Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Isaac Chavero escriba una noticia?

Dar la Talla: Cómo la cirugía estética transforma nuestras vidas

30/06/2009 00:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Acabo de leer un libro titulado: Dar la talla. Cómo la cirugía estética transforma nuestras vidas. El libro está escrito por el sociologo Anthony Elliott.

La editorial en la contraportada lo resume: " El auge de la cirugía estética: cómo reinventarnos para «dar la talla». De Los Ángeles a Londres, de Madrid a México, de Tokyo a Teherán, la demanda de cirugía estética no deja de crecer. Inyecciones de botox, rellenos de colágeno, implantes mamarios, liftings faciales: la remodelación extrema del propio cuerpo hace furor. Vivimos la era de la cultura de la cirugía estética, habitamos una sociedad que encumbra a las celebridades y se rige por un único canon de belleza... Pero ¿son esos los únicos motivos por los que hombres y mujeres de cualquier edad, extracción social y cultural se lanzan a reciclar su cuerpo sin pensarlo dos veces? En Dar la talla Anthony Elliott reflexiona sobre las consecuencias de una sociedad de consumo en la que tratamos nuestros cuerpos como objetos de usar y tirar, nos juzgamos unos a otros por la primera impresión, y solucionamos nuestras vulnerabilidades personales «cortando por lo sano»: a golpe de bisturí."

image

En Dar la talla Anthony Elliot intenta explicar el auge de la cirugía estética elaborando una teoría personal que se sustenta en tres "fuerzas impulsoras".

La primera fuerza impulsora para Elliott es la fama, lo que autor denomina "culto a la celebridad". Según Elliott las personas comunes seguirían el ejemplo de los famosos acudiendo al quirófano. Para elliott "se considerá de forma generalizada que el grado de interés sin precedentes por las vidas, los amantes y los escandolos de las celebridades, y concretamente la fascinación por sus secretos cosméticos y sus operaciones quirúrgicas, es la fuerza mótriz principal de la cultura de la cirugía estética." Yo no estoy de acuerdo, debo decir que después de hablar con cerca de 2000 personas operadas de cirugía estética, pocas veces he detectado que la influencia del mundo del famoseo fuera un factor motivante en la decisión de operarse.

La segunda fuerza impulsora es el consumismo, un consumismo que quiere vender éxito en la vida gracias a la cirugía estética. Al igual que se compra un cosmético, se recurre a la cirugía estética. Cuando el autor entra de lleno en este tema, comete un error bastante común; el confundir o solapar la medicina y la cirugía estética. Elliott cree que la cirugía estética tiene éxito y crea adicción porque nunca cumple lo que promete, porque crea expectativas que nunca se cumplirán. Elliot afirma "la cultura de la cirugía estética trae consigo decepciones agudas además de emoción y esperanza". Esta afirmación no es cierta; en la mayoría de las ocasiones (cuando te opera un buen cirujano plástico) el paciente obtiene una plena satisfacción y nunca volverá a quirófano. Además, la adicción a la cirugía estética es un mito creado por los medios de comunicación que raramente se ve en la práctica diaria.

La tercera fuerza impulsora, es la nueva economía generada por la globalización, según Elliott; esta economía de nueva creación crea trabajadores inseguros, en el filo del despido o de la incertidumbre económica que recurren a la cirugía estética, para mejorar su carrera profesional o sus relaciones personales. Es cierto que algunos profesionales que trabajan de cara al público recurren a la cirugía estética para tener una buena imagen, pero no creo en el enfoque presentado por Elliott por el cual la cirugía estética se convierte en un modo de "reinventarse a sí mismo".

El autor reconoce que una de sus fuentes principales para la elaboración del libro han sido artículos sacados de los medios de comunicación. El problema es que la información que muestran los medios de comunicación, muchas veces es errónea, está sacada de contexto o muestras auténticos frikis de la cirugía estética. Yo "tiemblo" cada vez que me dispongo a ver un documental en la televisión sobre cirugía estética. La cirugía estética que muestran los medios de comunicación no es la cirugía real. En una próxima ocasión desarrollaré este tema.

Elliott a lo largo del libro tambien trata temas como el enorme impacto económico que representa la cirugía estética o cómo cada vez más los asiaticos intentan parecerse más a los occidentales.

El autor menciona en varias ocasiones los programas televisivos de transformaciones radicales como motor que ánima a muchas personas a operarse. Sin embargo, en España solo se programó y con poco éxito "cambio radical".

Me pregunto si a veces las cosas son más sencillas y quizá no nos deberíamos perder en complicados análisis de la sociedad. Las personas recurren a la cirugía estética para sentirse mejor, para eliminar algún complejo, para que les quede mejor la ropa... hay cientos de razones que llevan a una mujer o un hombre a operarse y quedar agruparlas todas, sintetizarlas o comprenderlas puede ser algo imposible.

Te gustará el libro sí eres un apasionado de la cirugía estética y sí te interesa entender los complejos mecanismos sociológicos que nos impulsan a ella.

Palabras clave: cirugía estética, Anthony Elliot. sociología.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Isaac Chavero (525 noticias)
Fuente:
postcirugiaestetica.blogspot.com
Visitas:
11500
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.