Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Enrique Cabrera escriba una noticia?

Subastan en Italia una 'joya' gastronómica de 750 gramos... a 100.000 euros

13/11/2009 09:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cae el martillo y ¡adjudicada por 100.000 euros! Pero no se trata de una joya sino de una trufa blanca de 750 gramos, comprada por un gastrónomo de Hong kong durante la venta anual en el castillo de Grinzane Cavour, en el noroeste de Italia

GRINZANE CAVOUR, Italia (AFP) - Cae el martillo y ¡adjudicada por 100.000 euros! Pero no se trata de una joya sino de una trufa blanca de 750 gramos, comprada por un gastrónomo de Hong kong durante la venta anual en el castillo de Grinzane Cavour, en el noroeste de Italia.

Humoristas, estrellas de televisión, personalidades, todos contribuyeron a "sazonar" la subasta gastronómica, que duró dos horas y se llevó a cabo simultáneamente en Grinzane y en Hong Kong.

En total once trufas fueron subastadas, lo que aportó 250.000 euros, de los cuales 50.000 serán destinados a la construcción de un jardín infantil en un pueblo cerca de L'Aquila, la ciudad que quedó derruida en abril por un seísmo.

"¡La más grande, que finalmente cedimos a un comprador de Hong Kong, se la quería regalar al Papa!", contó Antonio Bertolotto, director de una empresa italiana de energía.

El empresario terminó por comprar una trufa de 385 gramos por 7.700 euros, la cual será donada a la comunidad fundada por el padre Ciotti, célebre por sus actividades en terrenos confiscados a la mafia. "Estoy contento de que gente necesitada la aproveche", comentó.

En el elegante castillo de Grinzane, unas 150 personas, entre ellos numerosos dueños de restaurantes, empresarios, críticos gastronómicos y periodistas asistieron a la original puja.

Se trata del momento más importante de la Feria Internacional de la trufa, ese tubérculo de olor intenso y picante, y sabor agradable, aunque ligeramente amargo, que crece en los bosques de Europa y está considerado entre los manjares más refinados de la cocina del Viejo Continente.

La feria de la trufa blanca italiana se celebra del 3 de octubre al 8 de noviembre en la pequeña localidad de Alba, a donde tradicionalmente llegan miles de compradores extranjeros, entre ellos franceses, alemanes y suizos.

Subastan peculiar trufa blanca en festival internacional en Italia

Para los menos adinerados, es posible "catar" la trufa por 37 euros gracias a un plato suculento de huevos condimentados con trufa blanca rayada y una copa de vino.

"Todos los años, desde hace unos 7 a 9 años, viajamos de Suiza a la feria", cuenta Franco, del cantón Ticino, quien adquirió una trufa de 50 gramos por 94 euros.

Numerosos vendedores proponen el tubérculo más caro de la tierra a cerca de 200 euros los cien gramos, menos del precio que tenía el año pasado cuando costaba el doble.

"Una trufa buena es una trufa que te invita a comérsela con solo verla. Debe ser fresca y si es posible de Piamonte. Sólo con el olfato se sabe si la trufa es tuya", sostiene Aldo Scendra, vendedor de 65 años.

Renato Agnello, de 71 años, quien empezó a buscar trufas a los 6 años de edad con su padre, pertenece a una de las más viejas familias de recolectores de trufas del norte de la península.

"Desde hace siete generaciones recolectamos trufas", contó. "Mi padre se especializó en el entrenamiento de perros expertos en su búsqueda. Los vendía en Francia", dijo.

La búsqueda de trufas se hace en general de noche, "porque el perro es más sensible a los olores debido a la humedad", asegura, ya que el tubérculo se encuentra en general a un metro de profundidad.

Pese a todo, la competencia es dura. Hay 12.000 recolectores de trufas registrados en Piamonte.

"Nosotros, aquellos que merecemos el digno título de recolectores de trufas, tenemos nuestros lugares secretos, que visitamos a escondidas y de noche", confiesa Renato.

Para promover ese apreciado producto, célebre ya en la cocina de los egipcios y que a lo largo de la historia hasta se le han atribuido propiedades afrodisíacas, la región de Piamonte designa cada año embajadores, entre ellos al arquitecto alemán Daniel Libeskind y al célebre cocinero francés Franck Cerutti.

Una trufa blanca de 750 gramos exhibida durante la subasta en el castillo de Grinzane Cavour/AFP


Sobre esta noticia

Autor:
Enrique Cabrera (641 noticias)
Visitas:
3835
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.