un Drogadisto escriba una noticia?

Tasa Google vs Tasa Tobin

09/04/2010 23:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El inefable presidente Don César Alierta de la no menos inefable Telefónica ha parido la idea más aberrante desde que los señores de la SGAE consiguieran sodomizar al estado de derecho y a la presunción de inocencia con el bien conocido por todos cánon digital

El inefable presidente Don César Alierta de la no menos inefable Telefónica, junto a su bien pagada junta directiva, es de suponer, ha parido la idea más aberrante desde que los señores de la SGAE consiguieran sodomizar al estado de derecho y a la presunción de inocencia con el bien conocido por todos cánon digital.

Lo dejó caer como si tal cosa en una conferencia en febrero y desde entonces el despropósito sólo ha ido a más: hasta el mismo ministro de industria Miguel Sebastián ha comulgado con las tesis del "iluminado" directivo hasta el punto de plantearlo en la Unión Europea.

Estamos hablando de la ya famosa Tasa Google, decreto por el cual empresas que se benefician de las infraestructuras de las ISP para hacer su negocio deberían compartir esos beneficios. Bautizada como Tasa Google porque es la cabeza visible del asunto, pero no se sabe quién sí o quien no debería pagar, dado que hay infinidad de empresas que hacen negocios a través de la red pagando sus cuotas de conexión, por supuesto, así como las pagan los usuarios para acceder a ellas, ya están cobrando por ambas partes. Pero parece que el Sr. Alierta echó un vistazo a las cifras de Google y no le parece suficiente, Vodafone, que ha visto también la posibilidad de hacer dinero fácil se apunta al carro. Y es que si la cuestión es poner la mano por no hacer nada más que prestar servicios que ya están cobrando, la cola se hará más larga.

Es innegable la experiencia de Telefónica en este campo, el de obtener beneficios a costa del trabajo de los demás, me refiero. En esta compañía siempre han sido de aquellos que leyeron "ganarás tu pan con el sudor del de en frente" y esta afirmación la justifican hechos con tanta tradición como facturar tiempo de conversación inexistente (no hace tantos años que facturaban por minutos enteros ) o cabinas que no devuelven cambio, ventajas de un monopolio público que como todos recordaremos pasó a manos privadas de la manera más insultante que se pueda elucubrar:

Todos recordamos (o debiéramos recordar) como el Sr. (aunque de señor tiene cada día menos, si alguna vez lo ha tenido) José María Aznar se la vendió a muy buen precio y poco antes del auge de la banda ancha a su más conocido compañero de pupitre, el infame Villalonga, repartiéndose después suculentas Stock Options a sus no menos infames amigotes y afines al PP. Muchos ya sabemos demasiado bien quien es Telefónica y no nos olvidaremos aunque dentro de dos días se cambien el nombre por el de su adquisición en el mercado británico, O2.

BASTA YA BOICOT CONTRA TELEFONICA

Así que, en vistas de los precedentes, la verdad es que ni resulta extraño, por injustificable que pueda ser a todos los niveles, que quieran meter cucharada en un negocio por el que no han arriesgado nada y que para más inri proporciona valor añadido a sus productos. La paradoja es más que notable, el ejercicio de hipocresía más que evidente.

El planteamiento es ilegítimo se coja por donde se coja, de ello nadie con dos dedos de frente puede tener la menor duda aunque desde luego vendrán los 4 acólitos de turno a enmarañar el asunto con detalles que nos desvíen del centro de la cuestión. Y digo acólitos que no alcóholicos aunque para defender el planteamiento haya que estar poco menos que borracho, carecer de raciocinio o poseer una codicia que ofusque ampliamente el sentido común.

Así pues telefónica (y no será el único ISP) parece estar proyectando una estrategia que sería, que duda cabe, la mayor de las envidias de la mayor de las garrapatas. Porque sí, no dejan de ser parásitos sociales por mucho traje y corbata que lleven sus directivos inflados a primas hasta la obesidad mórbida.

Pero que esa idea se le pueda ocurrir a un manojo de neoconservadores de una junta directiva con menos principios aún que escrúpulos no constituye una novedad, lo que llega al borde del escándalo es que un ministro de un partido que quiere hacerse pasar por progresista lleve la propuesta a la Unión Europea. Y la infamia, no acaba aquí, al ministerio de cultura francés se le había ocurrido antes.

Sarkozy riendo

En una entrevista al cabecilla de la SGAE se deja muy claro por donde van los tiros: Teddy Bautista dice que Telefónica debería cobrar a Google y pagarle a la SGAE. ¡Bueno! Ahora sí que lo entiendo todo, ¡con la SGAE hemos topado! Así que por favor, que nadie se deje engañar cuando lea que la medida es para abaratar los costes de cara al usuario que es la historia de siempre, se comen el pastel y nos dejan las migas, el agravante en este caso es que el pastel ni si quiera es suyo.

