Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alfapc escriba una noticia?

Springsteen arrasa en su concierto de Bilbao

27/07/2009 15:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El rockero, que actuó ante 36.000 personas en San Mamés, visitará Sevilla y otras tres ciudades españolas en su gira europea

Bruce Springsteen hace vibrar a los 36.000 espectadores que acudieron a su concierto en el estadio de fútbol de San Mamés. El cantante, acompañado por el mítico grupo The E Street Band, ha hecho escala en Bilbao dentro de su gira mundial para presentar su último disco Working on a dream.

El Boss ha iniciado así en Bilbao la parte española de su gira europea, que hará escala también en Benidorm (28 de julio), Sevilla (30 de julio), Valladolid (1 de agosto) y Santiago de Compostela (2 de agosto).

Con treinta minutos de retraso, Springsteen salió al escenario con una camiseta negra y saludó al público expectante con un “Kaixo Bilbao, pozik nago! ¡Hola Bilbao, estoy feliz!”. La audiencia, entregada desde el primer momento, acompañó al 'Jefe' durante todo el concierto.

El concierto comenzó enérgico con canciones como Hungry Heart, la coreada Badlands o uno de los pocos temas del nuevo disco Working on a dream, que ha incluido en el repertorio Outlaw Pete.

En el escenario sólo figuraban dos pantallas gigantes en los laterales, para que los más lejanos pudieran seguir el espectáculo, y otra central, en la que se proyectaban imágenes de desiertos, constelaciones y nubes.

Desde los primeros compases, Springsteen no dejó de acercarse a las primeras filas para sentir de cerca a sus seguidores. Tanto fue así que, en uno de los momentos más aplaudidos de la noche, el 'Jefe' le prestó el micrófono a un niño que, sin ninguna vergüenza, cantó el estribillo de Waiting on a sunny day para después subir al escenario junto a su ídolo.

El rockero de Nueva Yersey sabe cómo ganarse a la audiencia sin escatimar energía y con mucha simpatía. Bruce le pidió al público de Bilbao "liarla con música, espíritu y ruido" e improvisó el repertorio aceptando varias peticiones llegadas desde pancartas.Así, interpretó Santa Claus is coming to town o la mítica Thunder Road acompañado de su armónica.

El resto de los integrantes de la banda también brillaron en la intensa noche bilbaína. Max Weinberg, Clarence Clemous, Steve Van Zandt o Nils Lofgren, compartieron este concierto con el público del San Mamés.

Durante tres horas de concierto, Springsteen, con sus 59 años, no dejó de moverse ni un sólo minuto. El rockero se retiró del escenario durante unos minutos para luego regresar al escenario con fuerzas renovadas y acometer la última parte de la actuación con una versión de You never can tell, de Chuck Berry, y el tema Dancing in the dark, en el que compartió pasos de baile con una incrédula seguidora.

Con una marchosa Twist and shout, adaptada a La bamba, terminó una larga noche en la que 36.000 gargantas no dejaron de acompañar ni un instante a un siempre apasionado Springsteen, que se despedió de su público con un "¡Muchas gracias Bilbao, os queremos!".


Sobre esta noticia

Autor:
Alfapc (798 noticias)
Visitas:
4503
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.