Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Tartaleo: afección del lenguaje de reciente detección en niños, es compensable

23/12/2009 00:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A partir de los 5 años, caracteres generales, síntomas constantes y eventuales, detención y esfuerzo en las vocales, desórdenes articulatorios y motores, deficiencias gramaticales, reraso del habla, inteligencia, herencia, tratamiento, pronóstico

TARTALEO: AFECCION DEL LENGUAJE DE RECIENTE DETECCION EN NIÑOS, ES COMPENSABLE

El tartaleo en el niño a partir de los cinco años se convierte en un serio problema en lo que se refiere al desarrollo del lenguaje, la conducta y el aprendizaje.

Esta afección es una de las que más recientemente ha sido identificada. Durante mucho tiempo constituyó un síndrome de disfluencia oral que casi todos los autores incluían dentro de la tartamudez.

Según Weiss afecta los canales de la comunicación, así como el desenvolvimiento infantil en general. Tiene mayor incidencia en el sexo masculino.

Caracteres generales

Desatención verbal.

Taquilalia (farfulleo) con repeticiones de sonidos, sílabas y palabras, vacilaciones o titubeos y fallas gramaticales.

Inversión de sonidos o sílabas.

Acortamiento de términos y formas gramaticales (síntesis).

Confusión y mezcla de frases.

Dislalia (es un trastorno evolutivo que consiste en la incapacidad para utilizar correctamente los sonidos del habla esperados

según la edad y desarrollo del niño).

No conciencia de su trastorno.

Síntomas constantes

Repeticiones de sonidos, sílabas, palabras y aún frases.

Número excesivo de repeticiones que se extiende a todos los elementos gramaticales; acústicamente se tiene la impresión de que el niño se adelanta a una idea que no sabe cómo expresar. No suelen observarse alteraciones de la velocidad oral, aunque puede experimentar lentitud o rapidez marcada y esfuerzos musculares, o una complicación con la tartamudez.

Falta de conciencia sobre su problema. El paciente se entera de que habla defectuosamente cuando se lo dicen los demás.

Déficit de concentración y memoria atencional.

Débil percepción sensorial en general.

Desorganización del pensamiento.

Pensamiento inmaduro.

Síntomas eventuales

Taquilalia

La excesiva rapidez verbal es para muchos autores el síntoma más conspicuo, la taquilalia es frecuente en esta afección.

Lo rápido del habla sería relativo a la deficiencia en la formación del pensamiento.

Características de los síntomas

Se diferencian en dos grandes grupos:

a) Prolongaciones vocálicas

b) Palabras o frases, modismos

Las prolongaciones vocálicas ocurren antes del inicio de una nueva proposición y significa que el

niño no está listo al próximo pensamiento, sin poder reprimir el impulso de hablar.

Detención y esfuerzo en las vocales

Este síntoma se refiere a la presencia de interrupciones acompañadas de cierta contracción espasmoidea, antes o durante la pronunciación de las vocales aisladas.

Desórdenes articulatorios y motores

Pobre articulación general, somera, superficial, desdibujada y poco expresiva.

Desplazamiento o inversiones del sonido; en especial, en palabras largas;

Dislalias: alteración en la articulación.

Deficiencias gramaticales

Falta de cohesión.

No completamiento de las frases.

No concentración sobre los detalles. Se observa una incapacidad relativa para vertebrar narraciones; los tartaleadores tienden a ser mucho más sintéticos que analíticos.

Monotonía

En el tartaleador las frases y oraciones tienen rasgos en forma de bloque o concentrados pequeños de varias palabras a la vez.

Trastornos respiratorios

Son síntomas secundarios.

Retraso del habla

Es posible encontrar en la historia clínica correspondiente del paciente -o bien en algunos parientes cercanos- que el habla surgió tarde.

Síntomas asociados

Desórdenes en la lectura; el tartaleador empieza a leer bien, pero a poco de haber puesto su atención falla y comete toda clase de errores; da la impresión de que “adivina” las palabras; saltea palabras, frases y renglones; sin embargo, no se entera de esto en sentido alguno.

Trastornos de la escritura; es irregular y chabacana; son frecuentes las omisiones, transposiciones y la inversión de grafemas; se detecta determinada dificultad para deletrear.

Falta de habilidades rítmicas y musicales.

Hiperactividad: el tartaleador permanece en movimiento continuo, lo que se ha referido con extensión al sueño; se supone que la base de esta actividad motriz es un cambio constante en los focos de interés de forma inconsciente, con falta de autocontrol, lo que explica una falta de madurez.

Hallazgos Electroencefalográficos

Se han encontrado en los tartaleadores puros una cantidad mayor de EEG anormales (desviaciones) que en los tartamudos. Es característico al encuentro de ondas “Z”de cuatro a siete ciclos por segundo; sugieren una falta de maduración del sistema nervioso central.

Inteligencia

La capacidad intelectual no se ve afectada, pese a las dificultades de tipo verbal.

Herencia

Este factor está presente en un 92.5% de los casos investigados; Gedda, Braconi y Bruno examinaron hasta tres generaciones en una familia y hallaron que tartaleo y tartamudez tenían un substrato genético común.

1) Como hereditario el tartaleo tendría un componente orgánico de propensión y disposición.

2) Su sintomatología constantemente cambiante, dependiente de la concentración y atención, se muestra funcional.

Tratamiento

Algunos autores abogan por una terapia integral que enfoque no sólo el habla, el ritmo y la comunicación oral, sino también los trastornos de la habilidad motriz y de la conducta social.

Otros autores, como Weiss a la cabeza, enfatizan el desarrollo de la atención y de su concentración. El tratamiento debe recaer sobre el desarrollo de una exagerada atención de los detalles, en el habla, la lectura, la escritura y en la conducta en general, así como una firme disciplina educacional.

• Pronóstico

No es curable, sino compensable. Es de esperar gran cansancio físico o mental, distracción y excitación y que los síntomas se remitan temporalmente.

Autores: Dr. Luis Pérez Alvarez, Dr. Antonio Hernández Vida, Proyecto Esperanza para los niños discapacitados, Camagüey, Cuba


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
11299
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.