Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

"Sor Internet", expulsada del convento por la conspiración de las monjas keniatas

17/02/2011 12:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mª Jesús Galán vio la fama por su manejo de la red

"Sor Internet", expulsada del convento por la conspiración de las monjas keniatas

CARLOS ISERTE

La monja María Jesús Galán, más conocida en la red por el sobrenombre de “sor Internet”, ha sido expulsada del convento de Santo Domingo El Real de Toledo, como ella anunciaba en su Facebook, donde reconocía estar en el paro a consecuencia de la conspiración del lobby de las keniatas, un grupo de dominicas, “ que no tienen vocación, pero vienen a coger dinero para las familias”, denuncia la parada María Jesús Galán, que se ha dejado el “sor” por el camino y que en la actualidad busca trabajo y engrosa la abultada lista del Inem.

“ Hoy me han echado del monasterio. Hay unas keniatas que me han hecho la vida imposible. La envidia ha jugado mala pasada y han ganado ellas. Hoy fue el delegado de vida religiosa y junto con la priora y otras dos monjas han decidido que yo me marchara para que quedaran tranquilas las keniatas. No tienen vocación, pero vienen a coger dinero para las familias...” . Así anunciaba en su muro de Facebook María Jesús Galán Vera, “ sor Internet” para la red, su expulsión del convento de Santo Domingo El Real de Toledo.

En la cola del Inem

En su mismo Facebook, bloqueado en ocasiones por la masiva entrada de internautas, notifica que irá a apuntarse a las listas del paro del Inem (Sepecam en Castilla-La Mancha), porque no sabe si la decisión de la priora de apartarla de la vida monacal lleva consigo su pérdida de condición de monja de clausura o si puede o no ingresar en otro convento de la orden Dominica.

Una lágrima en vez de los hábitos

El disgusto de “ sor Internet” es secundado por cientos de personas que han colgado en el muro de su Facebook textos de apoyo y de protesta. En la misma página, María Jesús Galán ha cambiado su tradicional foto de perfil en la que aparecía siempre con sus hábitos de monja, y ahora su imagen es una lágrima, aunque asegura que la volverá a sustituir cuando encuentre un empleo.

No saben, no contestan

Por su parte, el Arzobispado de Toledo echa balones fuera y circunscribe la situación de “ sor Internet” al ámbito estrictamente monacal, ya que en el convento de Santo Domingo El Real “ manda” la priora, en paradero desconocido. Según han declarado a ELPLURAL.COM, las monjas del convento no tienen nada que decir y se limitan a comentar que, “ allá ella lo que diga de nosotras, y si quiere hacernos daño tendrá que rendir cuentas a Dios” .

“ Nací feliz y moriré feliz”

Sor María Jesús Galán se sentía feliz en la red, aseguraba que “ Dios se encuentra también en Internet” , y ella misma se considera una persona afortunada porque “ nací feliz, vivo feliz y moriré feliz..., a pesar que me echaron del monasterio por tres keniatas ambiciosas” . Pero como no hay mal que por bien no venga, tal vez ahora, “ sor Internet” pueda cumplir el sueño de toda su vida: “ Visitar Londres y Nueva York” .

Placa al Mérito Regional

Sor Internet se hizo famosa el año pasado al recibir la Placa al Mérito Regional por el Fomento de las Nuevas Tecnologías que entrega el gobierno de Castilla La Mancha, en reconocimiento al trabajo de la religiosa en la digitalización de los fondos documentales del convento, donde vivió más de 35 años, y al que dedicó muchos esfuerzos en catalogar el archivo monacal, que consta de miles de libros y más de tres mil documentos.


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
6387
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.