Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es - Cine escriba una noticia?

Stanley Kubrick: "Un genio intenso, brillante y oscuro"

23/03/2011 08:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

RAFA VIDIELLA

  • El cine no olvida a uno de sus grandes directores.
  • Doce años después de su muerte, París dedica una gran exposición a la vida y obra del gran Kubrick, un hombre independiente que no se dejaba conocer.

Stanley Kubrick

"Mirad esos ojos. Miradlos fijamente", escribe un biógrafo al comenzar otro de los muchos volúmenes publicados sobre Stanley Kubrick. "Mirad esos ojos", escribe, y es verdad que hay mucho que decir de ellos: oscuros, brillantes e intensos, reflejan la esencia del cine. Del cine como arte. Del cine como lenguaje que refleja e interpreta la vida. Del cine como respuesta a algunas de las más grandes cuestiones humanas.

Esos ojos no son solo los de uno de los más grandes de todos los tiempos, sino también los de una leyenda. Por su negativa a conceder entrevistas y mezclarse con el mundo. Por el enfermizo control sobre sus producciones. Y por su legendario e introvertido carácter, que lo llevó a huir de Hollywood para seguir creando desde la campiña inglesa.

Valió la pena. Aunque más escueta que la de otros genios, la filmografía de Kubrick nos regala un puñado de obras maestras de todos los géneros: cine bélico (Senderos de gloria), comedia (¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú), épica (Espartaco), ciencia ficción (2001: Una odisea del espacio), terror (El resplandor), cine negro (Atraco perfecto)... Temática, estilo o presupuesto dan igual. Kubrick siempre es Kubrick.

Lo es desde que en 1928 nace en el Bronx, en una acomodada familia. Música, béisbol y ajedrez son sus aficiones tempranas, pero será una enorme cámara fotográfica lo que cambie su vida. Sin haber cumplido los 17 años es contratado como fotógrafo por la revista Look, y cinco años después empieza a dirigir películas: resuelto y poseedor de una ingobernable fe en su talento, Kubrick escribe, financia, produce, dirige y monta tres cortos : Day of the Fight (1950), Flying Padre (1951) y The Seafarers (1952).

Su primer largo, Fear and desire (1953), decepciona al realizador, que llora durante el primer pase, pero lo estimulará a seguir rodando. Pronto llega El beso del asesino (1955) y una tercera magnífica, Atraco perfecto (1956), que le sirve de trampolín hacia Hollywood.

Allí dirigirá a Kirk Douglas en Senderos de gloria (1957) y, cuando el actor se pelea con Anthony Mann y lo despide de Espartaco (1960), Kubrick será su sustituto. Aunque el resultado artístico y comercial sea soberbio, pelear con una pléyade de estrellas muestra a Kubrick el camino a no seguir.

Peculiar

Su senda se aparta de lo establecido, y su siguiente película es Lolita (1962). Aunque su figura se consolida y una sátira deliciosa, ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (1964), es un gran éxito, Kubrick se muda a Inglaterra, donde le da vueltas a una película porno de gran presupuesto (Blue Movie) que nunca llegará a hacerse y empieza a filmar 2001: Una odisea del espacio sin la que La guerra de las galaxias o Encuentros en la tercera fase no existirían.

Después vendría la polémica La naranja mecánica (1971). Mientras trataba de rodar una película sobre Napoleón aceptó filmar Barry Lindon (1975), El resplandor (1980) y La chaqueta metálica (1987).

Doce años después, y cuando ultimaba el estreno de Eyes Wide Shut (1999), su corazón se paraba. Estrellas como Tom Cruise, Nicole Kidman o Steven Spielberg lloraron al hablar de él en el funeral: según algunos asistentes, parecían estar hablando de otra persona. Ese no era el Kubrick que ellos habían conocido: en realidad, y más allá de su cine, muy poco se llegó a saber nunca de él.

Guiones y maquetas en la Cinemateca

La gran exposición dedicada al cine de Kubrick abrió sus puertas el lunes en la Cinemateca de la capital francesa. Hay decenas de objetos cedidos por la viuda del director, Christiane Kubrick, e incluye cartas, apuntes, guiones, maquetas, recreación de ambientes vinculados a sus películas y objetos utilizados en sus rodajes. La exposición ya ha pasado por Fráncfort, Berlín, Melbourne, Gante, Zúrich y Roma.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es - Cine (399 noticias)
Fuente:
20minutos.feedsportal.com
Visitas:
3142
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.