Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Agcom escriba una noticia?

Status del sector Salud argentino ante una 2a ola de COVID

25/02/2021 21:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En marzo 2020, cuando llegó el COVID a la Argentina, el sector Salud ya estaba en crisis. Ahora, ante una 2ª ola, la situación se presenta mucho más complicada

“La pandemia nos tomó por sorpresa y en un escenario complicado: el sector estaba en crisis, sin recursos excedentes” -asegura Pablo Schiera (Gerente de Compras y Contrataciones del CEMIC y miembro de la comisión directiva de AACAM -Asociación Argentina de Compras y Administración de Materiales)-. “Al principio, desconocíamos a qué nos enfrentábamos… Todo era incertidumbre.  En el área de compras no sabíamos qué se iba a utilizar ni cuánto ni cómo debía cuidarse el personal de salud para asistir a los pacientes con la mayor reducción de riesgo de contagio.  Si el parámetro era lo que sucedía en Europa, aquí no existía una estructura adecuada de equipamiento, circulación, insumos, etc., para lo que creíamos nos tocaría vivir”.

Por su parte, Eva Quintas (Gerente General de la Asociación Española de Socorros Mutuos de Comodoro Rivadavia, Chubut) cuenta que “la situación económica del mercado de Salud es pésima desde hace mucho tiempo.  Estamos en emergencia sanitaria desde 2002 y no hay un “norte” para salir de esta situación.  La salud no es considerada como algo rentable...  Ante la 2ª ola de COVID en el país -que ya es un hecho-, no volveremos a la normalidad este año”.

“Incertidumbre y desorden es lo que observamos en la conducta de compra de las entidades de salud del país” -explica Germán Di Domenico (Country Manager de Bionexo Argentina)-. “El COVID encontró en 2020 un sector de Salud con una crisis económico-financiera crónica. Consideramos que esta situación se arrastrará por un buen tiempo, al menos hasta el total restablecimiento de la actividad”. 

2020 fue un año de aprendizajes y de grandes exigencias para los líderes del área de compras de instituciones de Salud.  La pandemia obligó a actuar rápido y adaptarse a una situación inédita.  Hubo escasez de muchos insumos básicos COVID, con situaciones muy dispares entre empresas sobrestockeadas y otras sin los insumos necesarios para afrontar la crisis.  Hubo que buscar alternativas de abastecimiento.  “Todo el mundo, todas las industrias y todos los rubros salieron a buscar lo mismo en simultáneo” -expresa Schiera de CEMIC-.  “Esto provocó un rápido desabastecimiento.  La Argentina es un mercado chico.  No teníamos prioridad…  Tuvimos que pensar y buscar alternativas de abastecimiento.  Por ejemplo, con referencia a ropa de protección, al principio continuamos utilizando descartables; de repente, ante la escasez de la tela y la mano de obra, volvimos a los reutilizables.  Finalmente, esto nos resultó más económico y sustentable”.

“A partir de la pandemia, y debido a la dispensa prevista en el Decreto 260/2020, nos vimos obligados a disminuir la dotación general de colaboradores” -explica Eva Quintas-.   “De los 414 empleados, 70 fueron excluidos por pertenecer a grupos de riesgo, quienes hasta hoy continúan percibiendo el 100% de sus haberes.  Tuvimos que recurrir a la contratación de personal eventual para reemplazar esas ausencias, lo que significa un importante incremento del costo laboral.  Tuvimos que recurrir a tomar créditos para afrontar la situación”.

“Ante el escenario de incertidumbre, comenzó una etapa de abastecimiento desordenado, además de que cambió el mix de compras. Aunque pasados los meses se pudieron retomar más actividades, el ritmo de trabajo nunca volvió a ser el de antes” -describe Di Domenico-. “Esto impactó en la compra de insumos.  Los proveedores preocupados se encontraron ante una notable disminución de pedidos (salvo los insumos asociados a COVID-19) y sin el acceso directo habitual a los departamentos de compras.  Por otro lado, surgieron nuevos proveedores en el mercado; algunos, buenas alternativas y otros, oportunistas.  En esta situación, las entidades de Salud valoraron mucho más a Bionexo como aliado estratégico, con su batería de herramientas tecnológicas para hacer compras inteligentes.  Para nosotros significó una excelente oportunidad para mostrar nuestro valor agregado en la estrategia de abastecimiento del sector y su eficiencia en la gestión”.

