Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Soportó Colom en 2009 crisis generada por crimen de Rosenberg

25/12/2009 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El caso Rosenberg, una ejecución a cargo de sicarios en la que se incriminó al presidente de la República, conmocionó en 2009 a Guatemala e hizo tambalear al gobierno de Alvaro Colom, según analistas y dirigentes políticos. Colom aseguró en fecha reciente que superó el "tsunami político", levantado tras las acusaciones hechas antes de morir del abogado Rodrigo Rosenberg, situación que amenazó la estabilidad del gobierno guatemalteco este año. El prominente abogado murió acribillado cerca de su residencia en un sector exclusivo de la ciudad de Guatemala el 10 de mayo. Tres días antes del ataque, filmó un vídeo en el que acusó de su eventual ejecución al presidente. Las incriminaciones alcanzaron a parte del primer círculo de colaboradores del gobernante, como la primera dama, Sandra Torres, responsable de los programas sociales del gobierno, y el secretario privado presidencial, Gustavo Alejos. Rosenberg también responsabilizó a la pareja presidencial y a sus funcionarios de los asesinatos de los empresarios Khalil Musa y su hija Marjorie, ocurridos el 14 de abril en una transitada avenida de la capital, en un hecho que sigue sin resolverse. Los señalamientos de asesinato, narcotráfico, lavado de dinero y corrupción contra la pareja presidencial y cercanos colaboradores, desataron una de las peores crisis políticas, pese a que el abogado no dejó pruebas de sus acusaciones. El escándalo conmovió al país y puso en riesgo la continuidad de Colom en la presidencia de la República (2008-2012), según admitió el propio gobernante, quien denunció una conspiración en su contra orquestada por poderosos grupos económicos y políticos. Cuatro meses después del asesinato de Rosenberg, el 11 de septiembre, el titular de la CICIG, el jurista español Carlos Castresana, anunció la captura de los sicarios y dio por concluido el caso en la parte de la autoría material del crimen. Los 11 presuntos asesinos de Rosenberg -entre quienes figuran ex policías que integraban una banda del crimen organizado y además fungían como sicarios- son procesados en un tribunal capitalino. El jefe de la CICIG puntualizó que la investigación sigue abierta, pues se trata de una banda con muchas ramificaciones del crimen organizado, y aseguró que el caso continuará hasta dar con los autores intelectuales del asesinato. Según el analista político Alvaro Pop, en el caso Rosenberg "hubo una mezcla de intereses empresariales, corrupción gubernamental y luchas político-partidistas. Se trata de un asunto bastante tenebroso en el contexto de país". En declaraciones a Notimex mencionó que "se percibió que la presidencia de Colom realmente estuvo en riesgo. La magnitud del escándalo fue mayor, pues la acusación contra el presidente era terrible, en una imagen que dio la vuelta al mundo". Pop estimó que "grupos económicos poderosos que participaron en otros gobiernos pudieron estar tentados a motivar un desenlace (golpe de Estado) contra el presidente Colom". La amenaza venía de "intereses espurios y de acuerdos bajo la mesa", opinó. El general retirado Otto Peréz Molina, líder del principal partido de oposición, declaró a Notimex en su momento que Colom se "sintió superior a la ley" y se empecinó en no dejar el cargo de manera temporal mientras se investigaba el caso. En tanto transcurrían las investigaciones, un diario local reveló que el chofer y guardaespaldas de Rosenberg, un presunto prestanombres identificado como Luis López Florián, aparecía como representante legal de 22 empresas que serían propiedad del abogado. Medios locales estimaron que al filmar el vídeo, Rosenberg habría buscado vengarse del presidente, luego que una de sus empresas -a nombre del chofer- perdió un contrato millonario con el Estado en favor de Gregorio Valdés, financista de campaña de Colom. En el crimen de Rosenberg "estamos viendo que el crimen organizado, narcotráfico, clientelismo político y tráfico de influencias, están destrozando el poco Estado que tenemos", sostuvo Pop, quien abogó por el pleno esclarecimiento del caso.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1452
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.