Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mandfymas escriba una noticia?

Starsky y Hutch (Bernie y Max)

12/01/2011 00:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

No, no voy a hablar del GP de Valencia, ni de recogidas de firmas para "salvar un GP", cuando todos deberíamos saber que en el lugar de la palabra salvar debería ir la palabra enriquecer. Precisamente es de esto último de lo que sí que voy a hablar, de dinero y, sobre todo, de quien lo maneja.

Porque durante las semanas previa y posterior a una carrera es normal hablar de actualidad, pero inmersos como estamos en un pequeño desierto formulero, es hora de entrar en valoración sobre esta temporada tan desconcertante y extraña que ya ha pasado su ecuador. Analizarlo piloto a piloto y escudería a escudería no me serviría de mucho, pues por muchas vueltas que quisiese dar, todos los caminos llevan a Roma. Es decir, llegaría a la conclusión de que esta temporada lleva el sello de dos hombres de negocios vestidos de presidentes que la manejan a su antojo.

Tras un período de "paz" donde la evolución y la velocidad pasaban a un segundo plano tapadas por la seguridad, y donde ambos se mantenían bastante al margen de protagonismos no deseados, algo empezó a cambiar cuando esa especie de temor o miedo a que algo similar a lo de Senna se repitiese comenzó a apaciguarse. Bajo un punto de vista personal y perfectamente discutible (seguro que, como comenté no hace mucho, vosotros conoceréis mejor el pasado de la F1), creo que la imagen de estos dos personajes se ha ido decayendo con el paso de los años, bien porque a todo el mundo le afecta hacerse mayor obien porque cinco ceros son mejores que cuatro si tras ellos va el símbolo del dólar. En este caso está claro que la mezcla dinero+vejez dá como resultado una pérdida de conocimiento de lo que el poder significa.

Es entonces cuando las normas dejan de tener una prioridad y pasan a tener otra muy distinta. El dinero le gana protagonismo al espectáculo, y por tanto a la esencia de este deporte. Los continuos cambios de normativa no son más que una búsqueda de dinero adornada con toques políticos y de poder. Y como los primeros cambios funcionan, con el paso del tiempo van aumentando la cantidad, y por tanto van llenándose más los bolsillos. Pasamos de la seriedad por una Fórmula 1 más segura sin perder espectacularidad, a una parodia de lo anterior donde circuitos, escuderías, limitaciones y medidas "anticrisis" aparecen de la nada con un pan bajo el brazo (envuelto eso sí con papeles morados). Es decir, al igual que ocurriócon Starsky y Hutch cuando pasaron de ser los protagonistas de una serie policíaca a serlo de una película de humor.

Por eso ahora, en cuanto los equipos han plantado un poco de cara, y en cuanto la sombra de la muerte ha sobrevolado la F1 de nuevo, con los accidentes de Surtees y Massa, Bernie y Max han perdido el control de la situación. El primero ha pasado a estar más oculto, tratando de buscar alguna solución decente que contente a ambas partes, mientras el segundo acapara protagonismo en lo que serán (espero) sus últimos coletazos. Un panorama convulso, que unido a las salidas de tono de los protagonistas como el escándalo de la orgía de Mosley, a lo que el propio Max está haciendo en otras categorías como el WRC, y al ansia de dinero en plena crisis de su amigo Bernie (Max tampoco se queda corto) hacen que un servidor disfrute lo justo de esta temporada.

Como comenté ayer, primero por los cambios de horarios que nos hicieron ver cómo anochecía Australia y como se inundaba Malasia. Luego la polémica de los difusores, que en China se diluyó tras la decisión de mantenerlos y la primera victoria de uno de los coches considerados como "legales" en aquel momento. Después los tostones de Bahrein, Turquía, Mónaco y Barcelona, donde lo más importante era la guerra FIA vs FOTA. Por suerte todo parecía encontrar un nuevo camino en Gran Bretaña y Alemania, cuando los Brawn dejaron de ser imbatibles y todo el mundo paró de comparar a Button con el Schumide 2004. Llegó Hungría y con ella la resurrección de McLaren, Ferrari y Renault, los tres dominadores del mundial 2008 con permiso de BMW, que al ver el panorama decidía marcharse, como también hicieron Bourdais, Massa y Piquet, que dieron llegada a Alguersuari (el más joven) y Schumi (el más mayorcito).

Resumiendo: entender se entiende perfectamente, disfrutar ya no se disfruta tanto, y si te toca estar al frente, controlarlo es imposible. Al menos si te llamas Bernie o Max y te gusta mucho el dinero.

PD: Si aún os quedan dudas, comparad la imagen que abre esta entrada conésta de los protagonistas de la famosa seriey me comentáis.


Sobre esta noticia

Autor:
Mandfymas (92 noticias)
Fuente:
mandf1ymas.blogspot.com
Visitas:
3483
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.