Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticoenserie escriba una noticia?

Subir al cielo en ascensor

22/06/2011 11:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dicen que este año acabará el embrujo de Mad Men en los Emmys y que Boardwalk Empire devolverá la HBO al trono, que ha visto arrebatado el título de cadena con más series aclamadas estos últimos años. Yo diría, sin embargo, que la verdadera corredora de fondo de estos premios es The Good Wife . Puede que tenga la supuestamente anticlimática cifra de 23 episodios por temporada, hecho que dificulta estructurar las tramas, y encima está en la CBS, una cadena que se caracteriza por arriesgar cero en contenidos. Y, aún así, hasta diría que puede colocarse en cabeza. Es lo que tiene ser rematadamente buena, que puedes acallar toda crítica que se te eche encima.

Cualquiera que haya visto la segunda temporada se habrá dado cuenta que The Good Wife es cualquier cosa menos sencilla. Es tan intrincada que, vendiéndose al principio como una serie de abogados , nos ha hecho un magnífico retrato de la política entre bambalinas de Chicago, las batallas de poder internas en una firma como la de Lockhart & Gardner y encima nos ha brindado uno de los dramas familiares más bien hilados y realistas de la televisión, además de un romance. Y nada de esto lo ha ofrecido de forma simplista. La vida y milagros de Alicia Florrick, como la de todos sus compañeros, está tratada con cariño y sobre todo con mucha inteligencia.

Si en algo demuestra esta cualidad es en las miradas que nos regalan todos sus actores protagonistas. Los textos son la mayoría de las veces inmejorables, pero siempre dejan espacio para que los intérpretes aporten su granito extra. Julianna Margulies, Archie Panjabi, Christine Baranski, Josh Charles o Alan Cumming tienen la gran facultad de dejar al espectador con la duda de si sus intenciones se corresponden con las acciones que hemos visto. El matrimonio King sabe muy bien el poder que tiene la palabra, siendo todas siempre muy medidas, pero también es consciente del poder que tiene la ausencia de ésta.

A partir de aquí hay espoilers del final de temporada.

Ha sido en estos momentos de silencio, por ejemplo, cuando mejor nos ha expuesto The Good Wife los verdaderos sentimientos de los protagonistas. En el primer tramo de temporada se nos mostró la faceta más shark de la serie, con las conspiraciones en el bufete, pero en el tramo final se nos ha desvelado la faceta emocional. Y lo han hecho a partir de las miradas de Kalinda, tras ver que la seguridad escondía culpabilidad; las de Alicia, que se nos cayó a pedazos delante nuestros ojos mientras andaba por el pasillo, para convertirse en la esposa vengativa; (después vino el desmorone de Kalinda en el ascensor, igual de impactante; ) y por fin el leve tacto entre Alicia y Will y un viaje en ascensor donde quedó claro que, si algo sobraba, eran las palabras. Ese viaje, que ejerció de clímax de la serie (porque cuánto más atañe en el plano personal a nuestra protagonista, más afecta al espectador), demostró por enésima vez la excelencia de este drama, cuya sensibilidad no tiene límites, y la elevó por encima del resto de ficción contemporánea. Tras ver la escena, no sabía si llorar, reír, gritar o las tres cosas a la vez.

Pero todo esto podría preocuparnos si no supiéramos que The Good Wife comprende que toda conclusión no es otra cosa que el inicio de un nuevo capítulo, que no hay fines sino medios para avanzar. Ahora tendremos, por ejemplo, a Alicia y su marido en bandos opuestos, en pleno proceso de separación y con una psicología de divorcio (¿puedo inventarme este concepto?) extraordinariamente elaborada y comprensible; a Alicia navegando por las aguas turbias de Eli Gold, que piensa más en el futuro de ella que el de Peter; a Kalinda en modo hermético y expiando sus pecados; Peter y Cary formando su pequeña liga de villanos; Will perdiendo su aureola de soltero de oro y aún nos falta saber qué opinará Dianne de todo esto y qué tiene exactamente en mente Eli.

Dicen por allí que el invierno será largo, pero yo tengo un nudo en el estómago sólo de pensar cuán de largo será el verano sin ver crecer a Alicia Florrick, The Good Wife, el reparto coral y todos los matices que la componen.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticoenserie (566 noticias)
Fuente:
criticoenserie.blogspot.com
Visitas:
1814
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.