Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juka escriba una noticia?

La "sólida" convicción monógama

07/05/2009 00:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como todos los debates sociales el de la poligamia se presenta agrio y polémico

Valga mejor que nunca los “polis” griegos y aun recuerdo la última carcajada fruto de la misma polémica que apenas empieza, alguien en un foro de Internet cantaba las excelencias del mundo heleno clásico y de Platón (polígamo recalcitrante, en realidad para algunos expertos Platón por si mismo no existe más que como voz que recoge la vida y enseñanzas de su maestro Sócrates). Aquello de amor platónico a la persona que planteaba los inconvenientes le sonaba a la más pura y rosa monogamia, y es que se suele confundir el amor en el mundo de las ideas con el amor de quinceañero pero ese es otro debate. La carcajada ocurrió porque aquella persona se convencía de la absoluta monogamia de los antiguos griegos cuando lo cierto es que si el término “polígamo” y “poligamia” se acuñó en la antigua Grecia como el de “democracia” no fue solo por un empeño estéril en nombrar cosas o modos de vida que no existían y de manera más que evidente.

El debate social apenas empieza, otras formas de amor se quieren abrir paso y salir no ya del armario sino de todas las catacumbas, no molestan a nadie, son relaciones consensuadas y no impuestas, y se trata de adultos libres ejerciendo un acto de democracia, los ingredientes habituales para que sean rechazados, aun nadie se explica por ejemplo una pareja formada por tres personas. El razonamiento parece obvio: “Si a mi me resulta incapaz lograr armonía y expresión en el amor con una sola pareja ¿Cómo diantres voy a lograrlo con más de una?”.

Y entonces los defectos parecen no ser tanto de la poligamia en sí misma sino del interior de cada persona.

En mi opinión los últimos grandes debates políticos que han convulsionado la vida política española han sido el del aborto primero, el de los GAL o el derecho que tiene el Estado para protegerse del terrorismo con las mismas armas, y el de las bodas homosexuales; con la victoria en dos ocasiones del partido socialista y solo en una de los conservadores y vaticino que dentro de poco será el de la poligamia, no por nada en especial sino porque todos los pueblos padecemos, poseemos, nos enriquecemos de los atavismos y gozamos de una gran desconocida llamada “memoria genética” que además de individual suele pertenecer a lo que se conoce como “memoria colectiva” y guste o no guste la historia de la humanidad al 99% de su denso tiempo corresponde a las formas de vida polígamas y hay que reconocer que seguimos viviendo en un modelo social heredado e impuesto por Roma, aquel imperio romano fastuoso y todopoderoso que dio las mayores y más perfectas lecciones políticas después de los Griegos. Nuestro derecho es romano, nuestro sistema político tiene las mismas bases (¿les suena el senado y los senadores?), nuestra economía que diferencia banca pública y privada, y nuestro sistema social y vida cotidiana de idéntica manera es y ocurre al modelo impuesto por Roma; ¡hasta la religión fue heredada de Judea!, una provincia del imperio romano. ¿Aun se creyó alguien eso de un hombre muy muy bueno tan bueno para que lo siguieran otros y crearan discípulos por el simple hecho de que era bueno y noble?.

Generalmente todos ya sabemos donde terminan “los hombres buenos y nobles” no solo crucificado sino ignorado del resto de la sociedad y con menos trascendencia que el mayor de los peligros, el de la decisión propia sobre la propia vida.

En sociedad ocurre lo que califican los sociólogos como “ruido” al hablar de las mismas cosas y planteamientos sin que nadie pueda ponerse de acuerdo, así se critica la poligamia desde una vocación abiertamente polígama y se cantan las excelencias de la monogamia con unos planteamientos no solo pobres sino descerebrados, está ocurriendo exactamente igual que cuando aquellas “sólidas” convicciones de la sociedad en el debate del aborto.

En aquellos años la entonces periodista Maruja Torres entrevistó a Isabel Pantoja, cantante folklórica del folklore más rancio y recalcitrante español y considerada un buen ejemplo de los sectores más reaccionarios. La entrevista en mi opinión fue de las mejores que se han podido conocer en prensa española en mucho tiempo. Cuando la periodista pidió su opinión a la cantante sobre la ley que el gobierno pretendía aprobar reguladora de la interrupción del embarazo o más conocida como “Ley del aborto” esta poco menos que se partió las vestiduras y aportó un NO rotundo y su más firme oposición pero el dialogo transcurrió después en estos aires:

-Isabel, piensa por un momento en una adolescente violada y forzada ¿debe alumbrar ese hijo no deseado producto de un acto de fuerza si se puede interrumpir en las primeras semanas?.

-No por Dios que no, ¡pobre criaturita mia!. En ese caso claro que sí, es que me pones unos extremos.

-Yo no los pongo Isabel, ocurren así a diario en nuestra sociedad y por desgracia nacen y deben soportar el rechazo de todo el mundo, hasta de la propia madre. Piensa por ejemplo en el caso de un embarazo que le va a costar la vida a la madre, ¿es licito seguir empeñado en alumbrarlo?.

-¡Ay por Dios que tampoco!, pobre mujer, no puede morir nunca. ¡Es que me pones unos planteamientos!.

-Los que ocurren a diario Isabel, piensa por ejemplo en el caso de un feto con malformaciones ¿es lícito no interrumpir el embarazo cuando estamos a tiempo?.

-¡Hija claro que no! Es que me pones unos planteamientos muy duros.

-Pues ¡esos!, esos son los supuestos que contempla la nueva ley del aborto, ni más ni menos, ¡solo esos! Porque hasta ahora todas esas personas vienen obligadas a sufrir esas condiciones de vida.

Aquella “firme” convicción en contra del aborto me recuerda mucho ahora la firme y sólida convicción monógama al argumentar como defensa del más caduco y corrupto sistema del amor cosas como “compañía para la ancianidad”, “peligro de contagio de enfermedades de transmisión sexual fruto de la promiscuidad”, “amor platónico”, “fidelidad y lealtad”, “realización en el amor”, etc cuando olvidan que nadie afirmó aun que en las familias polígamas el final de la vida llega solo y sin compañía (poca compañía!! para las carcajadas más sanas y es que como ellos mismos dicen en sus “slogans” Polygamy loves company, los polígamos aman la compañía), que la vida sexual en las familias polígamas sea promiscua y se confunda con el “poliamor” o con otras formas pseudopolígamas y que el sentido del amor no sea el de la posesión, sean infieles y para colmo no se realicen en el amor. Cuando precisamente en monogamia estamos ante eso de “dime de que presumes y te diré de que careces” alcanzando la ancianidad con el sabor amargo contra la humanidad contra los cuernos, las traiciones y el sabor más rancio de la soledad, dejando a Platón a la altura de los charcos confundiendo expresión con realización y portando todas las enfermedades habidas y por haber fruto de infidelidades que ya se han hecho costumbre.

Precisamente el único argumento que le queda a esta sólida convicción monógama parece ser el de la paternidad responsable y de nuevo se deshace con un sentido impecable de educación en armonía por parte de las familias polígamas. El debate apenas empieza y se promete la lucha entre los sectores más progresistas de la sociedad y los más conservadores, realmente los monógamos necesitarán buscar mejores argumentos y realmente los polígamos necesitarán esforzarse en alejarse a toda prisa de esos raptos de ideología que ya han empezado a aparecer como los inventos del “poliamor” que solo tienden a confundir a la opinión pública.


Sobre esta noticia

Autor:
Juka (8 noticias)
Visitas:
5301
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.