Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Postcefalu escriba una noticia?

Sombras

15/06/2011 23:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageCuatro días antes del fatal accidente de tráfico que acabó con la vida de F. W. Murnau en la dorada California, muere en el frío Berlín, olvidado desde entonces,   otro de los grandes arquitectos del cine silente.Aún hoy día corren extraños rumores - exentos del morbo que rodea a las circunstancias de la muerte de Murnau, con el que tiene inquietantes paralelismos,   ninguno más por desgracia en relación a la  gloria que les contempla  - acerca de  las razones por las que  Lupu Ludwig Pick, con  45 años  perdió la vida  aquel  7 de marzo de 1931  y su mujer y actriz principal,   Edith Posca, decidió terminar con la suya  unas semanas después. No sé qué credibilidad, imagino que escasa o nula,   puede tener uno de los más extendidos, que apunta a la irrupción del cine sonoro como motivo de la depresión en que se sumió este cineasta efectivamente radical, uno de los máximos defensores de la supremacía del cine mudo sobre cualquier otra evolución posterior, que no quiso o no pudo comprobar si engrandecería su arte,   siempre empeñado en reducir todo lo posible o eliminar completamente cuando era posible toda clase de intertítulos. La imagen lo debía ser todo.No en vano su único film sonoro, "Gassenhauer" de 1930 (o eso se cuenta,   parece imposible verlo hoy día) presentaba una intencionada descoordinación de imagen y sonido, jugando con la posiblidad, que nadie más que yo sepa imaginó, de contar con la  banda sonora  como si de otro efecto más se tratase, no como fuerza motora de una transformación del cine en  un nuevo vehículo narrativo.  De su  trabajo anterior y salvo el más o menos conocido y  restaurado precisamente por la FWMurnau Stiftung  "Scherben", su famoso hito expresionista (sin serlo: es sobre todo una obra maestra del realismo), pocas huellas medianamente decentes de calidad quedan del cine de Lupu Pick.

"Scherben"  debería reponerse en todas partes aprovechando que puede presentar  por fin su verdadera cara.

Su inteligente dosificación de calidez humana frente a la desesperación en un mundo inhóspito, hace añorar ver cómo sería su "Oliver Twist" de 1922.La  Filmoteca Española, por no sé qué  casualidades, guarda por otra parte en sus archivos una  versión de "A knight in London", una comedia de enredos llena de ideas que amplían incluso el registro conocido  de su cine, elevando la expectativa.

imageEl otro film además del excepcional "Scherben" que puede dar una idea fiel del potencial  cinematográfico de este ignoto rumano-austriaco por  conservarse  en el  estado  que merece es "Napoleon auf Sant Helena", penúltimo peldaño de su carrera en 1929 y del que apenas puede encontrarse información  más allá de figurar como (y no es el único) proyecto irrealizado de Abel Gance."Napoleon auf Sant Helena" debía haber sido una especie de  epílogo al  famoso film de Gance sobre el personaje francés por antonomasia, que aspiró a retratarlo integralmente, de la cuna a la tumba y en los títulos de crédito figura presidiendo su nombre como autor de la idea y el guión, quedando relegado el de Pick a un "segundo plano", la rutinaria mise en scène.Lupu Pick, que imagino que no debía estar en posición de rechazar nada,   en lugar de cumplir el trámite o tratar de aproximarse a lo que pudo tener en mente el gran  Gance sobre este episodio final de la vida del Emperador corso, se empeña en  contravenir el enfoque  hagiográfico.    Un poco como Allan Dwan en la mágica "The Iron Mask" - de hecho no anda lejos el tono de lo narrado del de  otra obra de Dumas como es "Le Comte de  Monte-Cristo" -, Lupu Pick se acerca  al crepúsculo de  la vida del que fue  un gran hombre,   exiliado, retirado forzosamente de la aventura que fue su razón de ser con una  mirada  resistente y llena de vigor a sabiendas del negro destino - hasta en el uso de la música: la  Sinfonía Eroica de Beethoven en lugar de la más previsible, la  Quinta; música de la que es necesario prescindir para no tener que escuchar la  voiceover que machaconamente subraya todo lo que sucede, haya o no  rótulos sobre la pantalla  -, como una última misión que debía cumplir con dignidad para alcanzar una paz que no hubiese firmado con nadie: la de su espíritu, la que se debía a sí mismo.

Más sobre

Los exteriores rodados en la misma isla del destierro, son de una belleza  flahertyana.image"Sylvester" en 1924, aunque sólo sea posible verla como un fantasma hecho jirones,   se adivina como  deslumbrante, el film que debería otorgar a Lupu Pick un puesto entre los  directores importantes  de  su época junto a "Scherben".Se publicaron hace muchos meses unos impolutos fotogramas pertenecientes a la copia en proceso de restitución que en vez de calmar el hambre, la despiertan aún más visto el retraso que acumula su edición.

Secretamente ambiciosa, a medio camino entre el Griffith más apegado a PoeBrowning y el fugaz Grüne o el Murnau de "Der letzte mann" (que Pick también debía haber dirigido, completando la trilogía  concebida por  Carl Mayer), "Sylvester" parece sin embargo no aspirar más que a ilustrar una  inopinada tragedia que acontece en la trastienda de un bar la Nochevieja de (presumiblemente) 1923, dejando que sean  los suntuosos travellings de aproximación arriba y abajo de las calles la parte más espectacular de cara al espectador.

Llena de  misterio y violencia,   sorpresiva en su moderna, exasperante dilación (su parte álgida, casi veinte minutos de  tensa y desconcertante inacción donde rigen las pesadillas ya la hubiese querido para sí mismo  un Georges Franju) y con un plano final anticipatorio del que cierra  uno de los más famosos films de terror de los sesenta, esta insólita  película parece la obra en que más lejos pudo llegar Lupu Pick en la definición de un estilo propio,   si es que tal cosa alguna vez se aproximó al trasiego de  imágenes que bullían en su cabeza.


Sobre esta noticia

Autor:
Postcefalu (196 noticias)
Fuente:
postcefalu.blogspot.com
Visitas:
2437
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.