Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manuel Krauns escriba una noticia?

Sueños Húmedos: el placer de soñar

26/11/2009 09:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En promedio, los seres humanos pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo, pero de ninguna manera el sueño es un estado pasivo. El cerebro se mantiene activo y mientras la persona duerme puede inclusive experimentar orgasmos

Muchos se niegan a reconocer experiencias eróticas oníricas, sin embargo, Kinsey y sus colaboradores, encaminaron sus investigaciones al país de los sueños y encontraron que: un 70% de mujeres y el casi 100% de los varones tienen sueños eróticos; en cuanto a alcanzar el orgasmo mientras se duerme una vez más los hombres siguen a la cabeza arrojando que el 83% de los varones tienen en alguna ocasión poluciones nocturnas, en tanto que sólo el 37% de las mujeres estudiadas reportó haber experimentado orgasmos durante el sueño.

Duerme soñando

El ser humano tiene la necesidad de soñar, los sueños contribuyen a la salud mental, en estudios de laboratorio se impidió a varias personas soñar el resultado al día siguiente fue cansancio e irritabilidad, a pesar de haber dormido sus ocho horas necesarias. Debe quedar claro que dormir no significa soñar; fundamentalmente existen dos etapas de sueño y pasamos de una a otra en intervalos de 90 minutos; al quedarnos dormidos, avanzamos a la fase del sueño ligero, en donde las ondas cerebrales se hacen lentas. Posteriormente, arribamos al sueño profundo, caracterizado por una baja en la temperatura corporal y en el pulso, aquí generalmente no soñamos. Aproximadamente 90 minutos después la presión arterial, el pulso y la respiración se hacen irregulares; el oído se pone alerta y los ojos se mueven bajo los párpados de un lado a otro de manera similar a cuando se está viendo una película, lo que se denomina fase MOR (movimiento ocular rápido) es en este momento cuando se duerme soñando.

En la fase MOR del sueño el cerebro está tan activo como el de una persona despierta. Normalmente dedicamos al Movimiento Ocular Rápido el 25% del tiempo que pasamos dormidos.

Yo nunca sueño... y mucho menos esas cosas

Si eres de los que afirma "yo nunca sueño" estás en un error, los especialistas afirman que todas soñamos todas las noches pero a veces no se recuerdan los sueños. Experimentos realizados a personas que referían no haber soñado nunca, demostraron que cuando se les despertaba durante la fase MOR, el 84% de los individuos estaba soñando.

Freud sostenía que los sueños permiten a la gente expresar sus deseos prohibidos, ocultos bajo un disfraz. Al igual que las fantasías, los sueños sexuales no presuponen necesariamente que desee llevarlas a la práctica. Muchas veces se oponen a nuestras creencias y escala de valores, pero, por tratarse de escenas ficticias, al aceptarlas podemos sacar partido de ellas

¿Actividad de varones púberes?

Existe un mito muy difundido en cuanto a los sueños eróticos, y éste es en relación a la edad de quienes los experimentan. Se cree que únicamente los adolescentes tienen la fortuna de tan grato placer, sin embargo las erecciones y la lubricación vaginal durante el sueño se pueden presentar a cualquier edad.

"Al igual que sucede con el varón, a menudo la mujer se despierta a causa de los espamos que experimenta". También a cualquier edad

Si bien es cierto que la eyaculación nocturna es un fenómeno que alcanza su máxima frecuencia y extensión entre los 17 y 20 años, se han verificado casos de varones de hasta 80 años con poluciones nocturnas. Lo cual nos dice que no se trata de una mera actividad puberil, pues aun cuando no haya eyaculación de por medio, estos sueños se presentan a lo largo de la vida.

Otro de las grandes mitos en torno del tema, es en relación al sexo de quien experimenta los sueños, pues no faltó quien asegurara que en las castas mentes de las féminas era imposible que se anidaran tan lúbricos sueños; las investigaciones se han encargado de revelar que ello es una gran mentira; pues según las palabras de Kinsey: "Al igual que sucede con el varón, a menudo la mujer se despierta a causa de los espamos que experimenta". También a cualquier edad.

Sexualidad solitaria

Los sueños sexuales son una forma de sexualidad solitaria, y como tal, se arremetió contra ella durante los siglos XVIII y XIX, por la falsa convicción de que la masturbación proporcionaba enfermedades y la demencia. Motivo por el cual los médicos emprendieron una cruzada para erradicar lo que denominaban como auto-abuso. No sólo prohibieron a los jóvenes cenar espárragos, queso y huevos, con tal de evitar emisiones nocturnas, si no que se crearon artefactos que impidieron erecciones involuntarias durante el sueño, como un aro de metal revestido por dentro con afiladas púas.

A siglos de ello, nos suena descabellado, pero ocurría. Incluso en nuestros días, estos sueños perturbaban el ánimo de algunas personas. Si bien la mayoría de la gente se da cuenta de que el sueño no tiene una equivalencia real. Otras más se amedrentan por el contenido. Es importante recalcar que se trata de un fenómeno natural, pero si se tornara fuente de angustia, sería conveniente acudir a un terapeuta.

Los sueños sexuales son un obsequio erótico de Morfeo y en esta época de restricciones económicas, debemos tener presente que soñar no cuesta nada, así que a disfrutar.


Sobre esta noticia

Autor:
Manuel Krauns (165 noticias)
Visitas:
17386
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.