Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sol Arrieta escriba una noticia?

El sur también existe

06/06/2011 08:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pido disculpas de antemano a las y los lectores de la ciudad de la furia siempre bien predispuestos a informarse, conocer y comprender que existe vida fuera dela Capital Federal.Pero no sé cómo hacer para que mis rebeldes dedos no escriban lo que a continuación diré, lógicamente, destinado a quienes de todas formas no leerían el blog de una muchacha del interior. Sucede que estoy tan indignada como cada vez que pasa algo por esta zona y veo cómo repercute en su reino...

Muchas personas se preguntan a menudo si existirá vida fuera del planeta Tierra. La vida extraterrestre parece ser un tema que alucina a la gran mayoría de las personas y, de sólo enterarse que alguien movió un bracito, o algo parecido, desde Mercurio pueden tener instantáneamente un orgasmo de emoción. Es más, me atrevo a afirmar que esos álguienes también gozan de forma similar cada vez que leen noticias sobre Europa o EEUU, conocen a la perfección sus territorios y la personalidad de quienes los habitan, sin contar los avanzados servicios que poseen. Sin embargo, no tienen la menor idea de qué hay fuera de su hermosa porteñolandia , tan armoniosamente musicalizada con sonidos prefabricados, repleta de humos de todasíndoles y sombría, inmersa en la más dulce melancolía de los edificios altos e imponentes que le dan una estructura tan anacrónica como moderna; única definición posible de la idea de ciudad o urbanización.Pero, capitalinos, capitalinas, hay vida más allá de sus cementos y sus estreses, un poquito más acá y más allá, para el norte, para el sur, para el oeste. ¡Sí! ¡Les digo de verdad, no les miento! Hay gente ¡y está vestida! Hasta tiene energía eléctrica y agua potable, con suerte y en los mejores casos. Sí, claro, también haypobreza y desnutrición. También, y afortunadamente, hay comunidades originarias que subsisten pese a que el eco que retumba desde esa ciudad tan populosa y parisiana ayanquisada aturde un poco o mucho. Además, hay empresas, que nos explotan, que nos corren, que nos asesinan. Hay políticos y políticas que nos denigran. Hay trata de personas, hay represiones, hay narcotráfico, hay robos, hay secuestros, hay buenos y malos hombres y mujeres. Y, por supuesto, hay un volcán que en realidad está del lado de Chile, otro sitio que rara vez evocan excepto para sacar a relucir la repulsión hecha verborragia llamada xenofobia.La cuestión es que dan vergüenza sus apreciaciones sobre el interior. Que no tengan ni idea de dónde se habla cuando dicen que Bariloche está cubierta de cenizas o que VillaLa Angosturaestá ahí nomás de la montañita que decidió vomitar en estos días. Que no les importe absolutamente nada si no toca sus edificaciones ornamentadas. Que pregunten, de antemano, si existe posibilidad de que algo de esto llegue adonde están ustedes, porque si las y los demás quedamos bajo lava, quéimporta, mientras no les pase nada a sus avenidas y obeliscos. Que hablen de Río Negro como si fuera Chubut, de Tierra del Fuego como si fuera Santa Cruz y de Neuquén como si fuera Río Negro. Y mejor ni nos vayamos pa´l norte.También aterra que no tengan conocimiento —ni interés por conocer— de que hay Mapuches que llevan ochenta y seis días de huelga de hambre en Chile, bajo prisión, pero que manden cámaras y flashes y tuits y noticias online porque pasó algo con la naturaleza en miras al dosmildoce y se viene y se vienen y ya llegó.¿Quién es Sergio Ávalos? ¿Dónde queda el lugar en el cual asesinaron a Carlos Fuentealba? ¿Quién es Otoño Uriarte? Vaaamos, son preguntas sencillas... No me van a decir que no saben las respuestas...Permítanme la insolencia, pero no sabe un carajo del país en el cual viven, porque lo que no sucede en su burbuja no existe, no figura en sus cargadas agendas ni tienen tanta relevancia como el exterior del primer mundo y las sojas aplanadoras de comunidades. Y, para peor de los peores, no estoy hablándole sólo a esos y a esas que idolatran a Macri, sino también a quienes parecen ser un poco más humanos. Las apariencias engañan, decía mi abuelo. Cuánta razón tenía.¿De qué hablamos cuando hablamos de Argentina?Y lo dejo ahí, porque sino...

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Sol Arrieta (72 noticias)
Fuente:
cotidianidadeshumanas.blogspot.com
Visitas:
2166
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.