Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Guillermo César Emanuel Fernández escriba una noticia?

En Suecia hay “cero tolerancia”

11/02/2010 18:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se visitó la Embajada de Suecia para realizar una entrevista con el Sr. Alexander Peyre Dutrey; Segundo Secretario de Embajada, Encargado de Asuntos Políticos, Derechos Humanos, Prensa, Información y Cultura

Sostiene que su nación tiene grandes diferencias con las políticas europeas y latinoamericanas sobre drogas y narcotráfico. Peyre Dutrey posee experiencias sobre la investigación y desarrollo histórico en políticas contra las drogas.

¿Cuáles cree que son las diferencias entre Suecia y Argentina en políticas contra el narcotráfico?

- Las diferencias entre Suecia y Argentina en políticas contra el narcotráfico son “muy grandes”, primero por los fondos que se destinan a las políticas para la prevención y al tratamiento del narcotráfico. En relación a los costos de rehabilitación de adultos adictos a la drogas, los ayuntamientos suecos cada año gastan alrededor de 2, 7 billones de pesos argentinos por año (es decir alrededor de 600 pesos por capita/año) para programas de rehabilitación de adictos a las drogas. Esto no incluye gastos rehabilitación de menores de edad y asistencia social económica o gastos indirectos de salud pública, lo cual aumentaría considerablemente los montos.

¿No hay excepciones en Suecia?

- Hay que aclarar que en el contexto europeo, Suecia es el país que tiene las políticas menos permisivas o más duras y que no hay excepciones ni siquiera para uso personal. Estas políticas vienen siendo consolidadas desde los años cincuenta y sesenta y no se hace excepciones entre drogas ligeras y duras . A tal punto que están prohibidas las entregas de insumos para los “heroinistas”, como las agujas que usan para inyectarse, porque se interpreta como un fomento indirecto al uso de las drogas, diferenciándose de muchos otros países de la Unión Europea, y de las políticas de reducción de daños.

En Suecia hay una política de “cero tolerancia” a las drogas. Hay muchos fondos destinados a la prevención, existe una infraestructura en la que por ejemplo se trabaja en forma proactiva a través de las escuelas, los medios de comunicación y los centros de tratamiento de drogadependientes. Suecia también mantiene centros de tratamiento forzado de drogadependientes.

¿Las medidas de Suecia cambiaron a un esquema duro en cuánto a las penas por narcotráfico?

- En muchos países tienen casi las mismas leyes y después en la práctica se aplican ciertas excepciones por uso de consumo, en cambio, en Suecia se ha mantenido la aplicación dura de las leyes, dónde la policía trabaja de una manera muy proactiva como en los recitales de música electrónica, (las “Raves”), donde empezaba a surgir el uso de drogas químicas como el éxtasis. La policía directamente empezó a interferir aplicando una estrategia proactiva estando presentes en cada fiesta, logrando erradicar la droga en esa subcultura sin eliminar esos eventos.

¿Cambió el eje para que haya más límites y no se permita este tipo de fiestas electrónicas?, ¿empezaron por ese lado?

- No, no es que no se permitieran las fiestas electrónicas, pero siempre la policía averiguaba cuando se hacia una fiesta electrónica, siempre estaba presente, entraba a las fiestas, arrestaba a toda la gente que poseía y que consumía drogas y esto realmente frenó rápidamente el incremento de consumo en estos grupos. Dentro de la subcultura pronto sabían que cuando se organizaba una fiesta de ese tipo, iba a estar la policía presente buscando señas de consumo.

Foto: El Secretario posando junto al retrato del Rey de Suecia, Carlos XVI Gustavo de la dinastía Bernadotte y de la Reina Silvia

¿Usted qué opina sobre el fallo de la corte suprema el día 26 de agosto sobre el caso Arriola?,

- El fallo es interesante desde el punto de vista político y desde un contexto latinoamericano, dónde ha habido varios líderes de Estado que han discutido sobre esta política no permisiva y de cero tolerancia. En América Latina se hace la diferencia sobre las drogas ligeras y drogas pesadas entre uso personal y tenencia para uso comercial, una distinción que no se hace en Suecia.

¿Usted cree que este fallo que implanta jurisprudencia puede ser un camino positivo para la Argentina? ¿Cree que el país preparado para este tipo de medidas?

- Llevo un año en la Argentina y me gustaría conocer más las políticas de drogas en la Argentina. Sobre la despenalización, sostengo que algunos países de Europa han tomado el mismo camino como lo hizo Holanda (con una política permisiva). En cambio, la posición sueca es mantener la política restrictiva y hasta ahora no se discuten cambios de esta política de “cero tolerancia“.

¿La sociedad entera está de acuerdo con este tipo de política?

- Casi toda la sociedad está de acuerdo, incluido todos los partidos políticos. No obstante, en el debate surgen más voces alternativas o grupos que quieren una política parecida al modelo holandés, también se nota un creciente consumo de drogas ´ligeras´ como cannabis.

¿Cómo considera el modelo sueco en relación a otras políticas de Estado?

- El modelo sueco no es sólo un modelo “represivo o no permisivo”, ya que es crucial en la visión sueca sobre prevención de las drogas, conectar la lucha contra las drogas a políticas sociales muy fuertes, trabajando para lograr inclusión de todos los jóvenes a la educación, como también la posibilidad de trabajo para toda la población, programas de vivienda y otros tipos de programas más que apoyan la integración, relacionándolos a encontrar un trabajo. Esto se transformó en un “suceso” del modelo sueco. Es una parte integral de una política social mucho más amplia, dónde realmente se lucha en todos los ámbitos para la inclusión social y en contra de la pobreza. Consideramos que son factores muy importantes para evitar que se creen grupos vulnerables a la drogadicción. Es nuestra convicción que, una política represiva contra las drogas que no vaya acompañada de políticas sociales, está destinada a fallar.

* Esta entrevista realizada por Guillermo Fernández y publicada en la revista Hablemos Nº 28, en la página 34. Dicha revista es editada por la Fundación de las Américas. Es una publicación de distribución gratuita, impresa con el apoyo y bajo convenio con la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, SEDRONAR, dependiente de la Presidencia de la Nación de la República Argentina.


Sobre esta noticia

Autor:
Guillermo César Emanuel Fernández (117 noticias)
Visitas:
20752
Tipo:
Entrevista
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.