Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cienciaysusdemonios escriba una noticia?

"Tarjetas energéticas" para curar todas las enfermedades y depurar el agua ¡ahí es nada!

21/06/2019 01:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEl más que disparatado mundo de las pseudomedicinas es una fuente inagotable de "tratamientos", todos inefectivos, algunos dañinos y como es el caso que nos ocupa (el de las "Tarjetas energéticas") directamente más que peligrosos.

En la tropical Tailandia acaba de aparecer uno de los más estúpidamente peligrosos remedios que los encantadores de serpientes de la Pseudomedicina hayan podido inventar. Se trata de lo que se denominan "tarjetas energéticas". Según las varias empresas que aparecen y desaparecen en el país comercializando este más que milagroso remedio (para evitar tener que hacerse cargo de las más que posibles responsabilidades penales a la luz de su mecanismo de funcionamiento), las susodichas "tarjetas energéticas" (del tamaño y forma de una simple tarjeta de crédito) son capaces (gracias a su "tecnología alemana") de poner remedio a todas las enfermedades conocidas y a algunas todavía por descubrir, además de activar al sistema inmune, mejorar el metabolismo y fortalecer el corazón de todos aquellos que, tras pagar el equivalente a unos 35-50 euros (cantidad nada despreciable para la inmensa mayoría de la población local), las tengan lo más próximo posible a su organismo. Algo así como las ya también famosas pulseras "Power Balance" pero en versión para llevar dentro de la cartera o billetera.

Pero aquí todo se complica ya que, a diferencia de esas pulseritas de plástico más que inerte que comentaba anteriormente y que por tanto únicamente eran un problema para el bolsillo de los incautos, estas "tarjetas energéticas" reciben su nombre porque son capaces de irradiar energía de verdad, más específicamente en forma de radiación puesto que en su composición se han encontrado elementos radioactivos como el uranio o imageel torio. Y no se crean que la presencia de estos elementos es residual, ya que mediciones realizadas han mostrado que estas tarjetas son capaces de emitir 40 microSievert por hora. Si suponemos que un tailandés decide llevar su flamante "tarjeta energética" en su billetera y pongamos por ejemplo que dicho accesorio le acompaña una media de 12 horas al día (aunque lo ideal según los fabricantes de dicho artilugio es tenerla siempre cerca a tiempo completo), nuestro usuario habría recibido en un año una nada despreciable dosis de 175 miliSievert de radiacion gamma. Teniendo en cuenta que por ley en España un trabajador profesionalmente expuesto (por ejemplo en una central nuclear) sólo puede recibir un máximo de 50 miliSievert anuales hasta un total de 100 miliSievert en 5 años y que irradiaciones de 100 miliSievert anuales empiezan a aumentar el riesgo de cáncer, no es descabellado suponer que los más fieles adeptos a esta nueva superchería pseudomédica puedan con el tiempo tener muchas posibilidades de acabar desarrollando algún tipo de tumor.

¡Pero no se vayan, porque todavía hay más! ya que el disparate alcanza mayores cotas con una nueva aplicación de estas tarjetas radioactivas, ya que según los fabricantes si se sumergen en agua durante un tiempo son capaces de esterilizar el líquido elemento. Y eso en un país donde gran parte de la población no tiene acceso a agua potabilizada es un gran reclamo para las clases más desfavorecidas, ya que con un único gasto de 35 euros pueden disponer para siempre no sólo para el comprador sino también para sus hijos, nietos y demás descendientes (ya que la vida media de los elementos radioactivos que se incluyen es de miles de años) de esa tan preciada como escasa en Tailandia agua limpia y "segura".

Y claro, si el problema de llevar una tarjeta radioactiva en el bolsillo del pantalón es la acumulación de daño radioactivo cuando se añade al agua es más que probable que a medida que pase el tiempo y el plástico se deteriore, entonces algunas (o muchas) de esas partículas de uranio o torio acabe en el sistema digestivo de los miembros de esa desesperada familia que cree haber comprado la solución a todos sus problemas médicos.

P.D.

Y de regalo un divertido video:


Sobre esta noticia

Autor:
Cienciaysusdemonios (171 noticias)
Fuente:
lacienciaysusdemonios.com
Visitas:
1446
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.