Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Iskander Jr. escriba una noticia?

Soy adicto pero no dependiente

18/07/2010 12:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las drogas representan el mayor de los fracasos de una sociedad que presume de ser civilizada. Ser adicto significa depender de algo que no controlamos. Entrar es fácil, salir imposible para muchos salvo por la muerte

El 98% de las personas que toman cualquier tipo de drogas, bien sea “chocolate”, “maría”, coca, heroína, pastillas, … o simplemente tabaco, dirá, sin lugar a dudas, que “todo está controlado” y que podrán dejarlo cuando quieran (podrían, pero no lo harán). Como mucho, la mayoría dirán que son adictos pero no dependientes, y sobre ellos van estas líneas.

Con las drogas, y siempre que hablemos de dejarlas, y al igual que cuando intentamos mejorar nuestra vida, lo difícil es dar el primer paso; el segundo y siguientes serán más fáciles. Pues bien, el primer paso para un drogadicto, un adicto a las drogas, es reconocer su adicción, su dependencia. A partir de ahí les espera un duro camino para superarla, pero la meta bien vale el esfuerzo.

La droga, aunque es algo tan viejo como la vida misma, representa lo peor de una sociedad, el fracaso de una civilización en la que la carencia de valores morales y sociales ha venido llevando a la ruina personal y familiar a millones de jóvenes, hombres y mujeres de todas las clases, sin importar su educación y posición económica.

Pues bien, el primer paso para un drogadicto, un adicto a las drogas, es reconocer su adicción, su dependencia

Cada drogadicto es una historia de dolor y soledad. La falsa imagen de felicidad y de evasión que transmite la droga en su primer momento, deja paso a continuación a la insatisfacción y a la necesidad de más y más, pese a quien pese y a costa de lo que sea. Es esta adicción la que lo hace dependiente, a su vez, de la misma. Es el círculo vicioso que parece no tener fin.

Cada persona es un mundo y nadie es nadie para juzgar los inicios en los que alguien se convierte en un drogadicto. Podrá tener todo el apoyo familiar y social, pero nunca saldrá de la droga si él, por sí mismo, no quiere salir de ella; si él, por sí mismo, no reconoce su dependencia y da su primer paso. Sin ese primer paso, difícil pero alentador, jamás saldrá del mundo de la droga.

Antonio Javier Navas y Millán


Sobre esta noticia

Autor:
Iskander Jr. (27 noticias)
Visitas:
7753
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.