La compra es el primer eslabón para optimizar costos en Salud. La eficiencia en el abastecimiento va de la mano de la adopción de nuevas tecnologías

 

Una nueva era en el Abastecimiento del sector Salud

La pandemia significó un aprendizaje intensivo que obligó a los compradores de empresas de Salud a:

  • Pensar y buscar alternativas de abastecimiento ante la escasez o los precios exagerados.
  • Realizar acuerdos con proveedores, trabajar en equipo para ganar ambos en medio de un escenario caótico.
  • Organizarse en burbujas en el sector de compras para seguir operando, aunque surgiera algún caso COVID.
  • Comenzar a trabajar en forma remota y mixta. Y darse cuenta de que ese mix funciona bien.
  • Utilizar tableros de control, herramientas tecnológicas para una compra más inteligente, mejor planificada y eficiente.
  • Organizar canales de reclamo legítimos y avalados legalmente ante el precio abusivo de algunos insumos fundamentales. Según Pablo Schiera, “hubo casos de productos que en enero valían $60 y en septiembre, $900“.
  • Ser rápidos en la capacidad de acción y reacción.  “En marzo 2020 había mucho desconocimiento.  Fuimos aprendiendo -y desaprendiendo- sobre la marcha.  Una y otra vez nos encontramos frente a la activación de protocolos que al poco tiempo demostraron no ser efectivos” -asegura Eva Quintas.

 

La compra es el primer eslabón del servicio de Salud para optimizar costos

2021 también es un año de pandemia, con todas las dificultades que eso significa para el mercado de Salud.

La situación económica del sector es crítica.  Venimos de dos décadas de crisis y el escenario es pesimista.  Los recursos económicos son la gran limitante para la recuperación y el crecimiento del mercado de Salud.

Según Pablo Schiera, “la productividad bajo y, asimismo, los financiadores argumentan no haber podido trasladar actualizaciones de precios.  Por un lado, por las regulaciones de los precios de las cuotas (las prepagas), y por el otro, a raíz de sufrir bajas de ingresos por la caída de aportes con el aumento del desempleo, además de factores relacionados con la cuarentena (las Obras Sociales)”.

El escenario de salud es más alarmante que el año pasado” -confirma Eva Quintas-. “Como referencia, en la peor etapa de COVID, en Comodoro Rivadavia se registraron entre 176 y 230 casos.  En los primeros días de enero 2021, ya teníamos 400 casos, mucho más que en el pico 2020.  La gente no vino a controlarse, por miedo de contagiarse COVID en las instituciones de salud, y existe alta probabilidad de tener que asistir a pacientes con enfermedades crónicas (cardíacos, diabéticos, etc.), además de contagiados de COVID.  Este año será muy complicado para las instituciones de salud.  La facturación se paralizó drásticamente.  Los financiadores no reconocen los nuevos precios.  Contamos con stocks muy reducidos.  Debemos realizar compras más inteligentes.  La vacuna es nuestra única esperanza”.

En medio de esta crisis sanitaria y económica, el sector de compras y abastecimiento juega un rol fundamental para una mayor eficiencia de las empresas de Salud.

“El mercado de Salud está en el dilema de tener que seguir abasteciéndose para poder funcionar, pero cuenta con recursos escasos y la ayuda del Estado paralizada” -explica Germán Di Domenico de Bionexo-, “y los costos ya no se pueden seguir trasladando a los precios.  Esto obliga a desarrollar un proceso de compras más eficiente que nunca.  Hay que ajustar al máximo en el primer eslabón de la cadena para derramar beneficios en las etapas subsiguientes.  El sector necesita una inversión tecnológica urgente para mejorar el management de abastecimiento a partir de una planificación de compras inteligente, con información estratégica para tomar mejores decisiones.  Poder planificar, prever las compras, es esencial. A mayor eficiencia desde el principio del abastecimiento, menor “cuello de botella” al momento de la asistencia”.

Definitivamente, la pandemia dejó al descubierto que hay nuevo paradigma de abastecimiento en Salud. Es esencial que instituciones de todas dimensiones y especialidades continúen subiéndose a la Era Digital.

El sistema de salud argentino está en crisis. La planificación de compras es fundamental para lograr mayor eficiencia ante una 2a ola de COVID en el país

La eficiencia va de la mano de la tecnología; esto es inevitable.


Sobre esta noticia

Autor:
Agcom (125 noticias)
Visitas:
1406
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.