El planteamiento es ilegítimo se coja por donde se coja, de ello nadie con dos dedos de frente puede tener la menor duda

Así son estos tiempos que nos ha tocado vivir: tenemos una constitución que garantiza una vivienda digna pero los jóvenes se independizan cuando ya no son ni jóvenes. Tenemos también unas garantías laborales, pero mediante las ETT se nos está despojando de ellas. Tenemos un estado de derecho que garantiza la presunción de inocencia pero cuando compramos un CD virgen todos somos en parte culpables y nadie puede si quiera demostrar lo contario. Tenemos un gobierno socialista pero es un verdadero desafío ver en muchas ocasiones la diferencia con su "opuesto". Tenemos derecho a la libertad de información, a la copia privada, a la neutralidad de la red, a la privacidad en las comunicaciones, pero cuando se les toca el bolsillo a ciertos lobbies lo único que tenemos son muchos números para perder todos esos derechos.

Y ahora se habla de la Tasa Google, de como una empresa joven, innovadora y creativa dicen que debería rendir cuentas ante una empresa fruto de la herencia de un monopolio público privatizada en las peores condiciones imaginables, anclada en el pasado y con serias deficiencias en infraestructuras que hoy ya no dan más de sí.

Si el tema es hablar de tasas a mí se me ocurre una mucho mejor y mucho más justa. Recientemente la han rebautizado como la Tasa Robin Hood. La propuso el premio nobel de economía James Tobin en 1971 y no es más (ni menos) que un impuesto que gravaría los movimientos de los capitales financieros especulativos. Ésa sí que es una gran idea.

Pero por mucho mejor idea que sea va a ser difícil que oigamos hablar mucho de ella. Por qué? Por el mismo motivo que oiremos hablar de la Tasa Google, que ya ha hecho correr ríos, si no de tinta, de píxels por lo menos. La razón es la presión de un determinado lobby, ciertos ISP apoyados por grupos itinerantes armados con derechos que no deberían asistirles del tipo SGAE que son capaces de promover y perpetrar las mayores atrocidades, las más infames aberraciones y los más exhuberantes despropósitos que las más insanas mentes de entre todos los perturbados sean apenas capaces de imaginar.

Calificativos gratuitos? Ahí están el cánon digital y la Ley Sinde. Juzgue Vd. mismo. Desde luego yo tengo muy claro por cual de esas dos tasas votar y también empiezo a tener muy claro a quien representan esos señores trajeados que votamos cada cuatro años y pase lo que pase siempre acaban los mismos sentados en el mismo sitio, al fin y al cabo como mucho cambian de asientos.

Así que buscar demasiadas razones pensando por qué el ministerio de cultura francés, Telefónica y compañía quieren cobrar a Google, etc. es buscarle tres pies al gato. Como lo es pensar por qué pagamos un cánon digital que va contra los más elementales preceptos legales y porque un gobierno que debería representar a la mayoría de ciudadanos tiene tantas veces tendencia a representar sólo a una parte de ellos y casualmente siempre los mismos. Cómo que por qué? Por dinero, joder.

Lo que hay es un stablishment con influencia a todos los niveles y los demás estamos en su juego con el agravante de que siempre que te pueda ir mejor que a ellos en su propio juego (cosa harto difícil ) sencillamente tocarán las teclas necesarias para cambiar las reglas y que las aguas vuelvan a su cauce, o dicho de otra manera conservar el status quo.

Porque de eso hablamos, de conservadurismo puro y duro y rancio. Los 4 listillos de turno saldrán a defender los intereses nacionales, como si el hecho de tener más cerca un dinero que nunca van a tocar ni ver ni oler les fuera a aportar alguna clase de rédito. Yo personalmente prefiero que ese dinero esté en primer lugar en manos del que se lo ha ganado por medios legítimos, y si además va a ser un dinero capaz de gestar iniciativas innovadoras que a largo plazo van a aportar un valor añadido global, como global es la red, poco me importa lo lejos o cerca que esté ese dinero. Máxime si he de escoger entre disfrutar de los servicios gratuitos de Google y consentir las millonarias primas de los directivos de Telefónica.

La Tasa Google (que proponen ciertos lobbies) debería quedar desterrada en el olvido, sería mucho más interesante hablar de la Tasa Tobin (que bloquean otros lobbies) y no sólo porque la avale un premio nobel y sea infinitamente más justa, simplemente porque si eso no sucede, hay una sola razón, y los lobbies y los políticos bajo su influencia que dicen representarnos lo saben muy bien: por dinero.

telefónica no


Sobre esta noticia

Autor:
Un Drogadisto (16 noticias)
Visitas:
9649
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.