Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pepe Trisca escriba una noticia?

Su libertad de expresión

01/06/2012 19:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La libertad de expresión de los Nacionalistas solo va en un sentido. El suyo

Ya pasó la final de la Copa del Rey. Y lo hizo con más pena que gloria. Un Barcelona muy superior dejó claro en 20 minutos quien era el mejor. Cero tres y se acabó el encuentro.

Hay una prensa en España muy dada al peloteo con el País Vasco.

Cuando se habla de la meteorología, por ejemplo, y se menciona el tiempo del norte, automáticamente se refieren a los factores climatológicos por los que está atravesando Bilbao o el momento en que se encuentra la playa de la Concha de Donosti. Presuponiendo que en el resto del norte, es decir Cantabria, Asturias y norte de Galicia, a los que ni mencionan, están pasando por las mismas vicisitudes, pero sin mencionarlas. Como si el norte solo fuera el País Vasco. En el parte televisivo siempre se ve una calle de Bilbao o las olas de la mencionada playa, como si en el resto del norte no existieran playas o ciudades.

Con el futbol sucede algo parecido. Hay una parte de la prensa deportiva que lleva un año dándole un pábulo desmedido a las victorias del Atleti. No quiero decir que no fueran merecidas, pero dando por sentado que quienes escriben de futbol, supuestamente, saben algo del tema, no se debe engañar a los jóvenes deportistas que militan en este club, ni crear falsas esperanzas a sus apasionados seguidores. La verdad es que el Atleti es un equipo joven y peleón, con mucha voluntad, entusiasmo y ánimo de lucha, que idolatra sus colores con mucha más fuerza que los mercenarios millonarios del Barcelona. Pero esto no es suficiente para ser el gran club que nos quieren vender los incondicionales de la prensa vasca. El Atleti de Bilbao no deja de ser un equipo de provincia. Pero… Eso sí, juega en una catedral y tiene su sede en “el gran Bilbao. Casi nada.

Pero no es mi intención hacer una crónica deportiva de este evento futbolístico. En realidad, al igual que muchos a ciudadanos, estaba más pendiente de los asuntos extradeportivos.

Durante unas semanas anteriores al encuentro, los radicales catalanes y vascos han aprovechado para poner en solfa, de nuevo, sus reivindicaciones, de independencia y secesión. Y para hacerlas llegar con total claridad al resto de los ciudadanos españoles, su propuesta es pitar la bandera nacional de España y de paso al Príncipe, que acudió al estadio en representación del Jefe del Estado.

En contra de la opinión de la presidenta de la comunidad de Madrid, la señora Esperanza Aguirre, que pedía suspender el partido por considerar de suma gravedad la manifestación sonora, se pitó a la bandera y se insultó gravemente a la presidenta de Madrid. Toda esta insultante movida en aras de la libertad de expresión.

Aquí quería llegar, a la libertad de expresión. Esta frase en boca de estos aldeanos “fascistoides” queda totalmente degradada. La libertad de expresión y el victimismo político es el cuento de siempre utilizado por los mismos para agraviar con saña a España y a sus habitantes. Con el cuento de la libertad de expresión se ocupa la Plaza del Sol el 15-m, por los indignados y acampan sine díe coartando y coaccionando la libertad de expresión de los demás ciudadanos. Con el cuento de la libertad de expresión, estas minorías de cretinos salva-patrias, reunidos en partidos y agrupaciones mafiosas, como los Radicales Endavant, CUP; CAJET…etc, convocan manifestaciones en Barcelona para, con su libertad de expresión, quemar la bandera de España y las fotos del Rey y su familia al grito de ¡Muerte al Borbón! Con esa misma libertad de expresión, durante la Diada de Cataluña se queman varios ejemplares de la Constitución, saliéndoles gratis este agravio y provocación. Por la libertad de expresión se reprime en Cataluña todo lo que huela a español y se inculca el odio y la desidia entre los más pequeños. Y por último, por el artículo 33 de su libertad de expresión, se ha venido a Madrid, a la capital del Estado a insultar impunemente a todos aquellos que no son como ellos.

¿Hasta cuando vamos a estar secuestrados por estos energúmenos soportando los insultos, provocaciones e injurias, sin que el gobierno tome la sartén por el mango y aplique las leyes que correspondan?

Las urnas son la máxima libertad de expresión, los demócratas de siempre aceptaremos su resultado. ¿Lo acataran ellos?

Cada vez que sucede un hecho de estos, salen los de siempre a templar gaitas, repitiendo la misma monserga de que son una minoría, que no representan a nadie, que la mayoría de los vascos y catalanes no son así y un largo etcétera de frases hechas ya muy manidas que no creé nadie.

Después de esta última actuación me he dado cuenta que la libertad de expresión solo tiene una dirección, la de ellos. El resto de ciudadanos no tiene derecho a manifestarse en su contra y en caso que lo hicieran, deben ser castigados y multados por fascistas.

Cuando en la cabeza hueca de estos individuos, solo pueden contemplar una idea, la suya, como la verdad suprema y se desprecia e insulta todas las demás, la cosa es clara, o se les planta cara y se les aparta, o acaban dividiendo la sociedad que les sustenta y acoge, terminan con las libertades del resto de ciudadanos que componen la democracia en España.

Yo no quiero seguir siendo insultado y ultrajado por estos mamelucos. Ha llegado el momento de tomar en consideración un referéndum en el que quede claro el camino que desean seguir, las mal llamadas, comunidades históricas.

Si en verdad son minoría y la mayoría es consecuente y afín con el sistema político vigente en España, las urnas lo dirán. Si es así, esas minorías desequilibrantes sobran, y se les debe aplicar las leyes correspondientes. Si por el contrario la mayoría es separatista y desean la secesión, se les concede la independencia hoy mejor que mañana. Es la única forma para que la nación española siga avanzando en democracia y solidaridad, que tanta falta nos hace a todos en estos momentos.

Las urnas son la máxima libertad de expresión, los demócratas de siempre aceptaremos su resultado. ¿Lo acataran ellos?

Señor Presidente. Referéndum ya. Y si no desean ser Españoles que se vayan, se les acabó el chollo.


Sobre esta noticia

Autor:
Pepe Trisca (353 noticias)
Visitas:
617
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.